(ABI).- El presidente Evo Morales inauguró el lunes las operaciones comerciales de la Línea Amarilla del teleférico, la segunda después de la Línea Roja, que unirá por aire la ciudad de El Alto y la zona Sur de La Paz en un viaje de 16 minutos y 30 segundos.

Morales llegó pasadas las 8h00 a la estación Libertador, ubicada en la Curva de Olguín, en la zona Sur de La Paz, donde dio inicio a las operaciones, luego se trasladó en una cabina hasta la estación Mirador de Ciudad Satélite, en El Alto.

En el acto de inauguración, en la ciudad más joven del país, manifestó que “una nueva alegría entregar la Línea Amarilla para la ciudad de El Alto y La Paz (…) nunca jamás podemos sentirnos como un país pequeño tenemos derecho y como vamos bien economicamente ahora podemos financiarnos nosotros mismos esta clase de obras”.

La Línea Amarrilla es la más larga del teleférico con una longitud de 3.883 metros y atraviesa cuatro estaciones: Mirador (Ciudad Satélite de El Alto), Buenos Aires (Tembladerani), Sopocachi y Del Libertador (Curva de Holguín-Obrajes), las tres últimas en la ciudad de La Paz.

Según dijo ayer el gerente de la empresa Mi Teleférico, César Dockweiler, esa línea tiene 169 cabinas y atravesarán 31 torres, desde la ciudad de El Alto hasta el ingreso a Obrajes (en el sur de La Paz), en aproximadamente 16 minutos y 30 segundos.