(ABI).- El Sistema de Naciones Unidas expresó el jueves su preocupación por los resultados de un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estableció que Bolivia ocupa el primer lugar en violencia física contra las mujeres. Después de la promulgación de la Ley 348, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) atendiò 12.245 casos de violencia contra la mujer y un caso de feminicidio.

“Según estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 12 países de la región, Bolivia ocupa el primer lugar en violencia física contra mujeres y el segundo, después de Haití, en violencia sexual”, precisó la representante de ONU-Mujeres, Asa Regner, en su participación en la campaña “el valiente no es violento”, destinada a prevenir y luchar en contra de toda forma de violencia hacia las féminas.

Explicó que esa campaña es una iniciativa dirigida sobre todo a los hombres, que busca hacer un llamado público de prevención de la violencia, que afecta a 7 de cada 10 mujeres en el país.

En el inicio de la campaña participaron la ministra de Comunicación, Amanda Dávila; la viceministra de Justicia, Erika Chávez; los Fiscales de Distrito, representantes de la Policía y la presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada.

En esa línea, la representante de ONU-Mujeres remarcó que incluir a los hombres, como parte de la solución al problema de la violencia, es un imperativo en la campaña. Dejó establecido que “no es una campaña en contra de los hombres, sino que se los convoca a trabajar conjuntamente para eliminar ese mal”.

Para la coordinadora residente de Naciones Unidas en Bolivia, Katherine Grigsby, “la violencia está profundamente arraigada en valores que promueven la desigualdad de poder entre hombres y mujeres, en todos los niveles de la sociedad. “Si cambiamos esos valores, esos estereotipos, podremos prevenirla y erradicarla”.

La campaña pretende generar una mayor conciencia pública e incrementar la voluntad política y los recursos asignados a prevenir y responder a la violencia contra las mujeres y niñas, haciendo un llamado a los gobiernos, sociedad civil, a medios de comunicación, sector privado, y a jóvenes, hombres y mujeres, a sumar esfuerzos para poner fin a la violencia contra las mujeres.

Según la encuesta sobre Derechos de las Mujeres, realizada por ONU Mujeres en 2012, las mujeres bolivianas consideran que su situación ha mejorado respecto del ejercicio de varios derechos, como recibir educación y mayor posibilidad de participación política. Pero afirman que la situación que menos ha cambiado a favor de ellas, es la de sufrir menos violencia.

Las cifras y la propia percepción de las mujeres bolivianas advierten sobre la gravedad del problema de la violencia contra las mujeres en el país, señala el estudio.

La presidenta de la Cámara de Diputados Betty Tejada informó que en los municipios del país se reciben 12 denuncias de violencia hacia la mujer al día, desde la aplicación de la ley contra la violencia hacia las féminas. En marzo de este año, el presidente Evo Morales promulgo la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, que sanciona con 30 años de cárcel sin derecho a indulto por feminicidio.

“Ayer hemos escuchado cifras son casi, por ejemplo en los municipios, son 12 denuncias al día de mujeres que han sido agredidas físicamente y psicológicamente”, afirmó en conferencia de prensa. “La ley se está implementando, no olvidemos que es muy nueva, este año más bien estamos viendo, buscando donde radica la mujer violentada, sienta su denuncia, y quien le agreda tenga la sanción respectiva”, complementó.

Agregó que con la norma se está implantando una “cultura de denuncia”, donde la mujer ya no se siente intimidad por demostrar violencia física o psicológica. “Una cultura de denuncia cuando también las mujeres agredidas sientan, van a tener la respuesta, una cultura de cómo van a sentar la denuncia, a veces son engañadas por sus malos abogados”, dijo.

Rosa Lema, directora de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), creada después de la promulgación de la Ley 348, informó que hasta la fecha se atendieron 12.245 casos de violencia contra la mujer y un feminicidio.

Lema, que se sumó a la campaña ‘el valiente no es violento‘, que tiene la finalidad de prevenir y combatir toda forma de violencia hacia la mujer, afirmó que los casos se incrementaron 40% porque las denuncias que llegaban a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) se registran ahora en esa nueva unidad.

En esa línea explicó que desde la promulgación de la Ley 348, que establece la creación de la FELCV, esa entidad atendió 12.245 casos en todo el país, con un promedio de atención de 30 a 50 casos de violencia hacia la mujer por día. Precisó que se atendió un solo caso de ‘feminicidio‘, cuyo autor, el profesor Hernán Monovi Sacaca está recluido en la cárcel de Chonchocoro por el asesinato a golpes de su esposa Baldina López Pucho, que dejó en la orfandad a siete hijos menores.

La Directora de la FELCV informó que el trabajo se ha redoblado, tomando en cuenta que antes, cuando funcionaba la Brigada de Protección a la Familia, sólo se dedicaban a la prevención, auxilio y orientación, en casos de violencia ‘intrafamiliar‘, mientras como nueva fuerza policial se sumaron las tareas de investigación, de identificación y aprehensión al o autores de esos hechos.

En esa ruta, acotó que se crearon plataformas de atención en diferentes Estaciones Policiales Integrales (EPIs) para practicar las diligencias orientadas a la individualización de los autores y partícipes, para asegurar su comparecencia, aprehenderlos en caso de ‘flagrancia‘ y ponerlos a disposición del Fiscal, en el plazo máximo de 8 horas.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Senadores Gabriela Montaño destacó el trabajo realizado desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) en favor y defensa de la mujer. “Han habido avances fundamentales en términos de participación en los espacios de toma de decisiones y eso es innegable; hay cambios cuantitativos y cualitativos, se ha generado muchos instrumentos legales de protección de derechos, pero por supuesto hay temas en los que hay que seguir avanzando”, indicó en la celebración del Día de la mujer boliviana.

