Al margen de la urgencia de obligar al Estado sionista detener la masacre en Gaza, la guerra es la única solución para resolver el conflicto entre el pueblo de Palestina y el Estado de Israel. No puede haber camino pacifico entre una fuerza criminal que mata niños, ancianos y cientos de civiles palestinos. No puede haber paz con una fuerza sionista-hitleriana que desde el 1948 roba los territorios y asesina masivamente a los ciudadanos palestinos. La «tierra prometida » de los sionistas, es sinónimo de grandes masacres y genocidios de los pueblos de Medio Oriente.

La masacre que se inició el 7 de julio y hasta el día de hoy (22 de julio) 600 civiles palestinos han sido asesinados, entre ellos niños amputados, mujeres destrozadas, y hospitales y hogares destruidos a mansalva. Más de 4 mil personas gravemente heridas y 100 mil habitantes de Gaza desplazados. Los agresores israelíes no aceptan ningún tipo de negociación. Han rechazado la propuesta mínima de los representantes políticos de Gaza para poner fin el conflicto (Ver más abajo la propuesta).

El objetivo del sionismo, es apoderase del terrario de Gaza, someter a su población y exterminar el mayor número posible de habitantes palestinos. Por ello los soldados israelíes atacan hospitales, escuelas y viviendas desguarnecidas. Aquí no se trata de una guerra entre dos ejércitos, ni entre dos fuerzas militares. Esto es una agresión criminal contra un pueblo cercado por un Estado militar (Israel) considerado una de las 10 potencias militares del mundo.

El plan para exterminar la población palestina, viene desde 1948. Solo en la última década, el Estado sionista ha ejecutado varios planes de exterminio de palestinos. En el periodo que va desde el 2004 al 2014, Israel ha puesto en práctica varias incursiones sangrientas en Gaza, que dejó más de 2000 civiles palestinos asesinados. Benjamín Netanyahu-Primer ministro Israel ha dicho con cinismo: “No pondremos fin a esta operación hasta que hayamos alcanzado todos los objetivos (…) Israel no eligió este combate”. Ayelet Shakad, parlamentaria israelí (representante del partido The Jewish Home o la Casa Judía), en pleno ataque contra Gaza ha declarado: “Detrás de cada terrorista se encuentran docenas de hombres y mujeres sin los cuales él no podría involucrarse en el terrorismo. Todos ellos son combatientes enemigos y ciertamente deben morir. Esto incluye, también, a las madres de los mártires que envían a sus hijos al infierno entre flores y besos. Los hijos de los hijos deberían seguir; nada sería más justo. Deben desaparecer, como asimismo los hogares donde se cría a las serpientes. De no ser así, muchas más serpientes pequeñas serán criadas”.(Fuente: periodista Mira Bar Hillel, Palestina Libre).

Los operativos sangrientos de Israel se han denominado de diferentes maneras, pero cada uno de ellos han sido mortales para los palestinos. El 2004 Israel ataco dos veces Gaza y dejó 124 palestinos muertos (civiles, entre ellos niños) y más de 500 heridos. En el 2006 lanzó varias operaciones, entre ellas, la operación «Lluvias de verano”. Fueron asesinados 165 civiles palestinos. Después se ejecutó la operación «Columnas de Sansón” (22 palestinos masacrados), operación «Nubes de Otoño” (50 palestinos asesinados). En mayo del 2007 Israel atacó Gaza durante 9 días. El resultado fue 31 muertos y varias centenas de heridos. El mismo año, en junio Israel volvió a masacrar la población de Gaza. Resultado 15 palestinos asesinados. El 2008, se inicia este año con un ataque de Israel, cuyo resultado fue 20 pobladores de Gaza eliminados. En febrero de este mismo año, Israel ejecuto la operación “operación invierno caliente” que dejo 120 palestinos asesinados. El mismo año, en abril, Israel vuelve l ataque. Asesinados 20 palestinos, entre ellos 5 niños.

Entre diciembre y enero del 2009. Israel ejecuta la operación «Plomo Fundido» que dura 3 semanas. Más de 1,300 civiles palestinos asesinados, entre ellos 40 niños y 5,000 heridos. El 2012, las tropas militares de Israel atacan dos veces Gaza. En total se contabilizan 196 palestinos asesinados en dos operaciones (en marzo 26 personas) y el operativo (noviembre) “Pilar Defensivo”, que en 8 días de ataque israelí deja 170 muertos y 1,300 heridos. Así se llega al 2014, y en julio de este año Israel ejecuta la operación «Margen Protector» que hasta la actualidad ha dejado más de 600 pobladores de Gaza asesinados y 4 mil heridos.

La mutación hitleriana de Israel. Guerra imperialista

Lo que ahora hace el Estado sionista, es lo mismo que hizo Hitler durante la segunda guerra mundial con los judíos. Si los nazis usaron los campos de concentración y las cámaras de gas para exterminar judíos, ahora Israel utiliza las armas más modernas entregadas por los Estados Unidos, Francia y otros países para exterminar palestinos. Si Hitler, contó con la complicidad de muchos gobiernos europeos y de la “sociedad occidental y cristiana” de Europa (Francia, Bélgica, España, Italia Hungría, etc., etc.), Israel, tiene el apoyo directo de los Estados Unidos, Francia, y sobre todo de la Unión Europea (UE), incluidos los eurodiputados que en pleno conflicto Palestino-Israel, se fueron a la playa de vacaciones.

