(ABI).- El presidente Evo Morales convocó el domingo por la noche a la oposición a dejar de lado la confrontación y sumarse al trabajo conjunto por Bolivia para ejecutar proyectos y programas de desarrollo que tengan consenso, al expresarles su reconocimiento al derecho a discrepar en ejercicio pleno de la democracia.

Casi en el epílogo de su alocución frente a una multitud de simpatizantes en la Plaza Murillo, luego de conocerse los resultados preliminares de los comicios generales en el país, Morales envió un mensaje claro a la oposición para tirar el carro por el mismo lado y debatir cualquier asunto relacionado al desarrollo boliviano.

“A nuestros opositores les decimos que vengan para que trabajemos con ellos por Bolivia. Saben, soportamos con mucha paciencia, no hay por qué recordar, por eso convocamos a ellos. Tienen derecho a discrepar, pero por encima de eso está nuestra querida Bolivia”, dijo.

El mensaje democrático se extendió a la promesa de aprobar o rechazar programas según el debate, sin importar si los proponentes son del partido de gobierno o no.

“Si algún programa está mal y lo rechazan, lo vamos debatir. Que nos propongan. Si está bien lo aprobamos”, señaló, al recordar que convocó muchas veces a todos los alcaldes del país para trabajar por el desarrollo de las zonas rurales y urbanas “sin preguntar si es del partido (oficialista) o no. Así nos hemos ganado la confianza de toda Bolivia y por eso hemos ganado estas elecciones”, matizó.