En 1980 la presidenta de la entonces República de Bolivia, Lidia Gueiler Tejada, instituyó el 11 de octubre como Día de la Mujer Boliviana, en honor al nacimiento de la escritora, maestra, poetisa y luchadora social Adela Zamudio Ribero, precursora de la educación laica y de la reivindicación pedagógica, social y cultural de las mujeres bolivianas.

La legisladora destacó los logros en la protección de los derechos de las mujeres con relación a la lucha contra la violencia, protección a la participación política, en el acceso a la tierra, acceso al crédito y otros, “con las leyes sancionadas por el Legislativo”.

Sin embargo, señaló que hay normas a las que les faltan recursos para su aplicación, por lo que instó al Órgano Judicial “asuma responsabilidades en temas de fiscalización”, sobre todo para subsanar el tema de la demora procesal.

Sobre el trabajo del Órgano Judicial y del Ministerio Público, Montaño pidió celeridad en los casos de maltrato y abuso contra las mujeres, para no permitir que esos actos queden impunes. A su juicio, el trabajo de implementación de las leyes en favor de las mujeres debe ser colectivo, entre el gobierno nacional, los gobiernos departamentales y municipales.

La diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Marianela Paco denunció que existe insensibilidad, negación y resistencia de los administradores de justicia en la aplicación de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia.

“En el proceso, en el caminar en todo el país hemos encontrado no solamente deficiencias en la ley; lo que hemos encontrado es insensibilidad en las y los administradores de justicia. Hemos encontrado negación, hemos encontrado resistencia en este sector que es fundamental para la puesta en vigencia plena de una norma de la envergadura que tiene la Ley 348 sobre todo”, afirmó.

Precisó que entre los reclamos genéricos están: una mala atención en las instituciones, asociada a la discriminación y la resistencia a la aplicación de las nuevas normas.

“En cuanto a la Ley Integral lo más grave que hemos encontrado es que entre juez de familia y jueces penales se estaban tirando la pelotita, ninguno quería aplicar la ley, cuando ellos tienen por obligación leer el contenido de la norma, y la 348 en la disposición transitoria cuarta establece que en tanto y cuanto se van implementando los juzgados contra la violencia a la mujer, quienes tienen que hacerse cargo son los jueces penales o mixtos en las provincias y áreas rurales, pero acá se han negado, no les han querido atender, lo mismo con las y los fiscales”, explicó.

La legisladora sostuvo que todavía aplica la conciliación, en contrariedad a la ley, además de que no se identificaron protocolos de atención únicos a las víctimas. Recordó que la ALP sancionó cuatro leyes a favor de los derechos humanos: la Ley 045 Contra el Racismo, la Ley 263 Contra la Trata y Tráfico de Personas, la Ley 243 Contra el Acoso y la Violencia Política, y la Ley 348 Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia.

De otra parte, la Fiscalía General de Estado (FGE) informó que cumpliendo con el mandato de la Ley 348 validó los protocolos de actuación de fiscales y creó las fiscalías especializadas para la persecución penal por toda forma de violencia a las mujeres.

“En una reunión que se realizó en Santa Cruz no solamente se validaron los protocolos sino se aprobaron los instrumentos para la implementación de la Ley 348 que son parte de la normativa interna del Ministerio Público para la persecución penal en los casos de violencia hacia las mujeres”, precisó Fabiola Tito, funcionaria de la Dirección de Protección a Víctimas y Testigos del Ministerio Público.

Explicó que en ese evento participaron los Fiscales Departamentales, Fiscales de Materia, médicos forenses y Unidades de Atención a Víctimas y Testigos, de diferentes lugares del país. Recordó que el 9 de marzo de 2013 se promulgó la Ley 348, que establece que la Fiscalía General del Estado adoptará todas las medidas necesarias, para la creación de las Fiscalías de Materia Especializadas contra la violencia hacia las mujeres; además de la Dirección Forense Especializada.

Detalló que los protocolos están orientados al cumplimiento de la Ley 348, para ofrecer un servicio integral a la sociedad y para perfeccionar el resultado de las investigaciones penales.

“Los protocolos validados fueron el de actuaciones mínimas para fiscales; el de protección y la asistencia a las víctimas; de atención médica forense y psicología forense; y el reglamento de la Dirección Forense Especializada en el IDIF, para las mujeres en situación de violencia que establecida por la Ley 349”, detalló.

Dijo que las direcciones tienen el objetivo de constituirse en la instancia de coordinación y articulación de servicios del IDIF para la atención especializada, prioritaria y diferenciada de los delitos vinculada a la Ley 348.

Informó que se crearon las fiscalías especializadas bajo la premisa de que tanto las víctimas por delitos previsto en la ley 348 son víctimas de atención prioritaria, dada la vulnerabilidad de los derechos de las víctimas y el peligro en el que se encentran.

“Hubiera sido ideal que la aprobación de Ley 348 haya estado acompañada de una partida presupuestaria necesaria para la implementación de fiscalías especializadas y exclusivas”, complementó.