(Agencias).- El Presidente Evo Morales inauguró la primera planta eólica del país en la localidad de Qollpana, situada en el municipio de Pocona en la provincia Carrasco del departamento de Cochabamba. La generadora con capacidad de tres megavatios (MW) requirió una inversión de 7.673.705 dólares.

Luego de evaluar el Atlas Eólico de Bolivia en los últimos tres años, la Empresa Corani Sociedad Anónima, filial de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Corporación, hizo un reconocimiento de campos, seleccionó sitios, adquirió un predio y emplazó una torre de medición en Qollpana, cuyas coordenadas de ubicación son 17°37´48´´S, 65°17´02´´, a una altitud de 2.776 msnm.

En 2009 Corani inició los estudios de prefactibilidad y factibilidad de dicho parque eólico mediante la medición de vientos con sensores certificados en tres niveles, el primero a 38,5 metros de altura, el segundo a 48,5 y el tercero a 58,5 metros. Las mediciones continuas realizadas en los últimos años permitieron confirmar el potencial eólico de la zona.

El 9 de marzo de 2013 los gerentes de Corani Carlos Rocabado y de Hidrochina Zhongnan Engineering Corporation, Chen Ruyi, suscribieron un contrato para la instalación de dos aerogeneradores Gold Wind WTG77-1500, cada uno con una capacidad de generación de 1,5 MW.

“Esta va a ser la primera experiencia de Bolivia en tener generadores de electricidad a través del viento. En esta primera fase los dos aerogeneradores del Parque Eólico Qollpana aportarán tres megavatios de energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”, explicó el ministro de Hidrocarburos Juan José Sosa. El gerente de Corani precisó que la energía ingresará al SIN mediante una red de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (Elfec).

El ministro Sosa informó que los técnicos de Hydrochina dirigirán las operaciones de la planta durante dos años, periodo en el que realizarán el mantenimiento de los aerogeneradores y capacitarán al personal de ENDE.

Sosa detalló que el 59% de la energía eléctrica generada en el país proviene de termoeléctricas, en tanto que el 39,3% corresponde a las hidroeléctricas y 1,7% a la biomasa. Según el Plan Nacional de Desarrollo, en los próximos años deben instalarse en Bolivia parques eólicos con una capacidad de al menos 50 MW.

Pronostican crecimiento de la industria eólica latinoamericana

China consolidó su posición como líder mundial de energía eólica al cerrar 2011 con una capacidad instalada de 17,6 gigavatios (GW). Según el Consejo Mundial de Energía Eólica (CMEE), a este país le siguió Estados Unidos con 6,8 GW en 2011.

Al menos cien países usan energía eólica para generar electricidad, y la energía generada a partir del viento alcanzó los 282.275 MW, según el informe 2012 de la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA en inglés).

Los aerogeneradores instalados hasta fines de 2012 en todo el mundo aportaban 580 terawatt-hora al año, equivalentes a más del 3% de la demanda mundial de electricidad. En Asia se encontraba la mayor parte de las nuevas instalaciones (36,3%), seguido por América del Norte (31,3%) y Europa (27,5%). Latinoamérica se situó en 3,9%, mientras Australia y Oceanía alcanzaron 0,8%.

El potencial de crecimiento de la industria eólica en América Latina y el Caribe es muy elevado por su gran apetito de fuentes renovables, aseguró Adrián Katzew, gerente de la firma danesa Vestas, que participa en numerosos proyectos en Jamaica, República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y México.

A diferencia de lo que se observa en Europa, en toda la región existe una alta liquidez de la banca y una gran demanda en un contexto muy favorable para el desarrollo de ese tipo de energía, destacó Katzew.

Según un estudio de la firma especializada IHS Emerging Energy Research, Latinoamérica tendrá una capacidad instalada total de 46 gigavatios en 2025, con Brasil a la cabeza con 31,6 gigavatios, seguido por México con 6,6.