Inglaterra, un territorio de violentos depredadores, impuso su liderazgo entre sus vecinos europeos, y no tardó en invadir los más recónditos rincones de la tierra. Cuna del capitalismo moderno y principal actor en las guerras mundiales, es el reino que atacó a más del 90% de los pueblos del mundo. Exterminó y redujo a reservaciones a los nativos del nuevo mundo, para usurparles sus territorios y todas sus riquezas que aun hoy disfruta, esclavizó a los habitantes del África, saqueó cuanto recurso natural encontró a su paso, y cometió los más cruentos crímenes de lesa humanidad, en nombre de su dios y arguyendo que los “otros” no tenían alma…

¿Será cultural o genético? Quién sabe, pero son muy pocos países los que se han librado de la furia anglosajona, tan pocos que podemos nombrarlos uno por uno: Andorra, Bielorrusia, Bolivia (financió la guerra con Chile donde Bolivia perdió su acceso al mar y los recursos naturales de esta región requeridos por el Reino Unido), Burundi, República Centroafricana, Chad, Congo, República de Guatemala, Costa de Marfil, Kirguistán, Liechtenstein, Luxemburgo, Malí, Islas Marshall, Mónaco, Mongolia, Paraguay, Santo Tomé y Príncipe, Suecia, Tayikistán, Uzbekistán y la Ciudad del Vaticano.

En conclusión, solo 22 países de los aproximadamente 200 existentes en el mundo se han librado de la agresión británica, de acuerdo al estudio del diario británico “The Telegraph” muchos de estos no fueron invadidos por sus escasos recursos naturales o por su recóndita ubicación geográfica.

Con estos antecedentes, sorprende más aun, que este reino decadente y anacrónico, participe como miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Opine sobre invasiones o guerras, como lo está haciendo ahora con Crimea, sin aplicar el mismo juicio y argumentos a su ocupación de las islas Malvinas y demás territorios usurpados. ¿Cómo puede criticar un “reino” a los sistemas democráticos de los países que han superado el concepto feudal de gobierno? ¿Cómo puede una nación de piratas y colonialistas, criticar a otros invasores?

Un reino unido a la violencia, a la guerra y a la violación de los derechos humanos a lo largo de la historia, ¿Deberá permanecer como país miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas? Este hecho es un insulto a la inteligencia y al sentido común; para juzgar, lo mínimo que debe tener un juez es autoridad moral y solvencia ética.