El Ministerio de Medio Ambiente de Colombia encargó al Instituto Humboldt elaborar un nuevo Mapa de páramos mediante un preciso estudio cartográfico mucho más exacto que el vigente, como parte del Plan de desarrollo que establece la misión de delimitar los ecosistemas. Dicho estudio fue encomendado al Ministro de Medio Ambiente, pero esta oficina se ha negado sistemáticamente a reconocerlo para que sea adoptado oficialmente.

Tremenda paradoja, se hace un estudio, con un costo millonario, cuyos dineros salen del erario, de todos los impuestos y contribuciones de los ciudadanos (as), como parte de la responsabilidad que le cabe al ministerio de proteger los ecosistemas naturales y ahora enfría su adopción, lo cual según el Ministro, obedece a que el estudio debe hacerse en una escala de 1 por 25 mil ( donde un metro en un mapa corresponde a 25 mil en la realidad) y no en una escala de 1 metro por cien mil (donde un metro equivale a cien mil metros) como lo hizo efectivo la prestigiosa institución orientada por el gobierno.

Ahora aduce que debemos esperar a que se haga el de menor escala para mayor precisión. Este argumento del Ministro de Medio Ambiente es un distractor, parecido a los que adoptan cada rato, los administradores del poder, con el fin de evitar la aplicación de una norma, estudio o legislación o para desviar la atención hacia donde no es. Recordemos que en pleno proceso de paro nacional agrario, colocó el presidente el tema del fallo de la corte de la haya, que definió el conflicto limítrofe de Nicaragua y Colombia de manera diversionista.

Una pregunta: ¿si se necesitaba uno de mayor precisión por qué se ordenó el realizado? Blanco es gallina lo pone. Se evitó el de menor escala porque se pensó que el realizado tendría menor impacto en las políticas económicas y ambientales; ahora hay intereses muy poderosos afectados y en riesgo por el nuevo atlas de paramos tal como lo vamos a ir describiendo más adelante.

Sorpresas te da la vida

Lo que no contaba, entre los cálculos de los administradores de Colombia, era ser sorprendidos por los nuevos elementos que trae y determina el estudio realizado por el Instituto Humboldt, lo cual afecta profundamente la actual política minera y agropecuaria del país que viene ejecutándose desde hace año, pues todos sabemos que los páramos son ecosistemas protegidos por su alto valor de productores de elementos esenciales para la vida, en los cuales no se pueden desarrollar actividades como las ejecutadas por las llamadas locomotoras del crecimiento.

Antes del estudio todo el país estaba convencido que contábamos con 1 millón 933 mil hectáreas de páramos, límite que determinaba la cantidad de tierras de páramos sin actividades económicas altamente agresivas como lo es la minería. Ahora resulta que el nuevo mapa de páramos nos dice que la cantidad de hectáreas ha aumentado y hay nuevas realidades territoriales que deben ser consideradas dentro del estatus de páramos como el de Sonsón. Y en lugar de ser 1 millón 933 mil hectáreas el territorio que abarca la superficie de paramos pasamos a tener 2 millones 901 mil hectáreas aproximadamente. Esto significa que lejos de disminuirse los territorios que se sumarian a la locomotora minera, se debe sustraer una cantidad mayor. Como se dice en el argot boxístico el mapa nuevo da un golpe en pleno mentón que ha dejado en estado de nocaut al gobierno colombiano.

Aunque abajo, en un listado anexo, hacemos una mención detallada de los cambios de superficie que implica la nueva medición, podemos mencionar algunos casos relevantes.

Aparece un nuevo páramo, el de Sonsón, que no era considerado en esta categoría con una superficie de 8.707 hectáreas; en tanto el páramo de Perijá ubicado al norte del país pasa de medir 4.562 hectáreas a 29.723 hectáreas aumentando 6 veces su tamaño; aparece el páramo de Santurbán el cual pasa de medir 82.664 hectáreas a 142.601 hectáreas que es similar a la propuesta y exigencia realizada por el movimiento social de defensa del Páramo de Santurbán.

