La Habana (PL).- El 27 de febrero Cuba pudo al fin celebrar el retorno del antiterrorista Fernando González a La Habana, luego de 15 años de prisión en cárceles norteamericanas. El movimiento internacional solidario con los presos políticos cubanos está logrando romper el muro de silencio que fue construido alrededor del caso.

“Bajo la lluvia del tiempo, entre nuestras dos heridas, por donde viene la luz, ata una cinta amarilla”, versos que claman solidaridad internacional y la liberación de antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos cuando finalizaba 2013, otro año sin imponerse justicia. El regreso a la isla en mayo pasado de uno de estos luchadores, René González, luego de cumplir con su sanción, acrecentó la lucha por el fin del encarcelamiento de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero, juzgados y condenados en la nación norteña a elevadas penas en prisión.

Previo a la Jornada Mundial que se realiza anualmente por esta causa, René pidió a los cubanos que el 12 de septiembre, cuando se cumplieron 15 años de sus arrestos, el país se llenara de cintas amarillas “en los árboles, en los balcones, en las personas, como quiera que se les ocurra usarlas, en las mascotas, y que no pueda ser ignorado”.

Sin dudas, 2013 quedó marcado por esta iniciativa, con la respuesta de un pueblo sentido por décadas por injustificadas agresiones, y en el cual, las palabras del antiterrorista despertó al ser humano, más allá de los conflictos políticos entre ambos Estados. Yo cumplí mi sentencia íntegramente, pero tenemos que impedir que eso suceda con mis cuatro hermanos. Tenemos que recordar que eso para Gerardo implica que si los designios del gobierno norteamericano se cumplen, él moriría en la cárcel, manifestó.

De acuerdo con René, la cinta se ha convertido en un símbolo para los estadounidenses que esperan a alguien en una misión en el exterior y ese es el mensaje para ellos: que sepan que el pueblo cubano está esperando a cuatro de sus hijos. Cintas, lazos de diversos tamaños, retazos de tela se apropiaron de las calles y campos de todo el territorio nacional, predominando así el color amarillo hasta en las prendas de vestir, además de las pancartas que demandaron su excarcelación.

La acción también conmovió al público internacional, y frente a la propia Casa Blanca se colocaron carteles con la inscripción ¡15 años es una vergüenza!, y cientos de cintas amarillas durante una vigilia para exigirle al presidente Barack Obama la inmediata liberación de esos cubanos.

Washington sigue ignorando la opinión que en mayo de 2005 emitiera el Grupo de Trabajo sobre las Detenciones Arbitrarias que se pronunció en contra de mantenerlos en prisión, criterio similar que han expresado organizaciones de derechos humanos, varios premios Nobel, parlamentarios e instituciones jurídicas y religiosas.

Como parte de la jornada desde el 5 de septiembre hasta el 6 de octubre, La Habana acogió el Encuentro Internacional por la Libertad de Los Cinco, como se les conoce mundialmente, con la asistencia de cientos de personalidades y activistas de varios países. Cuba Solidarity Campaign en el Reino Unido creó recientemente la página web www.voicesforthefive.com, que invita a los internautas a sumarse a esta campaña internacional con un mensaje, foto o videomensaje por el fin del encarcelamiento de los cuatro luchadores.

Voces para los Cinco denuncia las penas impuestas a los antiterroristas tras ser detenidos en Miami en 1998 por alertar a la nación caribeña sobre planes de grupos violentos radicados en el sur de la Florida. Apoyado por la actriz Emma Thompson, el novelista John Le Carré, el Premio Nobel de Literatura Günter Grass, entre otras personalidades, el sitio recoge mensajes de solidaridad de notables de la cultura, políticos, del sector jurídico y organizaciones sociales.

Los Cinco hicieron lo que Washington debía hacer: tratar de evitar los posibles ataques en su territorio, afirmó Ramsey Clark, ex fiscal general norteamericano en un videomensaje, en el cual aseguró que ellos fueron un sistema de alerta temprana para Cuba de los ataques de estos grupos basificados en Estados Unidos. De acuerdo con el académico Noam Chomsky, ellos dieron a conocer al gobierno estadounidense crímenes que estaban perpetrándose en su país, los cuales está tolerando cuando los debería sancionar.

