Madrid, París, Bruselas y Canberra (PL y Bolpress).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) dictaminó que buscadores de Internet como Google deben retirar de la red enlaces con información y datos personales publicados en el pasado, si se comprueba que dañan la honorabilidad de una persona o carecen de relevancia.

Los 27 reguladores responsables de la protección de datos de la UE exigieron a Google que garantice el cumplimiento de las leyes y los principios en materia de protección de datos, y cambios en la política de privacidad para proteger a los usuarios.

Las autoridades europeas criticaron la ausencia de herramientas claras y completas que permitan al público controlar la combinación de datos, lo cual genera serios riesgos para su privacidad. “Google se ha otorgado a sí mismo la facultad de recopilar enormes cantidades de datos personales sobre los usuarios de Internet, aunque no ha demostrado que eso sea proporcional a los fines para los que se emplean”, fustigaron.

La presidenta de la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) Isabelle Falque-Pierrotin dijo que el gigante de Internet no facilita la información suficiente a sus receptores, incluidos los pasivos. Recordó que Google ya fue sancionado años atrás por la CNIL con una multa de 100 mil euros, debido a problemas de privacidad de su servicio Street View.

La UE ordenó a Google desarrollar nuevas herramientas para dotar a los usuarios de un mayor control de protección de la información personal, y en marzo pasado Google modificó su política de confidencialidad y fusionó cerca de 60 reglas de utilización en una sola, lo cual reagrupó las informaciones provenientes de gran parte de sus prestaciones.

Este martes el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que cualquier ciudadano tiene derecho a la cancelación de sus datos personales en buscadores cuando la información que enlacen trate de hechos carentes de relevancia pública y supongan una lesión para el afectado.La decisión fue resultado de 15 años de esfuerzos de Mario Costeja, el español que venció a Google en el Tribunal de Justicia de la UE en su demanda de borrar datos personales. Costeja encontró en Google un enlace con el diario La Vanguardia con un anuncio de subasta por impago de un inmueble suyo, publicado años atrás. La Agencia Española de Protección de Datos instó a Google a retirar los datos, pero la empresa desoyó la petición argumentando la falta de jurisdicción de España.

En entrevista con la publicación española Público, Costeja aclaró que el derecho a la supresión de datos que afectan la dignidad, derechos humanos y honorabilidad de las personas no es sinónimo de derecho al olvido generalizado, que puede llegar a tocar otro derecho fundamental como la libertad de expresión.

“Yo luchaba por eliminar los errores, los datos que no son reales, que no tienen relevancia y pueden afectar a la honorabilidad de las personas. Por eso lo llamábamos ‘supresión de datos’”. Consideró incorrecto, por ejemplo, que un político sentenciando por robo apele al derecho al olvido para suprimir su prontuario.

En Australia Google paga 207 mil dólares por difamación

Un tribunal australiano condenó por difamación a Google y le impuso una multa de 207.700 dólares por vincular a un ciudadano de origen serbio con el mundo criminal, reportó el diario Sydney Morning Herald.

La víctima, Milorad Trkulja, argumentó que su nombre aparecía en los motores de búsqueda de Google vinculándolo a la delincuencia e incluso con imágenes de Tony Mokbel, un famoso capo del narcotráfico. El jurado determinó que Trkulja, quien emigró a Australia en la décadía a de 1960, fue difamado por esas imágenes, que él pidió a Google fueran retiradas en 2009. Las fotografías fueron difundidas en Internet después que Trkulja fue baleado cuando cenaba con su madre en un restaurante de Melbourne en 2004, en un ataque no resuelto por la Policía. El litigante recibió 233-800 dólares tras demandar a Yahoo por un caso similar.