Esta nueva realidad de ecosistemas frágiles y vitales, protegidos por la legislación nacional e internacional, es la que le cayó muy mal al ministro de ambiente, a toda la oligarquía criolla y a las transnacionales mineras y del agro, pues el nuevo millón de hectáreas incluidas como territorio de páramo, ya está, en su mayoría, concedida en títulos mineros para la exploración y explotación de recursos mineros o para ser utilizados, en menor medida, para la agricultura comercial.

De sobra sabemos que hay inversiones por millones de dólares por parte de las empresas mineras, además que hay mucho dinero captado por los funcionarios gubernamentales o empresarios nacionales asociados en la cadena para explotar yacimientos de minerales. Por eso vuelve y se tensiona el conflicto social-ambiental que coloca en primer plano la lucha por LA VIDA DE LA HUMANIDAD Y DE LOS PUEBLOS O LA RENTABILIDAD DEL CAPITAL O LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS O LOS DERECHOS DEL CAPITAL.

Lo que dice el ministro de medio ambiente suena a excusa, para que no se adopte el nuevo mapa realizado por el Instituto Humbolt, y es una maniobra que busca ganar tiempo para cuadrar la legislación a favor de los minoritarios intereses del capitalismo depredador y criminal. No es otra cosa. Y como el Ministro y toda la gallada de poderes saben que adelantar el estudio con base en 1 por 25 mil lleva buen tiempo, entonces la lógica es que mientras se realiza otro estudio, sigue vigente el viejo mapa favorable a las políticas antinacionales del Estado, desfavoreciendo a la nación, vulnerando los derechos de la madre naturaleza, desconociendo el derecho de la vida como supremo derecho de todos los derechos, pues nada dice que es superior a ella. Lista la maniobra: no apruebo el nuevo, impulso otro estudio y queda vigente el viejo mapa.

Las maniobras de Aguilar, gobernador traidor

Ya se ha comenzado a expresar también en el mismo sentido del Ministro de Ambiente, varios funcionarios, tanto en su carácter de agentes encubiertos y visibles de las multinacionales y de los emporios económicos mineros del país, los llamados poderes mineros en Colombia. El presidente Santos ha manifestado la necesidad de que la salida a semejante choque de trenes, debe ir en la dirección de no afectar la seguridad inversionista, es decir, garantizar el atraer mayor inversión extranjera y de darles las mismas garantizar a lo que hay invertido al momento, en una palabra que los títulos, contratos y negocios mineros no deben ser alterados.

En esta misma dirección, el famoso Gobernador de Santander, Aguilar, envió una carta al Presidente Juan Manuel Santos donde hace la propuesta que la delimitación del Páramo Santurbán no sea ampliada; propone que se limite como zona de páramo de Santurbán solo 11.000 hectáreas y no las 142.000 hectáreas que están en el nuevo mapa las cuales coinciden con la propuesta que ha motivado la lucha del pueblo de los dos departamentos de los santanderes, movilizándose masivamente en defensa del agua y la vida.

Cuando un gobernante DESCONOCE UN MANDATO POPULAR para someterse a los intereses extranjeros perjudicando en materia grave a la nación es considerado un acto de traición. Los millones de dólares que dice haber invertido el poder transnacional minero en Santander, no está por encima de los sentimientos éticos de una ciudadanía que mira hacia adelante con dignidad y valentía. La propuesta del gobernador debe mirarse como es; LA RETRIBUCCION DEL GOBERNADOR QUE PAGA A LAS TRANSNACIONALES EL APOYO ELECTORAL QUE LE DIERON EN SU CAMPAÑA. La inversión que hizo la antigua Grey Star se le cancela con recursos naturales no renovables como ha sido la costumbre en nuestro país.