Los antiterroristas cubanos se arriesgaron, y en vez de ser considerados como héroes, fueron castigados a altas penas en prisión, indicó Chomsky, quien aseveró que la única forma para remediar esta injusticia es retirar los cargos. Es hora de liberarlos, estos hombres no han cometido ningún acto de violencia, sino han salvado la vida a miles de personas que podían haber sido víctimas de atentados, exigió el periodista español Ignacio Ramonet, en su videomensaje.

Como Premio Nobel de la Paz, el presidente Obama debe amnistiarlos directamente o transferir el caso a la Corte Suprema de Estados Unidos para que lo estudie y decida sin la más mínima duda que fueron juzgados en una atmósfera de presión y linchamiento mediático, que tuvo influencia en la decisión de justicia, aseguró.

Martin Garbus, abogado de los antiterroristas, se refirió al argumento presentado ahora en la Corte Federal, el cual denuncia que el gobierno norteamericano ha gastado millones de dólares tratando de condenarlos. Garbus condenó el pago anual de una elevada cifra de dólares para que la prensa escriba artículos, los cuales de algún modo llegan hasta el jurado y logran influenciar su determinación. Todo este dinero está gastado para lograr un juicio injusto a estos acusados, afirmó.

La página, que a solo un mes de creada el 30 de octubre pasado, recogía más de dos mil mensajes en solidaridad con esta causa, también anuncia la organización de una Comisión Internacional de Investigación acerca del caso. El encuentro se realizará el 7 y 8 de marzo próximos en la sede de la prestigiosa Law Society, en el centro de la zona jurídica de Londres, mientras, se llevarán a cabo otros eventos paralelos como conciertos e intercambios con personalidades.

Terrorismo contra Cuba será el tema que acogerá la cita en su primer día, y en el segundo, las injusticias en el proceso judicial contra los antiterroristas. La Comisión, que escuchará testimonios de René, es una de las iniciativas más importantes a nivel mundial en esta campaña y estará coorganizada por el movimiento de solidaridad europeo y la Asociación Internacional de Juristas Democráticos. Este evento internacional, será la antesala de la realización de la III Jornada de Denuncia y Solidaridad “5 días de acciones por Los Cinco” en Washington, del 4 al 11 de junio de 2014.

Sobre la III Jornada en Washington, la coordinadora en territorio estadounidense del Comité Internacional por la Libertad de Los Cinco, Alicia Jrapko, comentó a Prensa Latina que en estos meses se concentrarán en tratar de lograr el acercamiento de más parlamentarios de otros países a este encuentro, en especial de Canadá y Europa. Precisa la activista que comenzarán el 4 de junio con el cumpleaños de Gerardo, quien enfrenta una pena de dos cadenas perpetuas más 15 años, en tanto la concentración frente a la Casa Blanca será el día 7.

Pretendemos superar la edición de la jornada anterior, este año, la cual tuvo un saldo muy positivo en términos de participación y coordinación de acciones, afirmó Jrapko antes de concluir una visita a Cuba para asistir al Noveno Coloquio Internacional por la Libertad de Los Cinco y contra el Terrorismo.

Al respecto, la activista argentino-estadounidense, expresó que tener a René en este coloquio ha significado mucho para ellos, porque ha sido el primer contacto de él con quienes durante estos años han pedido su libertad. “Durante estos años hemos tenido como protagonista del cariño al pueblo cubano. Yo he tenido ocasión de sentirlo, de vivirlo, de palparlo, de experimentarlo en las calles de Cuba, de todas las formas posibles y en cualquier punto geográfico de la isla”, dijo René en su alocución, previo a la Jornada Mundial.

Fernando González en Cuba: el regreso de un héroe

La llegada del antiterrorista Fernando González a La Habana llenó de júbilo a la población del país, que continua el reclamo por el regreso de los otros tres héroes cubanos aún prisioneros desde 1998 en cárceles norteamericanas. Fue el 27 de febrero, cuando Cuba pudo al fin celebrar la salida de prisión de Fernando, tras cumplirse íntegramente la condena impuesta, que le privó de la libertad por 15 años, cinco meses y 15 días, como resultado de un amañado proceso judicial en contra suya y de sus cuatro compañeros de causa.

