Durante este año los chinos podrían superar a los EE.UU. en el campo de la economía y convertirse en la primera potencia económica mundial. El avance estaba previsto para el 2019, pero la aceleración del crecimiento chino, junto a la deceleración de los USA, podría adelantar de cinco años un traspaso convirtiendo, de este modo, la economía china en el símbolo estadístico de una época.

Washington ostenta el record de la economía mundial desde 1872, año en que destronizó a la poderosa Gran Bretaña. Si el 1800 fue el año del colonialismo y de la corona inglesa, el 1900 del dólar y de la democracia americana, el 2000 será del yuan y del autoritalismo del mercado chino

Por vez primera vez a dirigir los destinos de la economía mundial será una potencia comunista apoyado por un capitalismo de estado, en un país en vía de desarrollo y con un ingreso “pro cápita” entre los más bajos del mundo.

El Banco Mundial, en su programa de comparación internacional, ha anunciado el adelantamiento económico chino, pero los datos también demuestran que la actual potencia económica más rica del mundo, corresponde a uno de los pueblos más pobres del mundo.

Por primera vez los analistas han calculado el costo real de la vida, en lugar de la tasa de cambio vigente y la han actualizado a partir del 2005. Esto ha hecho observar que durante el 2012, el PIB chino ha llegado a los 8.2 mil millones de dólares contra los 16.2 de los EE.UU. El Fondo Monetario Internacional avalora que durante el período de cuatro años 2011-2014, el crecimiento de la economía de Pekín será del 24% comparado al 7,6% de Washington.

Es ésta la diferencia de velocidad que proyectará la República Popular China al primer lugar por volumen total de riqueza. Pero la nueva dimensión mundial de China no refleja la realidad interna. Lo que los mercatos internacionales ya consideran la primera economía del planeta, tiene un ingreso “pro capita” de sólo € 2.000 ($ 2600) dólares al año que lo coloca al lugar N° 110° en el mundo, uno de los últimos..

En las aldeas rurales chinas la ganancia media es € 1.000 ($ 1300) dólares anuales, una tercera parte de los ingresos de lo que se gana en ciudades como Pekín o Shangai, y, sobretodo, aquí está la diferencia, 26 veces menos del promedio de lo que se gana en los EE.UU. Por lo tanto, a la cantidad total de riqueza no corresponde la calidad real del nivel de vida del pueblo chino