El “default” financiero de los Estados Unidos ha sido evitado en “extremis”. El “Tea Party” de Sara Palin, el ala extremista del Partido Republicano, ha llevado su partido a la derrota y no mencionan ni siquiera a una autocrítica. Más bién meditan revanchas. Algunos sueñan comenzar otra vez la batalla dentro de tres meses cuando expire la refinanciación de la deuda pública.

El llamado “Patriotas del Tea Party” es el último capítulo de una guerra que dura desde hace cuarenta años, una guerra de poderes enormes del capitalismo más restrictivo; detrás de este lema populista está una poderosa máquina de guerra financiera. Es casi improbabile que los republicanos moderados se dejen arrastrar de nuevo en el túnel autodestructivo del último mes. Ironía del destino, en este caso, son los moderados a terminar bajo proceso, mientras los “Patriotas del Tea Party” están en la ofensiva.

La “estrella naciente” de estos extremistas fanáticos es el senador texano Rafael Eduardo “Ted” Cruz, un cubano-canadiense. Su padre Rafael, descendió con Fidel Castro de las montañas de la Sierra para luego huir de Cuba como contrarevolucionario. Rafael Cruz emigrò al Estado de Texas (EE.UU.) en busca de petróleo que no encontró, para luego expatriar a Canadá en busca de mayores posibilidades económicas. “Ted” vivió sus primeros cuatro años en Calgary donde nació, luego su familia se trasladó nuovamente a Texas, precisamente a Houston,

Trabajó para poder estudiar leyes, primero en Princeton y después en Havard, la misma facultad de su odiado adversario Barack Obama. Reaganiano fanático, fue capaz de establecer relaciones con los nostálgicos del viejo presidente. Activo en todas las manifestaciones de la derecha republicana se ligó a la Administración de George W. Bush y gracias a la popularidad toda “texana” de “Dubya” Bush y a las recomendaciones del “clan”, entró como primer senador latino en la historia de Texas.

En el senado de los Estados Unidos no ha hecho una propuesta, no existen iniciativas legislativas que lleven su nombre. Tiene sólo una resistencia física que le ha permitido hablar continuamente por 21 horas desde su propio escaño del senado para impedir el voto sobre la deuda pública convirtiéndose en un fanático obstrucionista.

“Ted” Cruz usará seguramente el populismo del sur y del “midwest” hasta que le sea cómodo, luego los republicanos le garantizarán éxito en las elecciones primarias, donde los extremistas votan y los moderados se abstienen. Se moverá luego hacia el lugar donde se ganan las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, el Centro. “Ted”, que usa botines de punta y taco es el típico “rheinstone cowboy” sólo que no ha nacido en los EE.UU., ha nacido en Calgary, Alberta (Canadá), generando dudas sobre su posible candidatura a Presidente de los Estados Unidos que según la Constitución tiene que ser “natural born”, es decir nacido en suelo americano.