En esa jornada, González abandonó el centro correccional federal de Safford, en Arizona, y fue puesto a disposición de los servicios de inmigración estadounidenses para iniciar el proceso de deportación hacia Cuba. Su verdadera liberación ocurriría al día siguiente, al arribar a la isla al filo del mediodía. Yo salí de la prisión y me estaba esperando un grupo de personas de inmigración que me retuvieron, me arrestaron prácticamente, dijo el Héroe de la República de Cuba.

Interrogado por Prensa Latina sobre el impacto de salir del presidio, refirió que sólo se sintió libre cuando bajó del avión, pues incluso hasta ese momento lo mantuvieron esposado. “No sentí la sensación de la libertad al traspasar la puerta de la prisión, que es posible la experiencia que sientan otros, la sensación de la libertad mía es cuando el avión aterrizó aquí y me bajé por la escalerilla, esa es la verdadera sensación de libertad para mí”, expresó al tocar suelo patrio.

Fernando fue arrestado por las autoridades estadounidenses el 12 de septiembre de 1998, junto a René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, cuando daban seguimiento a grupos extremistas que desde territorio norteamericano planeaban y ejecutaban acciones violentas contra Cuba. En la actualidad, de los cinco antiterroristas, excepto René y el propio Fernando, quienes se hallan en Cuba tras cumplir íntegramente sus respectivas condenas, los demás siguen prisioneros en penitenciarías de Estados Unidos, pese a una amplia campaña mundial que reclama su liberación.

A su llegada a La Habana, González fue recibido por el presidente cubano, Raúl Castro, por miembros del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y del Consejo de Estado. El encuentro con Raúl Castro inició con un saludo militar y un abrazo: El Héroe de la República de Cuba volvió a estar a la orden, y el también General de Ejército lo estrechó fuerte.

¡Bienvenido a la Patria!, le dijo Raúl, quien le comentó que había visto unas fotos de su estancia en Angola como internacionalista: “Estás igualito”, jaraneó. Después, juntos, fueron al encuentro con los miembros del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Otra vez los saludos infinitos y la broma del Presidente: “No me le den muy duro por la espalda que le faltan millones de abrazos”.

Fernando pide la palabra, quiere agradecer: “es tremendo el esfuerzo que se hace por nosotros, lo digo a título personal, pero estoy convencido de que transmito el parecer de los tres compañeros que quedan allá, que en definitiva, somos de un solo pensamiento…” Siempre estuvimos convencidos de que ese esfuerzo cotidiano va a estar ahí hasta que todos y cada uno de nosotros estemos de regreso adonde pertenecemos, aseveró.

Quienes estamos agradecidos somos nosotros y todo el pueblo de Cuba, afirmó Raúl Castro. Lo que han hecho ustedes es una verdadera proeza, un verdadero esfuerzo, dijo el presidente cubano. Al grupo se unió René González, el primero de los Cinco (como se le conoce internacionalmente al caso) en ser liberado tras cumplir condena y regresar a Cuba. De nuevo otro efusivo abrazo, y después la llamada telefónica de Antonio Guerrero, quien desde la injusta prisión en Estados Unidos se hizo presente en este momento histórico, de nuevo la emoción alcanzó límites indescriptibles.

Las primeras palabras de gratitud de Fernando González -ante la prensa congregada en el aeropuerto internacional José Martí- fueron para sus hermanos de lucha que aún se hallan presos en Estados Unidos. Cuando todavía no había movimiento de solidaridad, compartir con ellos en los momentos difíciles fue una fuente de energía, afirmó. Por lo tanto, mi primer agradecimiento es para ellos, que no me están escuchando, no me van a escuchar, no me van a ver, pero me van a leer. Y ese agradecimiento –aclaró-, por supuesto incluye a René. Asimismo, Fernando agradeció a las autoridades cubanas y “a todos los que por tantos años han estado trabajando en la campaña por la liberación de todos nosotros”. Hay mucho por hacer, creo que todos lo sabemos y todos estamos en la mejor disposición de hacerlo.

Por otra parte, Fernando consideró un honor su encuentro con Raúl Castro y manifestó que “es un gesto que me compromete en la lucha por el regreso de mis otros hermanos (…) y que lo llena a uno de humildad y gratitud”. Menos de 48 horas después de que Fernando tocara suelo patrio, Cuba festejó el sábado con un multitudinario concierto, en la histórica escalinata de la Universidad de La Habana, el regreso del Héroe, quien fue testigo de la cálida acogida de su pueblo.

