El abogado y ex asambleísta departamental de Tarija Alan Echart presentó al gobernador interino de ese departamento Lino Condori un proyecto de Decreto Supremo para la recuperación de recursos provenientes del cobro de licuables contenidos en el gas exportado a Brasil. El monto estimado es de 900 millones de dólares, considerando que lo adeudado a Tarija superaría los 150 millones de dólares por año desde la gestión 2008.

Según el contrato suscrito en 1996 por YPFB y Petrobras para la exportación de gas a Brasil, el gas debe tener como mínimo un poder calorífico de 9.200 kilocalorías por metro cúbico, equivalente a 1.034 BTU por pie cúbico. El gobierno vendió gas natural a Brasil a un precio determinado, y luego cayó en cuenta de que el hidrocarburo tenía un valor energético por encima de mil BTU por pie cúbico, lo que en el ámbito internacional también es pagado aparte.

En febrero de 2007 los Ministros de Energía de Bolivia y Brasil, junto a los presidentes de YPFB y Petrobras, suscribieron el Acta de Brasilia que establece que Petrobras realizará un pago adicional por los hidrocarburos líquidos contenidos en el gas natural exportado con un poder calorífico superior a 8.900 kilocalorías por metro cúbico. En 2009 YPFB y Petrobras firmaron el Addendum N. 4 que determina que los montos estipulados para los licuables no afectan al precio del gas natural ni a su fórmula de cálculo.

Posteriormente, el gobierno boliviano determinó que la totalidad de los ingresos por licuables serían destinados a YPFB para trabajos de exploración, mediante los decretos supremos 29434 y 29444. “Lo injusto es que el gobierno se olvidó de pagar a Tarija el 11% de regalías y el 4% de IDH”, reclamó Echart, tras recordar que expertos en el área petrolera coinciden en señalar que YPFB no genera ningún tipo de valor agregado por el gas exportado, y por eso no puede obviar el pago de regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) a favor de las regiones productoras.

“Presenté al Gobernador Interino un proyecto de decreto supremo para la recuperación de nuestras regalías e IDH provenientes del cobro de los licuables; el pago de regalías por los licuables es un derecho constitucional, así lo establece la Constitución y así lo interpretó el Tribunal Constitucional, por lo que es irrenunciable e innegociable”, recalcó Echart. (1)

En días recientes, la Cumbre Energética realizada en Carapari dio un plazo de seis meses al Gobernador Interino para la recuperación de los recursos por licuables, y su secretario de Hidrocarburos respondió que se gestionaría un decreto supremo. “Ya tienen el proyecto de decreto, y ahora solo tienen que hacerlo aprobar; ojalá cumplan su palabra”, comentó Echart.

De otra parte, el diputado chuquisaqueño de Convergencia Nacional (CN) Juan Luis Gantier denunció en febrero de este año que el gobierno evadió impuestos por la venta de condensado de petróleo a la República de Argentina, y solicitó informe escrito al Ministro de Hidrocarburos para que aclare la irregularidad que derivó en la evasión de pagos de regalías e IDH.

“YPFB vendió el petróleo en el mercado interno (a 27 dólares por barril) tributando a ese precio, para luego exportarlo a la Argentina, en asociación con YPFB-Refinación, a precio internacional (83 dólares por barril). La diferencia, solo en pago de IDH y regalías, llega casi a 50 millones de dólares en la gestión 2012, dinero defraudado al TGN y a las regiones”, aseveró Gantier.

En esa oportunidad, el diputado opositor reveló que YPFB, en vez de exportar directamente a Refinol, hizo una triangulación con YPFB-Refinación, operación que significó un perjuicio económico para el país y las regiones por alrededor de 41 millones de dólares. Ante el reclamo, el directorio de YPFB reconoció que desde junio de 2012 no se habría realizado el pago de regalías a los departamentos productores de hidrocarburos.

En marzo Gantier pidió a la presidenta de la Cámara de Diputados Bettty Tejada que inicie una demanda por incumplimiento de deberes contra el ministro de Hidrocarburos Juan José Sosa por no responder a la Petición de Informe Escrito en relación a la posible evasión de impuestos por la exportación de petróleo crudo a la República de Argentina.

“El problema es que el Poder Legislativo es la ‘quinta rueda del carro‘ porque desde enero que hemos solicitado informe escrito y tendríamos que tener respuesta a los 10 días; el plazo se cumplía el 31 de enero y sin embargo no hemos tenido respuesta; hemos hecho una demanda de conminatoria el pasado 15 febrero y aún no tenemos respuesta. Entonces quiere decir que el Ejecutivo es el que toma las decisiones y al Legislativo no nos dejan fiscalizar”, protestó Gantier.

Que el presidente de YPFB rinda cuentas

Por otro lado, el diputado de CN Luis Felipe Dorado exigió al presidente de YPFB Carlos Villegas que rinda cuentas de los mil millones de dólares que el Banco Central de Bolivia (BCB) entregó a la petrolera estatal como crédito, en vez de pedir a los municipios de todo el país que no reciban durante cinco años las regalías que generen nuevos campos hidrocarburíferos.

