El Cairo y Ramallah (PL).- Las costillas y la pelvis del líder palestino Yasser Arafat mostraron niveles anormales de polonio 210, un elemento radiactivo que le ocasionó la muerte, reveló la televisora satelital Al Jazeera. Un portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) pidió una investigación mundial sobre la muerte de Arafat.

El informe sobre los estudios de las muestras tomadas del cadáver de Arafat realizado por 10 científicos suizos reconoce que existe 83% de posibilidades de que su muerte fuera causada por intoxicación con polonio, elemento radiactivo, a disposición de países con capacidad nuclear, como es el caso de Israel.

El reporte tiene 108 páginas y los estudios fueron realizados en el Instituto de Física de la Radiación del Hospital Universitario de Lausana, Suiza. El estudio de las muestras tomadas de los despojos mortales de Abu Ammar, nombre de guerra de Arafat, permiten a los 10 científicos encargados del análisis estar seguros en 83% de que fue envenenado, según la glosa del informe divulgada por la cadena Al Jazeera.

Los restos de Arafat fueron exhumados en noviembre pasado a petición de su viuda, Soha, con la autorización de la Autoridad Nacional Palestina, del monumento que los guarda con una llama eterna en la Cisjordania.

Arafat, quien comenzó el levantamiento contra la ocupación de Palestina en 1965, estuvo sitiado por el Ejército israelí durante meses en la Mukata, la sede del Gobierno palestino hasta que en noviembre de 2004 fue trasladado a un hospital militar en las afueras de París aquejado de una enfermedad misteriosa y falleció después de una corta agonía. Los galenos franceses encargados de su autopsia rehusaron especificar las causas del fallecimiento.

El polonio 210 es un elemento radiactivo al que tienen acceso países con capacidad nuclear, como Israel, cuyos gobiernos durante décadas trataron sin éxito de aniquilar al líder palestino por diferentes vías.

Un portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) pidió una investigación mundial sobre la muerte de Arafat, tras la difusión de un informe sobre contenido de polonio 210 en los restos del líder palestino.

Los resultados de los análisis demuestran que Arafat fue envenenado con polonio 210, lo que significa que el crimen fue cometido por un Estado, porque ese elemento no está a la disposición de individuos, dijo Wasel Abu Yusef, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP.

Al igual que se formó un comité para investigar la muerte del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri, debe haber un grupo internacional que investigue el asesinato del presidente Arafat, dijo el portavoz. El Comité Central de Al Fatah, el mayor componente de la OLP, estaba reunido la tarde de hoy para analizar el informe y los acontecimientos, reveló el informante.

Arafat fue trasladado de urgencia en noviembre de 2004 a un hospital militar en las afueras de París aquejado de una dolencia desconocida y falleció tras una corta agonía sin que los médicos que lo atendían y los patólogos que realizaron la autopsia pudieran determinar las causas de la muerte.

Hasta su traslado a Francia, Arafat pasó meses asediado por tropas israelíes en la Mukata, sede del Gobierno de la Autonomía Palestina en esta ciudad que fue atacada casi a diario. Durante su última invasión al sur libanés la artillería israelí disparó proyectiles cargados de uranio empobrecido contra zonas bajo control del brazo armado del Hizbolá, (Partido de Dios, en árabe).

Israel nunca ha admitido la posesión de armas nucleares pero es sabido por detalles proporcionados por uno de los científicos que trabajó en el proyecto que ese país posee el arma atómica y la probó en una zona apartada de Sudáfrica cuando aún regía el sistema de apartheid. Tan pronto llegó al poder, el presidente sudafricano Nelson Mandela renunció a los dispositivos nucleares que poseía su país.