Señaló que este encuentro demostró que entre los jóvenes de la isla están presentes las enseñanzas de Fidel y llamó a continuar la lucha por la liberación de sus tres compatriotas que aún cumplen injusta condena en prisiones estadounidenses. Reafirmó además su “gratitud infinita por estos 15 años de apoyo y muestras de amor que sé que no cesarán hasta que Gerardo, Ramón y Tony estén de regreso”.

Reiteró su satisfacción por el retorno a su país, al manifestar que “ni las más creativa de las imaginaciones podía haberme preparado para lo que estoy experimentando desde que descendí por la escalerilla del avión en el que regresé a la Patria”. Porque estar aquí en Cuba, estar aquí con la familia, es una felicidad que es inmensa y a la misma vez le falta un pedazo, y es el pedazo que queda reservado para que cuando en este mismo lugar estén Ramón, Gerardo y Tony, entonces la felicidad será completa, aseveró.

Mientras tanto -dijo- el papel nuestro será hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que esa realidad llegue lo más pronto posible y podamos entonces reunirnos los Cinco, y reunirnos todos con nuestras familias, y disfrutar realmente de la verdadera felicidad total cuando estén los cinco aquí.

Katrien Demuynck: Comisión Internacional en Londres, por los Cinco

Para la belga Katrien Demuynck, la solidaridad con Cuba es como un manantial inagotable. Conoció de cerca esta isla a través de la humanitaria labor de los médicos cubanos en Nicaragua, cuando ella era una joven enfermera, y desde entonces, hace ya más de 25 años, decidió echar su suerte por ese “país que desafía temporales en medio del Caribe, donde vive tanta gente linda”.

Ese amor se multiplica ahora con una batalla que involucra a muchos: lograr que los antiterroristas cubanos aún encarcelados en Estados Unidos regresen a su patria, una razón que mueve acciones diversas del movimiento mundial de solidaridad. Precisamente, como coordinadora Europea de la Campaña por la Libertad de los Cinco, Katrien Demuynck anda inmersa en los preparativos de la Comisión Internacional de Investigación sobre este caso que sesionará en Londres, capital del Reino Unido, los días 7 y 8 de marzo próximo.

Los Cinco, como son identificados Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, “son parte de lo más valioso del pueblo cubano”, afirmó en entrevista exclusiva vía telefónica desde Bélgica con Prensa Latina. Nosotros partimos de la constatación de que ya son 15 años de injusto encierro y tenemos la insatisfacción de que se ha hecho mucho en la campaña a nivel mundial, pero no lo suficiente para lograr su libertad, dijo. En ese sentido, enfatizó que solo “René está en Cuba, pero cumplió íntegramente su condena”.

Demuynck -merecedora en 2007 de la Medalla de la Amistad que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba a propuesta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos- ha visitado en dos ocasiones con su esposo, Marc Vandepitte, a Gerardo Hernández “para darle un poco de solidaridad, para de decirle que no está solo”.

P. Háblanos del evento

R. La iniciativa de organizar una Comisión Internacional nació de un encuentro entre el abogado Jan Fermon, dirigente de Progress Lawyers Network de Bélgica y vicepresidente de la Asociación Internacional de Juristas Democráticos con Olga Salanueva, esposa de René (González), en septiembre de 2012. Proyectamos la idea desde el Comité Belga para la Liberación de los Cinco con el objetivo de obtener más apoyo en el mundo jurídico.

Luego llevamos la propuesta al Encuentro Europeo de Solidaridad con Cuba, celebrado en noviembre de ese mismo año en Berlín. La iniciativa obtuvo un respaldo masivo de los grupos de solidaridad presentes. Así que por la afinidad cultural y de idioma propusimos a Londres como lugar del evento, lo que fue aceptado de inmediato con entusiasmo por los compañeros Rob Miller y Bernard Regan de la Cuba Solidarity Campaign.

A partir de ahí conformamos un comité organizador entre la Cuba Solidarity Campaign e Iniciativa Cuba Socialista de Bélgica, la asociación que coordino. Para promocionar el evento, lanzamos el 30 de octubre último la página en Internet www.voicesforthefive.com Actualmente más de tres mil 700 amigos de Europa y de los demás continentes han ratificado su apoyo.