El Estado sionista cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y sus satélites supuestamente llamadas defensoras de los derechos humanos, como Amnistía internacional y otras, cuyos pronunciamientos son textos ridículos y esconden su aprobación a la masacre en Gaza. Por ejemplo Amnistía Internacional (AI), en una carta a la ONU acusó a ambas partes del conflicto en Gaza de cometer “crímenes de guerra”. Junto a ello exigió una “investigación internacional sobre las violaciones de los derechos” y poner en el banquillo de los acusados a Israel y a los “grupos armados palestinos”.

El títere Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU, solo atino a “pedir moderación a Israel”, y “proteger a los civiles palestinos”. “Defendemos el derecho de Israel a hacer lo que tiene que hacer para llegar a esos túneles (donde opera Hamás)”. Ha dicho John Kerry, secretario de Estado norteamericano. El presidente de EEUU, Barack Obama, señaló que “Israel es una nación agredida que, tiene derecho a defenderse frente a los palestinos”. El primer ministro británico, David Cameron, dio su apoyo al derecho de Israel a tomar una acción para defenderse de los ataques con cohetes de Gaza”. Francois Hollande, el presidente “socialista” de Francia llamó por teléfono al primer ministro Benjamín Netanyahu, para brindarle el apoyo de Francia, a las medidas que tome Israel “para proteger a su población frente a los ataques con cohetes desde la Franja de Gaza”. El mismo tono para defender a Israel y apoyar la matanza en Gaza fue utilizada por Agela Merkel (Alemania), España, y otros gobiernos reaccionarios.

La violencia usada contra la población de Gaza está concebida como parte de las guerras imperialistas de la actualidad para dominar el mundo. La agresión contra Gaza, está configurada en el diseño geopolítico llamado «Gran Medio Oriente» estructurado años atrás por los EEUU para dominar esta región. En perspectiva los blancos más inmediatos son: la liquidación de Palestina y los “terroristas”. Seguidamente serán Irán y Siria que han escapado al control de norteamericana. Israel que sirve de base militar de EEU.UU, es la punta de lanza para preparar las condiciones para avanzadas militares que en el contexto actual de agresión imperialista mundial, podría en perspectiva culminar en un enfrentamiento con Rusia que como potencia imperialista ambiciona también la dominación de una parte de esta región rica en petróleo.

La guerra como recurso de dominación de un pueblo ha sido y sigue siendo, el método principal de todo agresor colonialista – imperialista. La esencia del imperialismo es la guerra por dominar pueblos y territorios. Frente a esta situación la guerra de liberación del pueblo Palestino tiene que nutrirse del espíritu del internacionalismo y de la colaboración entre los pueblos. Los pueblos árabes y otros de medio Oriente tienen que unirse para enfrentar la maquinaria de guerra de Israel, de los Estados Unidos y sus aliados de Europa. Un enfrentamiento abierto contra Israel y el imperialismo USA, es un suicidio sino se cuenta con una amplia unidad de los resistentes árabes y no árabes. La resistencia palestina deberá ser popular y está obligada de contar con una efectiva solidaridad internacional que se concrete en los hechos y no en puras palabras.

Ejemplos históricos de resistencia y victoria popular

Hay que considerar el ejemplo de la lucha histórica de los pueblos colonizados. América Latina, definió el fin del colonialismo Español, no en la mesas de negociaciones, sino en el terreno de la lucha militar heroica. La unidad y combatividad de los pueblos latinoamericanos, fue el sustento de la victoria contra los españoles y el fin del colonialismo. Si América Latina resulta un ejemplo, no es menos la lucha y ejemplo imperecedero de del pueblo vietnamita. Su victoria y la derrota de los agresores norteamericanos mostró que el pueblo más pequeño, pero unido y decidido a triunfar, puede derrotar y humillar al más poderoso invasor imperialista. Stalingrado, es otro inmenso ejemplo de heroísmo y resistencia de un pueblo decidido a triunfar.

El pueblo soviético de Stalingrado, cercado casi tres años, padecía hambre, frio y al borde la inacción, derrotó y liquidó las poderosas hordas hitlerianas. La guerra victoriosa de casa por casa, ventana por venta, fue el inicio y fin de las tropas nazis en la segunda guerra mundial.

Reivindicaciones expuestas por los responsables políticos de Gaza para el alto al fuego

-Fin de la agresión contra el pueblo Palestino.

-Levantar completamente el bloqueo de Gaza que se efectúa desde 2006.

-Abrir el puesto fronterizo de Rafhah con Egipto.

-Supresión de la “zona-tampón” prohibida a los habitantes de Gaza.

-Autorización de pescar hasta las 12 millas en las costas de Gaza.

-Liberación de prisioneros.