Cochabamba (ABI).- El presidente de la Empresa Misicuni Jorge Alvarado oficializó el jueves el pedido de 32,5 millones de dólares adicionales para terminar la construcción de la presa del complejo múltiple, y anunció que su entrega podría retrasarse hasta febrero o marzo de 2015.

Las obras civiles de la represa del complejo múltiple fueron paralizadas en diciembre del pasado año debido a la cancelación del contrato de trabajo con el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni (CHM) por incumplimientos permanentes y una iliquidez generada por deudas millonarias.

El retraso en la reanudación de obras se debe a la difícil y morosa búsqueda de instrumentos legales para que otra empresa se haga cargo del proyecto. “El trabajo permitió determinar la posibilidad de contratación por excepción de empresas para que se hagan cargo de las obras pendientes por medio del artículo 65 del Decreto Supremo 181”, precisó Alvarado.

Las contrataciones se harán por la vía de la excepción para seis frentes de trabajo que requerirán procedimientos especializados y que deberán comenzar de manera simultánea. Cumplidos ambos procedimientos será posible reanudar las obras civiles en el final de marzo o la primera semana de abril, dijo Jorge Alvarado.

El proyecto se demorará también por la revisión del nuevo presupuesto requerido para la continuidad de la construcción de la presa con cálculos de volumen y precios unitarios. “La cantidad adicional que se ha de pedir está alrededor de los 35 millones de dólares y eso es lo que vamos a hacer conocer a la Gobernación de Cochabamba”, manifestó Alvarado.

El ejecutivo recordó que la reanudación rápida de las obras civiles, suspendidas desde diciembre, dependerá inicialmente del tiempo que tome la aprobación de los recursos económicos adicionales requeridos, y estima que el proceso demandaría entre 7 y 14 días porque existe el ofrecimiento que hizo el vicepresidente Alvaro García Linera para agilizar las gestiones.

“Una vez que tengamos la certificación de estos recursos nosotros ya vamos a hacer una invitación directa a las empresas, que son 15 interesadas, para continuar con la obra”. Actualmente se encuentran en proceso preparación los documentos base de invitación y “una parte de la información preliminar ya fue enviada a varias compañías y se cuenta con entre 10 y 12 interesadas de participar en el proyecto, entre ellas algunas de China y hasta algunas expresaron su deseo de hacerse cargo de toda la presa”, destacó Alvarado.

No obstante, se analiza la postergación de entrega de la presa del complejo múltiple. “Vamos a tener que revisar porque nosotros habíamos pensado el mes de septiembre teniendo un retraso de solamente de dos meses, pero hasta la fecha tenemos más de dos meses de retraso y para el reinicio de obras preliminarmente estaríamos pensando en la última semana de marzo”, detalló el presidente de la Empresa Misicuni.

“No ha de pasar de febrero o marzo del 2015”, prometió Alvarado luego entregar ayer la solicitud oficial de los fondos requeridos y sus justificativos a las autoridades de la Gobernación de Cochabamba.

El presidente de la Empresa Misicuni confirmó también que se reanudó la construcción de la planta de tratamiento de agua en la comunidad de Jove Rancho, uno de los dos componentes importantes del proyecto de provisión de agua de Misicuni, con una inversión de 7,1 millones de dólares. La obra fue adjudicada por excepción a la empresa Migema Construcciones y hasta la paralización de trabajos la obra registraba un poco más de 61% de avance.

Una vez en funcionamiento, la planta tendrá una capacidad de tratamiento de 1.000 litros de agua por segundo, en una primera etapa, y 2.000 en una segunda fase, recursos que serán distribuidos en los siete municipios del eje metropolitano del departamento de Cochabamba.