Santa Cruz, (ABI).- El vicepresidente Álvaro García Linera anunció el martes, en Santa Cruz, que el Gobierno recusará la decisión de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), que dispone indemnizar a la empresa Jindal Steel Bolivia con 22,5 millones de dólares por el cobro de boletas de garantía en 2010.

“Evidente que vamos a recusar esa decisión y vamos apelar a los tribunales que correspondan para defender los intereses del Estado boliviano”, dijo en un contacto con los periodistas.

Jindal Steel Bolivia afirmó el pasado fin de semana, en un comunicado, que la CCI falló a favor de esa empresa, subsidiaria de la india Jindal Steel y Power, en el proceso arbitral por 22,5 millones de dólares contra la estatal Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM).

Esa compañía inició un arbitraje ante la CCI de París contra la ESM, con el objetivo de recuperar 18 millones de dólares, más intereses, de dos boletas de garantía que se les ejecutó en 2010, por la falta de renovación de la garantía.

Ayer, el ministro de Minería, César Navarro, según un reporte de radio Fides, dijo que el Gobierno boliviano no comparte las decisiones que priorizan capitales privados, por encima de los intereses de pueblos y Estados.

“No compartimos este tipo de acciones y decisiones que piensan en el capital privado y no piensan en beneficio de los pueblos y los Estados. Reitero vamos a hacer conocer nuestra posición oficial en las próximas horas”.

Entre tanto, el abogado de la empresa privada, Jorge Valda, citado en el portal digital Oxígeno, dijo que “Bolivia tiene el plazo de 10 días para pedir aclaraciones y alguna enmienda a la determinación final y tiene el plazo de 30 días para dar cumplimiento exacto al fallo de la Corte de Comercio Internacional”.