P. ¿Quiénes han confirmado su presencia?

R. La Comisión estará presidida por un distinguido jurado internacional integrado, entre otros, por el ex presidente del Tribunal Supremo de la India Yogesh Kumar Sabharwal, el ex magistrado de la Corte Constitucional de Sudáfrica Zakeria Mohammed Yacoob, y el ex presidente de la Corte Suprema de Justicia de Francia Philippe Texier. Tenemos confirmación de la presencia de René González y otros familiares de los Cinco, así como testigos del terrorismo contra Cuba y abogados del caso. También contaremos con la presencia de la notable escritora estadounidense Alice Walker, ganadora del premio Pulitzer por su libro El color púrpura; y del ex fiscal general de Estados Unidos Ramsey Clark.

P. ¿Cuál es el programa?

R. La Comisión Internacional de Investigación trabajará en cinco sesiones el 7 y 8 de marzo en la prestigiosa Law Society. Está previsto que las primeras dos sesiones estén dedicadas a las actividades de vigilancia que realizaron los Cinco en Miami para prevenir ataques terroristas contra Cuba, además se hablará sobre el terrorismo organizado desde los Estados Unidos contra la isla.

La tercera sesión tratará del derecho, desde el punto de vista legal, que tiene Cuba a la defensa contra el terrorismo. Mientras que la cuarta sesión profundizará en el juicio seguido en aquella ciudad del sur de la Florida, y en ese sentido se insistirá en la violación del derecho a un juicio justo, la presunción de inocencia, el derecho a un tribunal imparcial e independiente, entre otros aspectos.

Y la última sesión se centrará en las condiciones de la detención de los Cinco y el derecho de visita de los familiares. Durante esas jornadas se llevarán a cabo dos paneles en los cuales se expresarán personalidades del mundo cultural, sindical y político que respaldan esta causa. Se hará igualmente un gran concierto solidario, donde se esperan reunir cerca de dos mil participantes; entre los artistas invitados están los reconocidos intérpretes cubanos Omara Portuondo y Eliades Ochoa, quienes ya informaron que estarán con nosotros.

P. ¿Qué impacto puede tener la realización en Londres de este evento?

R. Nosotros partimos de la constatación de que ya son 15 años. Y reiteramos que se ha hecho mucho en la campaña por los Cinco a nivel mundial, pero no lo suficiente para lograr su libertad. Por esto consideramos que es necesario ir a una velocidad mayor. Así surgió la idea de hacer esta Comisión Internacional de Investigación, cuyas conclusiones y recomendaciones podrán ser enviadas directamente a la Casa Blanca. Esperamos con esto reforzar el llamado de libertad para los Cinco. Y como se efectuará en Londres, tenemos la ventaja de que todos los textos serán en inglés, lo cual lo hará plenamente accesible para el gobierno y público norteamericanos, a los cuales están dirigidos. Además, hay una proximidad cultural y política mucho más grande entre Londres y Washington que con cualquier otra ciudad del viejo continente.

P. ¿Qué signos significativos aprecias dentro del movimiento de solidaridad internacional a favor de la libertad de los Cinco?

R. Nos estamos organizando cada día mejor y pienso que al fin vamos logrando romper el muro de silencio que fue construido alrededor del caso. Este evento en Londres, que puede por su tamaño y por el apoyo masivo tanto de personalidades como del gran público tener un importante impacto, es a la vez un enorme desafío.

P. ¿Conexión Londres y III Jornada Internacional Cinco días por los Cinco en Wasghinton DC?

R. El evento de Londres es uno de los tres grandes de este año, junto a la Jornada de Washington, del 4 al 11 de junio, y el Encuentro Mundial en La Habana, en octubre. No se puede ver una cosa sin la otra. Los tres eventos refuerzan nuestras filas. Los resultados de la Comisión serán un arma para el trabajo de lobby en Washington. El hecho de que desde Europa se organiza semejante evento, con apoyo desde los Cinco continentes, es una señal para el gobierno de Estados Unidos que ya tienen que actuar y poner fin, después de 15 años, a la tremenda injusticia contra nuestros cinco hermanos y sus familias.

* Periodistas de la Redacciones Nacional y Norteamérica de Prensa Latina.