Teherán, Pyongyang yViena (PL).- El líder supremo de la Revolución Islámica iraní ayatolah Alí Khamenei condenó los esfuerzos de Estados Unidos y “unos pocos países aliados” por impedir que naciones pobres alcancen su independencia en materia energética nuclear, y alentó a dar batalla mundial contra la pretensión de las potencias occidentales de monopolizar el combustible y la tecnología nuclear con fines pacíficos. La XVI cumbre de Países No Alineados defendió el “derecho absoluto de todos los países a desarrollar, investigar, producir y usar la tecnología nuclear para fines pacíficos”.

Al hablar ante el plenario de jefes de Estado y de Gobierno en la XVI cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL), Khamenei recalcó que el desmantelamiento de las armas de destrucción masiva es una prioridad urgente del Planeta, y criticó la actitud hipócrita de los países poseedores de arsenales atómicos que se rehúsan al desarme.

El guía espiritual y máxima autoridad de la República Islámica iraní recordó que la seguridad mundial es hoy “un fenómeno conjunto e indiscriminatorio. El arma nuclear no puede garantizar ni la seguridad ni la fortaleza del poder político de ningún Estado, más bien es una amenaza para los dos conceptos”. Remarcó que Irán considera “un gran pecado imperdonable” el uso de armas nucleares y químicas, y ha defendido el lema de un Medio Oriente libre de armas atómicas, tema con el que sigue comprometido.

Sin embargo, aclaró que ello no significa que Teherán ignore su derecho a la energía nuclear pacífica y la producción de combustible atómico, lo cual consideró un derecho de todos los países, a tono con las normas internacionales. “Cualquiera debe tener derecho a usar esta energía segura para varios propósitos vitales para su país, y no debe depender de otros para poner en práctica ese derecho”, indicó al retomar su diatriba contra el pretendido monopolio de Occidente.

El dirigente criticó que las antiguas potencias coloniales han equipado a Israel con armas nucleares y lo convirtieron en la mayor amenaza a la seguridad en Medio Oriente, mientras “saben bien que están mintiendo sobre las intenciones nucleares de Irán”. Insistió en que Teherán tiene propósitos humanitarios y pacíficos, concretamente energéticos y médicos, con su programa atómico, y su lema ha sido “tecnología nuclear para todos, armas atómicas para nadie”.

Según Khamenei, “el mayor sarcasmo de nuestro tiempo es que Estados Unidos, que tiene el mayor y más letal arsenal nuclear y otras armas de destrucción masiva, y es el único que está comprometido a usarlas, desea alzar la bandera de oposición a la proliferación nuclear”. Además, un pequeño grupo de países occidentales dotados de ese tipo de armamento y embarcados en acciones ilegales (por la posesión de las armas) “intenta mantener monopolizada, con toda su fuerza, la capacidad de producir combustible atómico en el mundo”.

En marcha el programa nuclear iraní

Irán continúa sus actividades de enriquecimiento de uranio al 20%, afirmó la agencia noticiosa oficial Fars en noviembre de 2012 y en febrero de este año el presidente Mahmoud Ahmadinejad aseguró que el programa nuclear iraní es irreversible. Consultado sobre la insistencia de la delegación de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en visitar la base militar de Parchin, Ahmadinejad subrayó que su país tiene leyes, reglamentos y tratados con ese ente, que “debe tener en cuenta los derechos del pueblo iraní”.

En un hecho relacionado, el presidente de la Organización de la Energía Atómica iraní Fereidoun Abbasi reveló que su país comenzó la instalación de una nueva generación de centrífugas (cascadas) en su instalación de enriquecimiento de uranio en la ciudad de Natanz, en el centro del país. Inauguramos la primera cascada de la nueva generación en febrero de 2012 y desde entonces completamos nuestros estudios en esa instalación piloto, ahora debemos instalar un número importante de esos sistemas para alcanzar el nivel de producción industrial, precisó el funcionario.

A fines del año pasado, el embajador persa ante la AIEA Alí Soltaniyeh anunció que expertos nucleares de esta nación habían alcanzado la autarquía en la fabricación de centrífugas para las instalaciones de enriquecimiento de uranio, de las cuales está en condiciones de fabricar el 90% sin asistencia extranjera.

