1. Cumplir años no es así nomas. De hecho, los festejos constituyen un ritual de paso que nos llevan de una edad a otra. De una “calle” a otra, como lo describiría en 1612, Guaman Poma de Ayala en referencia al modelo de conteo etareo en el imperio inca.

Hay hombres que luchan un día y son buenos…

Hay otros que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.

Pero hay los que luchan toda la vida, esos son imprescindibles”

[Bertolt Brecht]

Según el Cronista indio, la edad de los varones se mide en diez calles, la primera es la más importante: “En esta calle primera que quiere dezir hombres ualleentes, soldados de guerra, Auca Camayoc…”. Cada una de esas edades, marcan nuestro thaqui (camino), y el crecimiento de nuestro ajayu (ánimo).

El thaqui con el ajayu nos dicen hacia dónde vamos, pero fundamentalmente nos recuerdan de dónde venimos, de qué barros estamos hechos y qué necesitamos para robustecer nuestra Q’amasa (energía).

Cumplir años –contemporáneamente- tiene que ver con el calendario gregoriano y su división temporal imperfecta cada cuatro años. Pero de todos modos, la que usamos en gran parte del planeta tierra para contabilizar nuestro paso por la vida.

2. Por ello el Presidente nos recuerda -permanentemente de dónde viene-, para decirnos hacia dónde va. Para recordarnos hacia dónde va la patria bajo su conducción estratégica.

Nos recuerda que su cuna no fue una cuna de oro, sino el catre donde los cueros de llama y cordero son el colchón y los p’ullus el abrigo. Que su vida infantil fue, como lo es de todo niño que vive en el campo, con privaciones y sometido a los rigores del desprecio colonial. Hasta los juguetes -a la semejanza de soldados- provenían de los huesos de los animales… sin cumpleaños y sin festejos.

Desprecio cuyas víctimas eran los maestros y los niños. Los maestros por ser maestros rurales y los niños por ser niños del campo. Ambos víctimas de un modelo educativo que privilegiaba el área urbana y al maestro urbano. El maestro urbano tenía que hacer sus prácticas en el campo para “entrar” a la ciudad, es decir “entrenarse” con los niños del campo para “hacer bien su trabajo” con los niños de la ciudad. El maestro rural condenado a “vivir” como rural, en camas de adobe y cocina comunal obligatoria, con la tensión de que algún momento puedan perderse estudiantes hacia la ciudad y cerrar la escuela cantonal que era solo para la primaria.

Llegar a bachiller para gente como nosotros, solo era posible saliendo a la ciudad y haciendo de todo, aprendiendo a vender y trabajar de todo. Evo sale bachiller de un colegio orureño en la zona sud, el “Marcos Beltrán Ávila” (para la época un colegio en zona marginal, allá a una cuadra de la avenida España. Colegios de poco prestigio para migrantes cuyo destino no está precisamente en tener prestigio, sino de albañiles, choferes, músicos o panaderos. Eran otros tiempos…

Hoy todos los colegios pueden darnos una presidenta o un presidente. Es cuestión de tiempo… De hecho, niñas y niños estudian para Presidente por el ejemplo del Presidente Evo.

3. La vida lo lleva al cuartel luego al Chapare. Se convierte en dirigente cocalero y dirigente en las canchas de futbol, combatiente sindicalista, antiimperialista y anticolonialista. Formado con lo mejor de la experiencia obrera –producto de la relocalización del 86- combina su formación política con la vida práctica y cotidiana de enfrentamiento a la DEA, el UMOPAR, la CIA, y el Pentágono.

Los muertos son muchos, los presos y torturados, las violadas por la represión se cuentan por montones, por eso las seis Federaciones del Trópico constituyen el núcleo de la vanguardia indígena originario campesino, porque concentra toda la experiencia de enfrentamiento a lo más granado del imperialismo norteamericano en tierras suramericanas.

El trópico de Cochabamba se convirtió en el teatro de operaciones donde el neoliberalismo, daba rienda suelta a su cobarde agresión militar. La “guerra contra las drogas” -como lo ha demostrado la evidencia empírica- era en realidad, una excusa para intervenir la democracia. Controlar, disciplinar al ejercito y, fundamentalmente para contubernio con los gobiernos so pretexto de “certificación”, a la vez que apretar el cinturón del pueblo a extremos inimaginables, inaguantables.

4. Hoy mucha agua ha corrido bajo el puente. La ingerencia americana ha sido derrotada en octubre del 2003, sus agencias de control (DEA, CIA, USAID y NAS) expulsadas de la patria al igual que Goni.

5. Se ha nacionalizado los hidrocarburos y se ha recuperado para la patria al menos unos 4.700 millones de dólares cada año. Si en 2005 los ingresos por la renta petrolera era de 300 millones hoy son 5.000 millones. 4.700 millones de bolivianos de diferencia no es poco. Es lo que hoy gozan gobernaciones, alcaldías para sus programas y proyectos.

Con razón Eduardo Galeano, con certeza de economista señala que: “Los países que son dueños de sus recursos son países ricos, lamentablemente son pocos”.

6. El Juancito Pinto, bono infantil para reducir la deserción escolar y que ha generado una serie interminable de estudios sobre el éxito material en tierras ayer condenadas al analfabetismo, fue promulgado por vez primera el 26 de octubre del 2006, en pleno cumpleaños del Presidente.

