Luego de publicitar que este año lograría la mayor inversión de su historia, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) no pudo finalmente ejecutarla del todo y cierra el año con una inversión de 1.831 millones de dólares (81,8%) de un global de 2.243 millones de dólares programados para 2013. La renta petrolera se estima en 5.585 millones de dólares, pero el gobierno no precisa a cuánto aumentó el monto que se llevan las transnacionales.

El informe del presidente de la corporación petrolera estatal Carlos Villegas en el reciente aniversario de esta institución comprende que el saldo no ejecutado sobrepasa los 400 millones de dólares en 2013. Pese a esa alta cifra no gastada en su programación, Villegas anunció inversiones por 3.029 millones de dólares en 2014.

El presidente de YPFB destacó el momento que atraviesa Yacimientos. “Estos años y los años venideros vamos a continuar en esta época de auge y de brillo de YPFB”, dijo. De sus previsiones se desprende que el porcentaje asignado a inversiones en exploración –quizá la mayor de las debilidades de YPFB— tenderá a un leve aumento, no mayor a los dos puntos.

El 12,8% (286,2 MM/$us) asignado a exploración en 2013 era un porcentaje casi similar al señalado para 2014: 14,8%, (unos 450 MM). Del total de 3.029 MM/$us en inversiones, otros 1.250 fueron asignados a explotación, 254 a redes de gas, 719 a industrialización, 169 a transporte y 183 a refinación. Más o menos seis de cada 10 dólares a invertir en el sector el próximo año corresponderán a YPFB y sólo cuatro serán aportados por las operadoras privadas.

La renta petrolera fue establecida en 5.585 MM/$us, pero no se dio a conocer la porción que se llevan las operadoras del sector, y la diferencia con relación a la renta estatal, y al global de la participación estatal en todo el negocio hidrocarburífero, sumando los ingresos que en tributos a los combustibles recauda de los mismos ciudadanos bolivianos.

Organismos como la Fundación católica Jubileo han establecido que la participación estatal en los ingresos por exploración y explotación de hidrocarburos promedió 71% en el período 2006-2011. Ello dejaba en virtual inutilidad la publicitada fórmula del 82% estatal y 18% transnacional, propagandizada por el gobierno desde la nacionalización de los hidrocarburos.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Agrario y Laboral (Cedla) calculó que la renta petrolera boliviana en 2012 fue del 65% y el government take, 73%.

Villegas confirmó que continuará la producción acelerada de los campos. La consecuencia de esta decisión es monetizar las reservas de manera que el gobierno disponga de mayores cantidades de dinero. Si la producción de gas ascendió a 58 millones de metros cúbicos al día (Mmcd) este año, en 2014 se estima un incremento a 64,5 Mmcd. De los 59.000 barriles de petróleo al día (Bpd), se prevé un ascenso a 66.500 Bpd.

Entregas y logros en año electoral

El próximo año, marcado por las elecciones generales dispuestas para permitir una tercera elección del presidente Evo Morales, se espera la entrega de cinco plantas importantes:

La planta de procesamiento de gas de Itaú en San Alberto, Yacuiba, uno de los megacampos de hidrocarburos; también en Yacuiba se tiene previsto entregar en octubre la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco. En marzo se entregarán dos plantas engarrafadoras y de Recalificación y Reparación; y en septiembre la de Gas Natural Licuado (GNL). Villegas informó que la planta de Urea y Amoniaco, en Bulo Bulo Cochabamba, tiene un avance del 49%.

INVERSION PETROLERA- PRESUPUESTADA Y REALMENTE EJECUTADA (en MM Sus.)

2010

2011

2012

2013

Acumulado

2014

Presu-

puestada

Ejecutada

Presu-

puestada

Ejecutad

Presu-

puestada

Ejecutad

Presu-

puestada

Ejecutada

Presu-

puestada

Ejecutada

1.415

782

1,814

1.293

2.050

1.593

2.243

1.835

3.029

¿¿

55.2 %

71.2 %

77.7

81.8

Sin ejecutar

( -633 )

( -521 )

( -457 )

( -408 )

( -2.019 )

MM/$us

Fuente: elaboración propia con datos oficiales, Plan de Inversiones 2013-YPFB Corp. y Evaluación C. Villegas 20, dic- 2013

* El autor es periodista.