El 19 de junio autoridades del sector nuclear de Irán afirmaron que su delegación enviada a las negociaciones en Moscú con seis potencias mundiales mantuvo invariable el reclamo de que se reconozca el derecho de este país a enriquecer uranio. En el segundo y último día de conversaciones en la capital rusa con los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (G5+1), Irán subrayó que mantiene en pie su paquete de contrapropuestas, con temas nucleares y no nucleares.

El G5+1 tiene que reconocer oficialmente el derecho de Irán a enriquecer uranio, puntualizó un portavoz del gobierno, al señalar que las potencias mundiales pidieron más tiempo para responder a las solicitudes persas ligadas al diálogo de Bagdad en junio pasado.

Según las fuentes cercanas a las negociaciones, citadas por la agencia oficial de noticias IRNA, los países occidentales desean que la República Islámica detenga el enriquecimiento de uranio al 20% usado como combustible para el reactor de Teherán. Esa planta produce radioisótopos para fines médicos como el tratamiento del cáncer, de ahí que el gobierno se niegue a condicionar su funcionamiento a la voluntad de Occidente.

Durante la ronda de pláticas en Bagdad, el 23 de mayo, el G5+1 propuso que los persas dejaran de enriquecer uranio a más del 4%, cerraran la instalación subterránea de Fordo donde se realiza ese trabajo, y que enviara el uranio almacenado fuera del país. A cambio, ofrecieron suministrar el combustible para el reactor de investigaciones médicas, y flexibilizar las sanciones impuestas a las ventas de accesorios para aviones comerciales, pero hasta ahora las partes no han alcanzado ningún acuerdo ni en Bagdad ni en Moscú.

Los iraníes recalcaron en la capital de Rusia que su derecho a enriquecer uranio al nivel del cuatro por ciento es una “línea roja”, y las potencias mundiales deben reconocerlo sin condiciones. El vicesecretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional Alí Baqeri aseveró que todos los elementos de la propuesta de cinco puntos de este país están interrelacionados y necesitan ser discutidos en una atmósfera de mutuo respeto.

El 4 de agosto Estados Unidos manifestó disposición de trabajar con Irán bajo la condición de que su nuevo presidente Hassan Rohani detenga el programa de energía atómica, por el cual Washington y sus aliados aprobaron en los últimos años sanciones contra Teherán. “Si este nuevo Gobierno opta por cumplir sustantiva y seriamente sus obligaciones internacionales y encuentran una solución pacífica a este tema, hallará a un socio dispuesto en Estados Unidos”, indicó en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney.

Tras felicitar a Rohani por asumir el cargo, el vocero presidencial dijo que ahora espera una actuación rápida de la República Islámica “para resolver las profundas preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear”. Estados Unidos -junto a Israel y las potencias europeas- han impuesto varias medidas punitivas contra la nación persa porque la acusan de querer fabricar una bomba atómica, hecho desmentido por Teherán y analistas norteamericanos en varias ocasiones.

La acción más reciente fue la aprobación de un proyecto de ley en la Cámara de Representantes para reducir en un millón de barriles al día la venta del crudo iraní durante un año. Esa normativa, que recibió una votación 400-20, también sitúa en la lista negra a empresas del sector minero y de la construcción de la República Islámica, además de autorizar a la Casa Blanca a detener todas las ventas del petróleo iraní hasta 2015.

Un grupo de 76 senadores demócratas y republicanos exigieron al presidente de estadounidense Barack Obama promulgar dicha iniciativa con el argumento de que Irán ha usado las conversaciones pasadas como entretenimiento y en cualquier momento su líder supremo Ayatolá Alí Khamenei tomará la decisión final sobre el programa nuclear.

Los congresistas demandaron en una carta al mandatario adoptar medidas más fuertes “para reforzar la credibilidad de usar fuerzas militares” si ese país continúa con el desarrollo de energía atómica. “Señor Presidente, lo instamos a renovar el sentido de urgencia de este proceso. Necesitamos entender si Teherán está por fin lista para negociar. Irán debe saber que se acaba el período de la diplomacia”, indicaron los legisladores en el texto.

El MNOA reivindica el derecho a la energía nuclear

El 28 de agosto el canciller iraquí Hoshyar Zebari exigió “respeto absoluto” al derecho de las naciones en desarrollo a promover la energía nuclear con fines pacíficos, y encomió la prioridad del tema para el Movimiento No Alineados (NOAL). Durante el segmento ministerial de la XVI cumbre de los NOAL, Zebari señaló que los países más atrasados económicamente deben aprovechar las ventajas de la energía atómica, tal como lo hacen las grandes potencias mundiales.