Es hora de ponerse en pie toda la Colombia excluida y engañada. Lo que suceda con los páramos en Colombia y en particular con la suerte del páramo de Santurbán, marcará definitivamente la memoria y el rumbo de nuestra nación. O se impone la avaricia, la anti-ética, lo privado, lo mafioso y criminal, o sale airosa la dignidad, el espíritu nacional, la justicia ambiental y climática. A MOVILIZARNOS PUEBLOS SANTANDEREANOS POR LA VIDA, POR LA DEFENSA DEL AGUA.

Listado de páramos con sus tamaños anteriores y actuales

Nombre del Páramo Tamaño Actual Tamaño Nuevo Mapa

————————————————————————————————-

1. Sierra Nevada Santa Marta 137.426 Hectáreas 151.021 Hectáreas

2. Sierra del Perijá 4.562 Hectáreas 29.723 Hectáreas

3. Páramo de Santurbán 82.664 Hectáreas 142.608 Hectáreas

4. Nudo del Paramillo 1.549 Hectáreas 6.744 Hectáreas

5. Páramo de Belmira 1.080 Hectáreas 10.622 Hectáreas

6. Páramo frontino-Urrao 4.034 Hectáreas 13.921 Hectáreas

7. Páramo de Citara 2.153 Hectáreas 11.233 hectáreas

8. Páramo de Sonsón (nuevo) 8.707 Hectáreas

9. Páramo de Tamá 7.113 Hectáreas 16.339 Hectáreas

10. Páramo del Almorzadero 125.127 Hectáreas 156.552 Hectáreas

11. Páramo de Yariguies 812 Hectáreas 4.252 Hectáreas

12. Páramo Guantavita-La rusia 100.262 Hectáreas 119.750 Hectáreas

13. Páramo el Cocuy 268.783 Hectáreas 271.032 Hectáreas

14. Paramo de Pisba 81.481 Hectáreas 106.203 Hectáreas

15. Paramo de Tota-Vijagual 127.310 Hectáreas 151.498 Hectáreas

16. Paramo Iguaque-Merchan 16.212 Hectáreas 28.311 Hectáreas

17. Paramo Rabanal 16.356 Hectáreas 24.650 Hectáreas

18. Paramo de Guerrero 39.238 Hectáreas 42.325 Hectáreas

19. Paramo de Chingaza 64.525 Hectáreas 109.956 Hectáreas

20. Paramo de Sumapaz 266.750 Hectáreas 333.420 Hectáreas

21. Paramos los Nevados 102.054 Hectáreas 146.027 Hectáreas

22. Paramo de tatamá 4.242 Hectáreas 10.930 Hectáreas

23. Paramo Chili-Barragan 27.902 Hectáreas 80.705 Hectáreas

24. Paramo Las Hermosas 115.682 Hectáreas 208.011 Hectáreas

25. Paramos del Duende 1.467 Hectáreas 4.454 Hectáreas

26. Paramo farallones de Cali 2.069 Hectáreas 4.545 Hectáreas

27. Paramo Nevado del Huila 67.966 Hectáreas 150.538 Hectáreas

28. Paramo los picachos 3.819 Hectáreas 23.725 Hectáreas

29. Complejo de Guanacas 72.350 Hectáreas 137.677 Hectáreas

30. Paramo d miraflores 2.903 Hectáreas 19.928 Hectáreas

31. Paramo de Sotara 37.462 Hectáreas 80.929 Hectáreas

32. Paramo Cerro Plateado 4.143 Hectáreas 17.070 Hectáreas

33. Paramo Doña Juana 20.078 Hectáreas 69.263 Hectáreas

34. Paramo Chiles Cumbal 54.918 Hectáreas 63.223 Hectáreas

35. Paramo la Concha-Patascoy 68.547 Hectáreas 145.539 Hectáreas

Total——————— 1.933.039 Hectáreas 2.901.474 Hectáreas

* Fuente: La Silla Vacía.