Buenos Aires (SEMlac).- “Una garota: ¡qué más querés que me imagine! El Mundial de Brasil me remite al balón y la garota. ¡No puedo ir contra la corriente!”, así grafica su imaginario un estudiante de comunicación publicitaria. Ese ideario se multiplica en la mayoría de las personas que ven a Brasil como una panacea erótica que se potenciará con el Mundial de fútbol, a inaugurarse el próximo 12 de junio.

El mega evento despertó el accionar no solo del gobierno brasileño, sino también de la comunidad internacional que trazó acciones para combatir la trata, la explotación sexual infantil y la mercantilización del cuerpo femenino. El gobierno brasileño ha invertido 3,3 millones de dólares para combatir la prostitución infantil en las ciudades que serán sede de la Copa mundialista. Esa preocupación parte de la evidencia de que todo gran evento deportivo multiplica las diversas variantes de la explotación sexual.

Para la Copa mundialista celebrada en Alemania, en 2006, se multiplicó la construcción de prostíbulos y se estima que cerca de 40.000 mujeres fueron llevadas a ese país para ser prostituidas. Según diversas organizaciones sociales, en el Mundial 2010, en Sudáfrica, se evidenció una alta explotación sexual de mujeres y niñas.

Durante el mes que durará el Mundial de Fútbol este 2014, el país anfitrión espera la llegada de 600.000 turistas de todo el mundo, equivalente a cerca del 10 por ciento de todo el turismo internacional que recibe anualmente.

En tanto, la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés) lanzó una campaña que lleva como eslogan: “No al turismo sexual. Comprar sexo no es deporte”.

Respecto a la situación de la explotación sexual en Brasil, la directora regional de CATWLAC, la mexicana Teresa C. Ulloa Ziáurriz, relató a SEMlac que desde 2002 el Ministerio del Trabajo y Empleo brasileño incluyó la prostitución en la lista de trabajos y profesiones autorizadas.

“Esta medida enmarca la prostitución como oficio, con un requisito de escolaridad entre cuarto y séptimo grados de educación inicial. Como consecuencia, ese país es considerado como el segundo destino a nivel mundial de turismo sexual, tanto de niñas y niños, como de mujeres”, sostuvo.

En cuanto a la reacción de la sociedad brasileña ante el accionar contra la industria sexual, Ulloa Ziáurriz comentó que la opinión “está dividida, porque se ha naturalizado; sin embargo, el Gobierno ha estado cerrando algunos burdeles y Casas de Masajes”, detalló la directora regional de CATWLAC.

Considerar la prostitución como una ocupación viola el Artículo 6 de la Convención de Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres (CEDAW), ratificada por Brasil. “Pobreza, discriminación y violencia de género están entre los factores que promueven la comercialización de millones de niñas y mujeres en Brasil”, manifestó a SEMlac Heysel Escamilla Alcántara, oficial de medios de CATWLAC.

Con el fin de dar cuenta de la magnitud de la situación, Escamilla Alcántara se remite a palabras de Carlos Da Bomb, consejero juvenil, quien aseveró: “Es fácil comprar una niña, es como comprar chocolate. Está fuera de control. Incluso a plena luz del día, en las playas, los turistas sexuales vienen en sus coches en busca de comprar sexo”.

Fuentes de CATWLAC confirmaron a SEMlac que “la edad del consentimiento” en Brasil es de 14 años y esta medida es lábil a la hora de accionar la justicia brasilera. Escamilla Alcántara se refirió a un caso que data de 2012, cuando la Corte Penal Superior tuvo que juzgar una situación en la que un adulto tuvo sexo con tres niñas de 12 años. El Tribunal dictaminó que la edad de consentimiento no era absoluta y que podría mantenerse o modificarse según las circunstancias. Entonces, el fallo consideró que las tres niñas estaban “trabajando” en la prostitución y eran lo suficientemente maduras para dar su consentimiento.

“El crecimiento del turismo sexual, el reconocimiento de la prostitución como un trabajo legítimo y el crecimiento exponencial de todas las formas de explotación sexual de la niñez se combinan para sentar las bases de un aumento alarmante de la trata con propósitos sexuales, tanto nacional como internacional, durante la Copa Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016”, manifestó la representante de la CATWLAC.

Además de la CATWLAC, diversas organizaciones lanzaron campañas de concientización. Una de ellas tiene el título “Don‘t look away!” (No desvíes la mirada), organizada por la red Acabar con la Prostitución Infantil, la Pornografía Infantil y el Tráfico de Niños con fines Sexuales (ECPAT, por sus siglas en inglés).

A la vez, feministas que integran la Marcha Mundial de Mujeres de Brasil sumaron su voz con el eslogan: “Contra el machismo estándar de la FIFA”, con lo cual denuncian que las mujeres son tomadas como mercancías en la industria del sexo y, a la vez, son un atractivo para impulsar el entretenimiento y el turismo. Todos estos aspectos generan significantes beneficios para las empresas y divisas para los gobiernos.

Por su parte, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) en Argentina presentó una campaña que invita a comunicadores y relatores que cubran la Copa mundialista a hacerse partícipes de los mensajes dirigidos a combatir el turismo sexual y la trata en el Mundial de fútbol (https://www.facebook.com/ripvgargentina).

“En Argentina la trata de mujeres está en la agenda pública y, como periodistas, no podemos estar ajenas a esta realidad, por eso esta campaña”, declaró a SEMlac la profesional del sector Silvina Molina, integrante de la RIPVG en este país.

La campaña de RIPVG en Argentina se soporta en un fixture graficado con los colores que cobran las faltas en el fútbol. Así, la tarjeta roja dice: “No compres sexo. Ella puede ser Marita” (en alusión a Marita Verón, joven desaparecida por las redes de trata); la tarjeta verde, propone: “Por un Mundial sin turismo sexual. Aprendé a decir no”.

La campaña ha tenido gran aprobación en el ámbito del periodismo deportivo, pese a que ese sector aún conserva fuertes cimientos machistas. En las redes sociales, muchos periodistas y relatores se han hecho eco de sus mensajes y durante el partido entre la selección argentina y Trinidad y Tobago, el pasado 4 de junio, los informadores mostraron el fixture de la Campaña.

“Hay muy buena predisposición de los colegas. No tenemos que explicarles mucho, entendieron enseguida cuál es la intención de esta iniciativa. Millones de personas van a escuchar sus relatos durante el Mundial, son protagonistas esenciales para difundir mensajes contra la explotación sexual de mujeres”, comentó Molina a SEMlac.

normaloto@gmail.com