(ABI).- El Ministerio de Economía estableció a primera hora del jueves que no ha perfilado ni existe como tal ninguna norma que reconozca o que apunte al pago en bolivianos de servicios y bienes que se adquieren en el sistema financiero local y menos que afecte depósitos en moneda extranjera.

“No existe ningún Decreto Supremo que se esté tramitando para su aprobación que señale que el pago de todos los bienes y servicios que se adquieran en el país tengan que ser pagados en moneda nacional, es decir, en bolivianos, por lo tanto reiteramos que el Ministerio encargado de velar por el estricto cumplimiento de las políticas económicas en el país no reconoce que exista en curso ninguna norma en este sentido”, aclaró en un comunicado enviado a la ABI.

La posición del Ministerio se registró después que el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB, emisor), Marcelo Zabalaga, dijera haber sido de contexto cuando, la víspera, formuló declaraciones en torno a la bolivianización de la economía.

Zabalaga indicó que la bolivianización es una realidad que ha logrado cambiar positivamente el comportamiento de los agentes económicos que llevan a cabo transacciones en moneda nacional, debido a la fortaleza y confianza que ésta ha logrado.

La bolivianización es una realidad positiva para la economía gracias a la política de incentivos que se ha desarrollado, dijo Zabalaga durante la Audiencia Parcial de Rendición de Cuentas 2014 del BCB.

Actualmente, muchos sectores conocen las ventajas de utilizar la moneda nacional como dinero único para concretar transacciones comerciales o financieras, lo cual no significa que la gente no pueda seguir usando también el dólar de acuerdo a sus necesidades.

De hecho, la economía boliviana se caracteriza de otras porque no existen restricciones en el uso del dólar o de otras monedas. Y nos ha ido muy bien con esta política, agregó el titular del BCB.

Sin embargo, la población en general debería ser consciente de las ventajas de usar la moneda nacional porque una cosa es cuan bolivianizados estamos en el bolsillo, y otra cosa es cuan bolivianizados estamos en la cabeza, dijo.

Datos del BCB, al 30 de junio de este año, establecen que el 90,1% de la cartera de créditos y el 87,6% de los depósitos dentro del sistema financiero se encuentra en moneda nacional o boliviano.

La política de bolivianización consiste en la apreciación de la moneda nacional (boliviano), mediante la ampliación del spread cambiario, modificaciones al encaje legal, reformas al impuesto a las transacciones financieras, además de las campañas informativas realizadas para el efecto, de acuerdo al BCB.

El ministro de la Economía, Luis Arce, se referirá al asunto en una conferencia de prensa pautada a las 10h00 de este jueves en su despacho.