Por su lado, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán Alí Akbar Salehi reiteró que en la actual coyuntura de los nexos internacionales los NOAL deben manifestar su más rotundo rechazo a las sanciones unilaterales contra sus miembros, incluido el país persa. Las relaciones entre los Estados, indicó Salehi, sufren de una mentalidad destructiva y no productiva que busca dominar el mundo, y necesitamos, más que nunca, unirnos a favor de acciones colectivas y determinantes para mantenerlo como un lugar para promover la diversidad cultural.

Además, indicó el canciller persa, la meta de los NOAL es que en el Planeta predomine el respeto por todos los derechos humanos comúnmente aceptados, especialmente el derecho a la autodeterminación y a gobiernos electos democrática y genuinamente. Tal como expuso ante el plenario de funcionarios de alto nivel, el ministro iraní exhortó a estar vigilantes frente a las políticas intervencionistas de las que describió como potencias arrogantes, en alusión a Occidente, y recabó esfuerzos conjuntos para solucionar conflictos mediante el diálogo y la paz.

El respaldo al reconocimiento del Estado palestino, el derecho de los países en desarrollo a la energía nuclear pacífica y la paz sostenible en el mundo acapararon la atención en la XVI cumbre del MNOAL del 26 al 31 de agosto, que contó con la asistencia de más de 45 jefes de Estado, de Gobierno y vicepresidentes.

La resolución final del evento, compuesta de 11 artículos y casi 700 párrafos, subrayó la preocupación de los mandatarios y demás autoridades de unos 150 países -incluidos los 120 miembros y los observadores- por la actual situación internacional y los problemas que sufre el mundo. “La ocupación de Palestina y los crímenes cometidos por el régimen sionista (Israel) en los territorios ocupados han sido siempre la raíz de las tensiones en Medio Oriente”, subrayaron los firmantes de la ya conocida como Declaración de Teherán.

Añadieron que cualquier solución para poner fin a la crisis debe incluir vías de acabar con la ocupación y restituir los derechos inalienables de la nación palestina. Dentro de esos derechos, se remarcó especialmente que los palestinos puedan “determinar su propio destino y establecer un país estable e independiente con la Sagrada Al-Quds (Jerusalén) como su capital”, sólo así -acotó- habrá una paz sostenible en la región.

Igualmente, la declaración subrayó el hecho de que las armas atómicas son “las formas más inhumanas de todas las armas”, y afirmó que el Tratado de No Proliferación Nuclear “no es excusa para que las grandes potencias mantengan enormes arsenales”. Defendió, además, el “derecho absoluto de todos los países a desarrollar, investigar, producir y usar la tecnología nuclear para fines pacíficos”.

Tras ratificar la vigencia de los principios fundacionales del movimiento, los dignatarios se comprometieron a hacer grandes esfuerzos para establecer un mundo regido por la paz, cooperación, igualdad y prosperidad. La televisión y las principales agencias noticiosas estatales iraníes reseñaron que los NOAL pusieron énfasis en la formación de un sistema justo, transparente, totalmente incluyente y efectivo de manejo universal, basado en la cooperación entre todos los países.

De esa forma, apuntó el texto, se podrá enfrentar los presentes desafíos y la seguridad, así como las amenazas al medio ambiente, el cambio climático, la inmigración y enfermedades epidémicas. Para resolver esos problemas, prosiguió, debe señalarse que el procedimiento actual en la toma de decisiones internacionales sobre temas relativos a la paz y la seguridad “es fallido y requiere cambios inmediatos”, empezando por la una reforma abarcadora de la ONU.

Al resumir las seis jornadas de la conferencia (expertos, cancilleres y jefes de Estado), el canciller iraní Alí Akbar Salehi afirmó que los países miembros del MNOAL “deben pasar de las palabras a las acciones” para hacer valedero lo acordado en Teherán.

Para EE.UU. el cosmos es un escenario de guerra, denuncia Corea Democrática

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) defendió en una declaración emitida en enero su derecho a utilizar el cosmos con fines pacíficos, informó la Agencia de Noticias del país. En una reunión consultiva con ese objetivo, el Mariscal Kim Jon Ung, máximo líder norcoreano, precisó que “para nosotros es importante poner en órbita un satélite artificial, pero más importante es defender el legítimo derecho al uso del cosmos con fines pacíficos”. El también Primer Secretario del Partido del Trabajo y Presidente del Comité de Defensa Nacional reiteró que esa posición es “vital para preservar la soberanía y lograr la prosperidad del país”.