Meses atrás Villegas propuso a los municipios diferir hasta por cinco años el pago de regalías y del IDH generados a partir de los nuevos campos descubiertos en los próximos años. El Presidente de YPFB aclaró que los recursos diferidos serían reembolsados a los municipios y gobernaciones en alícuotas uniformes durante los 10 años posteriores a la implementación de la norma.

Según Dorado, la propuesta del gobierno revela que éste ya no tiene recursos de libre disponibilidad, “dilapida el dinero generado por la venta de hidrocarburos y ahora va tras las regalías departamentales que benefician hoy a todo el país, pero el gobierno quiere ignorar ello y muestra su intención de apropiarse de ellas durante cinco años, luego de haber mostrado negligencia en la administración de sus propios recursos”.

“Es falso que YPFB utilizará ese dinero para nuevas exploraciones porque son las petroleras las que invierten en ello”, alertó a su turno la diputada de CN Ericka Claure. “Por ejemplo, en el bloque Azero también perteneciente a Santa Cruz y Chuquisaca, las empresas exploradoras Total de Francia y Gazprom de Rusia invertirán el 100% en exploración y el Estado boliviano nada”, precisó. (2)

El BCB informó que desde 2010 hasta agosto de este año desembolsó alrededor de 5.869 millones de bolivianos a favor de YPFB, 2.467 millones de bolivianos a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), 601 millones de bolivianos a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y 1.091 millones de bolivianos a la Empresa Azucarera San Buenaventura. En total, las cuatro empresas estatales recibieron casi 10 mil millones de bolivianos.

El crédito de casi mil millones de dólares otorgado a YPFB fue inscrito en el Presupuesto General de la Nación en 2009, y supuestamente financiaría el Plan de Inversiones de YPFB 2010–2015, que debió ser aprobado por el Directorio de YPFB y analizado por otras entidades del gobierno como UDAPE, por ejemplo. (3)

Dorado pidió a Villegas que informe en qué se gastó el crédito, además de explicar todo el procedimiento de gestión del préstamo y las instancias gubernamentales que lo aprobaron, incluyendo los criterios o requisitos que YPFB tuvo que cumplir para acceder al dinero.

“Nos llama la atención que el Plan de Inversiones de YPFB 2010–2015 difiera con los planes previos, como ser la Estrategia Boliviana de Hidrocarburos (EBH) o el Plan 100 que fueron presentados antes; parecería que no fueron elaborados por el mismo gobierno ni por los mismos equipos técnicos”, observó Dorado.

Notas:

1. El ex asambleísta Echart perdió su curul a causa de una Sentencia Penal Ejecutoriada, siendo actualmente el único sentenciado por las tomas de instituciones de 2008 ejecutadas por el movimiento cívico tarijeño en defensa de las regalías e (IDH).

2. La diputada Claure advirtió también que el departamento de Santa Cruz será el más afectado por la medida, pues “hay que tener en cuenta que la mayoría de los nuevos pozos están en Santa Cruz, a diferencia de Chuquisaca, Tarija y Cochabamba, donde están los campos viejos”. Por ejemplo, el bloque Aquio e Incahuasi de Santa Cruz, que comenzará a producir en diciembre de este año, sería afectado por la normativa.

3. El BCB otorgó varios créditos por más de 1.300 millones de dólares para financiar proyectos productivos, entre ellos la habilitación de un ferrocarril entre las localidades de Bulo Bulo (Cochabamba) y Montero (Santa Cruz). Hasta el 30 de junio el ente emisor desembosó el 20% del crédito concesional otorgado a YPFB para la construcción de la planta de Amoniaco y Urea en Bulo Bulo, provincia Carrasco del departamento de Cochabamba. Dicho crédito denominado SANO 257/2012 fue suscrito el 11 de septiembre de 2012 por un total de 6.012,8 millones de bolivianos, a 20 años plazo, cinco años de gracia a partir del primer desembolso (22 de octubre de 2012), y a una tasa de interés anual de 0,96%.

Por otro lado, hasta el 30 de junio de este año el BCB desembolsó el 87% del crédito SANO 202/2009 otorgado a YPFB para la construcción de las plantas de separación de líquidos de Río Grande en Santa Cruz, Gran Chaco en Tarija y proyectos de YPFB Transporte. Hasta esa fecha el ente emisor ejecutó 39 desembolsos por un total de 4.236 millones de bolivianos de un crédito total de 4.879 millones de bolivianos. Este préstamo fue otorgado a 20 años plazo, con cinco años de gracia a partir del primer desembolso (7 de octubre de 2010) y con un interés anual del 1%.

La Planta de Separación de Líquidos Río Grande, ubicada en el municipio de Cabezas del departamento de Santa Cruz, costó 159 millones de dólares y fue entregada el 10 de mayo. Procesará un caudal de 5,6 millones de metros cúbicos día (MMmcd) para obtener 361 toneladas métricas diarias (TMD) de gas licuado de petróleo (GLP), 350 barriles por día de gasolina estabilizada (BPD) y 195 BPD de gasolina rica en isopentano. La Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco, ubicada en la población fronteriza de Yacuiba, tendrá un costo de 643,8 millones de dólares, procesará 32 MMmcd de gas natural para producir 2.247 TMD de GLP, 1.658 BPD de gasolina, 10.44 BPD de pentano y 3.144 TMD de etano.