Y dijo Evo Morales ese jueves 26:

“[Q]uiero decirles a ustedes padres de familia, el resultado a un mes de nacionalización estamos destinando a los niños llamado bono Juancito Pinto.

¿Y por qué, sobre todo hemos pensado especialmente en el campo?, porque yo estaba en una escuela seccional, en un área rural donde no habían bancos, eran de adobes los bancos que hacían nuestros padres, la escuela es hecha por los padres de familia de la comunidad, del ayllu (…)

Yo me acuerdo por ejemplo cuando mi papá viajaba a la ciudad a comprar material escolar, yo sabía qué día tenía que volver, dos noches no dormía esperando el material escolar, y para comprar material escolar vendía 4 ovejas, 3 ovejas, 1 o 2 llamas.

En el campo muy poco se comentaba, de las fiestas de Navidad, pero cuando uno va creciendo mediante las radios nos comunicamos. Fiesta de Navidad, regalo para los niños, y nunca hay regalo, yo no conozco regalo hasta que salí de mi comunidad aún niño, y ¿cuáles eran nuestros juguetes en el campo?, los huesos de la llama, los huesos de la oveja, ese era nuestro juguete, hacíamos como soldados para jugar.

El papá viaja otra vez a la ciudad para traer algo, tiene que llegar fruta, esperando fruta, llegaba una naranja para tres hermanos, una naranja tenía que comer tres hermanos, estoy hablando del altiplano. Pero de la naranja queríamos comer más la cáscara, y la mamá decía no, no coman la cáscara, la cáscara de la naranja hay que secar para el desayuno, hacer una especie de té, la pelea era los tres niños con la mamá, nosotros queríamos comérnoslo la naranja más la cáscara pero la mamá nos quitaba la cáscara de naranja para secar y que sirva de té para el desayuno en la casa.

Esa es nuestra situación, y uno estando de niño desea mucho, quiere juguetes, quiere material escolar, quiere fruta, en el campo, en el altiplano especialmente no se puede.

Estas cosas niños, niñas nos obliga a pensar en este bono Juancito Pinto, y esperamos que realmente pueda servir para nuestros niños (…)

[Y] a partir de este año va a ser ya eternamente para toda la vida”.

Estamos en el octavo año (2006-2013) desde su pago inicial, y ya ha pasado del quinto de primaria hasta el cuarto de secundaria, el 2014 se prevé que llegará al sexto de secundaria además de una computadora portátil para cada estudiante. La inversión en el Juancito Pinto el 2006 fue de 216,000.000 Bs., hasta el quinto de primaria, hoy 2013 es de 418,000.000 Bs., hasta el cuarto de secundaria.

¿Qué gobierno pensó siquiera en tal medida? Ninguno… en toda la historia de Bolivia.

El carácter estratégico de la medida está fuera de duda, constituye una política única en su género, pero más allá, única en lograr la sonrisa de las niñas y los niños, porque al fin y al cabo, eso es lo que realmente importa: una sonrisa.

Con este bono al mes de la nacionalización de los hidrocarburos, se marca el primer cumpleaños del Presidente Evo en el gobierno. Toda una generosidad de la historia.

7. La democracia se ha robustecido sustancialmente, los neoliberales ayer nos decían “2/3 son democracia” hoy tenemos 2/3, les tapamos la boca…

Ayer nomas los partidos políticos hacían gala de “pactos” corruptos para repartirse el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. Las pruebas están en sus propias peleas internas ventiladas por los medios de comunicación que fueron convertidos en zonas de espectáculo y reality shows.

Fueron esos pactos corruptos los que hicieron que Goni el 2002 fuera presidente con Jaime Paz y Manfred Reyes de aliados, con los cívicos y algunos sindicatos corruptos. Aliado a Carlos D. Mesa como Vicepresidente y Juan del Granado como Alcalde, Goni comete el delito de genocidio en su versión de masacre sangrienta. Los cómplices, hoy se lavan las manos como Pilatos y besan como Judas.

El 2003, luego de ese octubre fatídico, era posible que el MAS asumiera la dirección del país, pero no se hizo. ¿Porqué?

Una decisión acertada. Fue el mejor paso táctico –convertido luego en estratégico- en la historia política de nuestro país. Ni la guerra federal y su Asamblea Convencional en 1899, ni la del 52 y el primer gobierno de Paz se asemejan en su contenido de fondo: Hacer la revolución con los votos y la conciencia del pueblo.

Evo lo dijo en ese tiempo, habiendo posibilidad de alianza no lo hizo. Evo se opuso a todas las tendencias que planteaban ese camino y se eligió el camino del voto y la conciencia del pueblo.

Esa decisión ha marcado todo un modelo estratégico del sistema político en Bolivia. No hay posibilidad hoy en día, de que los pactos vergonzosos se repitan sin tener por encima el escrutinio negativo del pueblo.

8. Economía, Política y Sociedad han sido marcados generosamente por Evo Morales.

Su fuego proviene de los primeros habitantes de estas tierras, proviene de las voces más viejas de la memoria…

Marx señala en la Critica del Programa de Gotha que: “Cada paso de movimiento real vale más que una docena de programas”

Evo Morales, es la experiencia más nítida y fuerte de la experiencia real. Las pruebas así lo confirman, las pruebas son irrefutables. Evo Morales es por ello, nuestro Auca Camayoc

* Director general de Estudios y Proyectos del Viceministerio de Gestión Comunicacional.