(Agencias).- La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y la Agencia Boliviana Espacial (ABE) firmaron un contrato para utilizar frecuencias del satélite Túpac Katari, razón por la cual la empresa nacional prescindió de los servicios de satélites extranjeros con un ahorro aproximado de 5,4 millones de dólares anuales.

El primer satélite boliviano fue lanzado el 20 de diciembre de 2013 desde el Centro Espacial de Xi Guan, en China, y tiene como objetivo llevar a todo el territorio nacional las señales de telefonía móvil, televisión, radio y acceso a Internet.

La ABE prevé recaudar cerca de ocho millones de dólares cada año por la venta de los servicios del satélite Túpac Katari a países vecinos. La intención es vender cerca del 20% de la capacidad del Túpac Katari, y hasta ahora los países interesados en los servicios del ingenio espacial son Argentina, Perú, Ecuador y Paraguay.

El director de la ABE Iván Zambrana explicó que el contrato firmado con Entel es posiblemente “el más grande en valor entre dos empresas estatales” ya que en 15 años de vida útil del satélite la empresa de telecomunicaciones pagará por sus servicios 302 millones de dólares, lo que cubrirá el costo del aparato fabricado en China.

Entel pagará por los servicios del TKSAT-1 más de 300 millones de dólares en un plazo de 15 años y en ese tiempo ahorrará 81 millones, precisó el Presidente Evo Morales. El gerente de Entel Óscar Coca explicó que el ahorro influirá en la rebaja de tarifas en sus servicios de internet y telefonía móvil.

Según Coca, Entel pagó hasta 5.200 dólares por el ancho de banda de cada megahercio que ofrecían satélites extranjeros, mientras que los servicios del satélite Túpac Katari sólo costarán 2.542 dólares por esa misma asistencia.

Entel demanda actualmente en promedio 343 megahercios de capacidad y ese requerimiento era adquirido de proveedores extranjeros como Intersat y Telesat, entre otros. El gerente de Entel dijo que desde que comenzó la conexión satelital en el país, Entel crecía en torno a 7 megahercios anuales, pero luego de su nacionalización, en mayo de 2008, crece 41 megahercios cada año.

Entel ocupará el 58% de la capacidad del satélite Túpac Katari, por lo que el porcentaje restante estará a disposición de empresas privadas y otros emprendimientos que precisen de esos servicios. Una decena de empresas esperan por conectarse y usar los servicios del satélite. Según el director de la ABE, las empresas que se conectarán al satélite son Entel, el canal de televisión Bolivia TV, los Ministerios de Educación y Culturas, y la entidad privada Nuevatel (Viva).

“Esto no va a detenerse, más bien irá creciendo en el futuro”, destacó Zambrana, quien explicó que la fase de explotación comercial del satélite recién comienza, tomando en cuenta que sólo se ocupa por el momento 123 de sus 1.233 megahertz, lo que equivale a casi el 10% de su capacidad plena.

“Las empresas tendrán muchos servicios, primero la disponibilidad del servicio de un satélite con calidad y eficiencia y también con economía porque van a tener un 30% menos en relación a los costos que pagan ahora por servicios similares”, destacó el director de la ABE.

Entel anunció que trabaja en la elaboración de tres planes especiales de televisión satelital. El gerente nacional de Clientes de Entel Emilio Evia reveló que se ajustan detalles en los proyectos para ofertar los servicios al público a mediado de este año. Falta definir los precios con los que se lanzará el nuevo servicio. Serán de 30 canales en adelante y los precios siempre serán mucho más accesibles que los de la competencia.

Entel instalará este año mil antenas Bisat en distintas regiones del país con el objetivo de mejorar sus servicios de telefonía móvil e Internet, además de ofertar televisión satelital. La empresa estatal -que invertirá 300 millones de dólares en 2014- tiene previsto en la futura programación de televisión satelital canales informativos, deportivos, culturales, productivos e infantiles, detalló la Agencia Boliviana de Información (ABI).