En ese sentido, Jong Ung denunció la política hostil de Estados Unidos para quien la RPDC “es una espina en la garganta” y la calificó de arrogante y saboteadora de una solución a la crisis en la Península Coreana. Añadió que la RPDC continuará sus programas de desarrollo de satélites, cohetes de largo alcance y realizará una próxima prueba nuclear de alto nivel, consciente de la justeza de su causa.

El diario norcoreano Minju Joson denunció que Estados Unidos trata de convertir el cosmos en un escenario de guerra y esgrime como pretexto la protección de sus satélites. Esos satélites, precisa el periódico, son medios para la agresión y la intervención en otras naciones bajo el concepto estratégico de monopolizar el espacio con fines hegemónicos.

Minju Joson indica cómo desde ahora Washington somete a investigación generalizada sus programas espaciales diseñados por el Departamento de Defensa. Así, por primera vez en su historia, concentraron bajo la égida del Pentágono todos esos objetivos, opinó el rotativo de la República Popular Democrática de Corea.

Las amenazas de Estados Unidos condujeron a crear capacidad nuclear en la RPDC, según un artículo difundido por el diario capitalino Rodong Sinmun. La tercera prueba atómica subterránea realizada por las autoridades de este país asiático constituyen una acción de autodefensa contra la campaña de Washington y sus aliados orientada a destruir a la nación, afirma el rotativo.

El Pentágono incluyó a la RPDC entre sus blancos nucleares, lo cual obligó a disponer un disuasivo capaz de frenar a los militares norteamericanos. Si Pyongyang no hubiera poseído el arma atómica, se habría desatado la guerra en la Península Coreana, acota la publicación. Desde el punto de vista del artículo, la tercera prueba nuclear subterránea marca un hito importante en defensa de la paz y la seguridad regional y el resto del mundo. También significa que ya pasó a mejor vida el tiempo en que las potencias amenazaban con artefactos nucleares.

Cuba defiende el uso de la energía nuclear con fines pacíficos

Cuba defendió el uso de la energía nuclear para el desarrollo socioeconómico y la mejora de la calidad de vida de los países, al intervenir el pasado 6 de marzo en la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en Viena. La delegación cubana consideró que le corresponde al OIEA facilitar a las naciones en desarrollo el acceso a las aplicaciones y tecnologías nucleares, incluyendo las más novedosas y avanzadas, a partir de la transferencia y la capacitación.

Cuba denunció ante la Junta de Gobernadores del OIEA las prohibiciones que sufren países en desarrollo en el acceso a equipamiento y tecnologías nucleares para fines pacíficos. “Reiteramos nuestra preocupación por la persistencia de restricciones indebidas a las exportaciones a países en desarrollo de materiales, equipamiento y tecnologías nucleares para fines pacíficos”, señaló Benítez.

“Cuba considera importante la contribución de la energía nuclear al desarrollo socioeconómico y la mejora de la calidad de vida, en áreas como la seguridad alimentaria, la agricultura, la salud humana y la protección ambiental”, señaló el embajador Rodolfo Benítez, gobernador de la isla ante la Junta. Mencionó, además, el rol de esas tecnologías para la producción de energía nucleoeléctrica, la gestión de los recursos hídricos y el uso de radioisótopos y radiaciones.

Para La Habana, el trabajo del OIEA en el tratamiento de enfermedades cobra aún mayor relevancia, debido a su incremento mundial sin precedentes en plantas y animales, en un contexto de globalización del comercio de alimentos y el movimiento de especies. En ese escenario, la isla instó a potenciar los análisis confiables y oportunos de muestras ambientales en caso de la liberación accidental o deliberada de radiaciones.

El 12 de septiembre defendió nuevamente ante la Junta de Gobernadores del OIEA el uso con fines pacíficos de aplicaciones nucleares en sectores como la salud, la alimentación y el medio ambiente. La Habana saluda la asistencia del OIEA en la utilización de técnicas nucleares para la evaluación de programas de nutrición, dijo el diplomático y también destacó el empleo de las técnicas nucleares como instrumento para mejorar el acceso al agua potable y la optimización del uso de los recursos hídricos. Al respecto, recordó la ayuda cubana a Haití en esa esfera, en virtud de un proyecto tripartito con el OIEA.