“El año pasado se aprobó en la Asamblea Legislativa siete contratos de exploración y explotación de hidrocarburos. En su primera fase estos contratos tendrán una inversión de alrededor de $us 200 millones, eso no está dentro de lo presupuestado por YPFB para la gestión 2014”, informó el ministro de Hidrocarburos y Energía Juan José Sosa.

Los siete contratos aprobados en 2013 son área Sanandita, ubicado en Tarija; área Azero en Chuquisaca y Santa Cruz; las áreas Isarsama y San Miguel en Cochabamba; las áreas el Dorado Oeste y Cedro en Santa Cruz; y el área Huacareta en Tarija y Chuquisaca. “En total estamos hablando de más de 1,5 millones de hectáreas que se han aprobado en la Asamblea Legislativa donde se desarrollarán actividades de exploración hidrocarburífera … muchos de estos contratos ya están protocolizados, es decir que ya están en vigencia, y son inversiones que se van agregar”, resaltó el Ministro Sosa.

Para la gestión 2014 se tienen cinco nuevos contratos de exploración, en el área Sunchal en Tarija, las áreas Carohuaicho 8A, Carohuaicho 8B en Santa Cruz; Carohuaicho 8D en Santa Cruz y Chuquisaca y finalmente el área Oriental en Santa Cruz. Según YPFB, en la presente gestión prevé invertir un total de $us 3.029 millones en el sector hidrocarburífero, de los cuales $us 425 millones en el ámbito de la exploración de hidrocarburos, con la perforación de 23 pozos.

Sosa mencionó que en la actualidad se están perforando dos pozos en el departamento de Tarija. En el primer pozo Caigua, en la zona de Villamontes, “el objetivo está a 3.505 metros y a la fecha estamos en 3.500 metros nos faltaría cinco metros más para llegar al objetivo, veremos si el potencial del pozo hace que este pueda ser rentable económicamente”, dijo el Ministro.

Otro pozo que está en perforación, entre Villamontes y Yacuiba, es el pozo Timboy, “está programado a una profundidad de casi 4.000 metros, estamos en los 1.160 metros a la fecha, hay mucha expectativa, la esperanza de que este pozo salga productor, porque a partir de ello se va a revalorizar toda la cuenca”, explicó Sosa.

Bolivia y Brasil firman convenio para exploración de hidrocarburos

La empresa brasileña Petrobras y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) firmaron el 25 de febrero tres convenios que establecen bases futuras para la exploración y explotación de hidrocarburos. El presidente de Petrobras Erick Portela y el titular de YPFB Carlos Villegas rubricaron los acuerdos, mediante los cuales la primera evaluará el potencial hidrocarburífero en las zonas de Ingre, Capiguazuti y Río Salado, reservadas a la compañía boliviana.

Los convenios permitirán a Petrobras realizar estudios en estas áreas para establecer bases futuras para proyectos destinados a la exploración y explotación, desarrollo y producción de hidrocarburos. “Entre las muchas cosas que vamos a hacer, ahora vamos a iniciar estos estudios de tres áreas. Esperemos que en el transcurso de los próximos meses cuando se culminen los estudios, tengamos resultados y conclusiones importantes que permitan continuar con el siguiente paso: la suscripción de un contrato de exploración”, subrayó Villegas.

De otra parte, YPFB y la canadiense GLJ Petroleum Consultants firmaron un contrato para la certificación de reservas de gas, petróleo y condensado existentes en Bolivia. Villegas explicó que la empresa canadiense empezará sus actividades para tener la certificación y para saber exactamente la riqueza que tiene la nación suramericana. Subrayó que la certificación de reservas es un servicio empleado a nivel mundial y tiene como objetivo de determinar volúmenes de reservas de hidrocarburos líquidos y gaseosos contenidos en los reservorios, en las categorías probada, probable y posible, bajo las normas internacionales.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hace dos días que el sector de los hidrocarburos en Bolivia continuará su desarrollo basado en un proceso de mayores inversiones, nuevas perforaciones y la construcción de nuevas infraestructuras. En un discurso ante la Asamblea Legislativa, Morales anunció la construcción de una moderna refinería de petróleo en el departamento altiplánico de La Paz, a partir de los resultados obtenidos en el pozo Lliquimuni, cuya perforación se iniciará este año.

Bolivia ejecutó en 2013 grandes inversiones para impulsar procesos de exploración, producción e industrialización de hidrocarburos. Morales precisó que en 2013 YPFB invirtió 539 millones de dólares, mientras que sus empresas subsidiarias inyectaron 564 millones de dólares y otras operadoras alrededor de 731 millones de dólares. En ese sentido, dijo que este año se programó una inversión de más de tres mil millones de dólares para desarrollar el sector hidrocarburos.