(ABI y agencias).- El Instituto Nacional de Estadística (INE) presentó los resultados oficiales finales del Censo Nacional de Población y Vivienda realizado el 21 de noviembre de 2012. Bolivia tiene una población de 10.059.856 habitantes, 32.602 más que los datos proporcionados en julio del año pasado.

Luego de una “revisión exhaustiva de la base de datos”, el INE dio a conocer los resultados oficiales finales del Censo 2012, para contar con información completa y detallada de la población y de las viviendas del país. El INE explicó que realizó una comparación “detallada del registro georeferenciado” de cada una de las comunidades contenidas en las Bases de Datos del Censo 2001 y del Censo 2012, además de su verificación con el Censo Agropecuario 2013.

“Esta tarea comprendió, la revisión de archivos físicos (boletas censales) versus registros digitales, incorporando a la base de datos a 32.602 personas empadronadas a las inicialmente publicadas (10.027.254 habitantes), que fueron omitidas”, explicó el INE.

En ese marco, explicó que las omisiones fueron principalmente en áreas rurales por la eliminación del cantón, como parte de la división política del país, lo que determinó que en comunidades o localidades, con el mismo nombre y que antes pertenecían a distintos cantones, al no existir éstos, sean considerados como una sola comunidad o localidad, agregando datos en unos casos u omitiendo en otros.

En las áreas urbanas, la asignación, por los empadronadores de un mismo código a manzanas o segmentos censales, lo que contribuyó a esa omisión, al presumirse que ya estaban incorporados en la Base de Datos.

“Con este ajuste poblacional, de 0,32 por ciento, la población empadronada total es de 10.059.856 habitantes, lo que implicará disminuir la omisión censal estimada preliminarmente en el 3,2 por ciento”, establece el boletín institucional.

Fases del Censo 2012

En la primera fase del Censo 2012, que concluyó el 31 de julio de 2013, se presentaron estadísticas e indicadores de población y vivienda, a nivel nacional y departamental, y el número de habitantes a nivel municipal. La segunda fase culminó el 27 de diciembre de 2013. A los datos de población y vivienda se incorporó información desagregada de población en comunidades y localidades de cada uno de los municipios del país.

En la tercera fase el INE presentó el 30 de junio de 2014 resultados validados, emergentes de reclamos debidamente acreditados, análisis técnicos internos, y optimizando la cartografía estadística generada en el Primer Censo Agropecuario del Estado Plurinacional de Bolivia.

El INE procedió a la comparación detallada del registro georeferenciado de cada una de las comunidades contenidas en las Bases de Datos del Censo 2001 y del Censo 2012, además de su verificación con el Censo Agropecuario 2013.

Esta tarea comprendió, además, la revisión de archivos físicos (boletas censales) versus registros digitales, incorporando a la Base de Datos a 32.602 personas empadronadas a las inicialmente publicadas (10.027.254 habitantes), que fueron omitidas, principalmente, por las siguientes razones: en áreas rurales, la eliminación del cantón, como parte de la división política del país, determinó que en comunidades o localidades, con el mismo nombre, que antes pertenecían a distintos cantones, al no existir éstos, sean considerados como una sola comunidad o localidad, agregando datos en unos casos u omitiendo en otros. En las áreas urbanas, la asignación, por los empadronadores/as, de un mismo código a manzanas o segmentos censales, contribuyó a esta omisión, al presumirse que ya estaban incorporados en la Base.

Con este ajuste poblacional, de 0,32%, la población empadronada total es de 10.059.856 de habitantes, lo que implicará disminuir la omisión censal de 3,2%, estimada preliminarmente.

Además, atendiendo la necesidad de mejorar la calidad de los resultados, se revisaron los criterios adoptados y la consistencia de datos, haciendo los ajustes en los casos que correspondía, mostrando cambios de baja magnitud, con relación a los presentados anteriormente, pero que mejoran la calidad de los indicadores.

El Censo tuvo como principal objetivo conocer en detalle variables y factores sobre la situación de las y los bolivianos en diferentes sectores sociales, indicadores que repercutirán en la planificación y programación de proyectos y planes de desarrollo por parte de los municipios, gobernaciones, y el Gobierno Central, puesto que los datos finales y oficiales son un bien público que está al alcance de todos.

Además de medir la población, el Censo 2012 brinda indicadores socioeconómicos que reflejan la realidad del Estado Plurinacional, en comparación con similares indicadores de los censos anteriores, puesto que lo importante del operativo censal no es la distribución de recursos, sino conocer el estado de la población y de las viviendas, para evaluar y solucionar los déficits aún existentes.

El INE remarcó que la preocupación de autoridades y organizaciones sociales, para que sus comunidades/localidades figuren en la Base de Datos del Censo 2012, radica en el hecho de que los municipios distribuyen sus presupuestos en función a su población, aspecto que no está contenido en norma legal, pero que en el último tiempo se ha convertido en una práctica en la gestión municipal.

Cabe mencionar que, según la Ley 339, de “Delimitaciones de Unidades Territoriales”, se clasifica a los límites entre unidades territoriales en precisos e imprecisos; la mayoría de los municipios del país, al no disponer de sus propias leyes de delimitación, que incorporen coordenadas de vértices, cuenta con límites imprecisos.

En el marco de esa realidad de límites imprecisos, autoridades municipales y de organizaciones han realizado solicitudes de cambios en su ubicación, pasando del municipio en que figuraban, al municipio que según ellos pertenecen, solicitudes que no en todos los casos han podido ser atendidas, ya que no tienen respaldo en normativa legal o antecedentes que sustente los cambios requeridos.