La Paz, (SIM/GAMLP/DMFI).- “Me parece inverosímil que una ciudad (La Paz) que es la Sede de Gobierno haya decrecido, no conozco en la historia de los censos ni una sola vez que las capitales de departamento hayan sufrido un descenso de la población”, expresó el ex Presidente de Bolivia Carlos Mesa y planteó a la Alcaldía la realización de otro censo para la ciudad de La Paz, uno numérico, sólo para comprobar que hay un error muy grande en los resultados del Censo de Población y Vivienda 2012 y en la posición que asume el Gobierno central.

La Delegación Municipal de Fomento a la Interculturalidad (DMFI), dependiente de la Dirección de Gobernabilidad, organiza junto a las subalcaldías de los macrodistritos de la ciudad de La Paz los akhullis interculturales, que son espacios reflexivos en los que se puede debatir con los vecinos sobre diversas temáticas vinculadas a la realidad socio-cultural de la ciudad de La Paz y de interés de la ciudadanía.

“El Censo de Población y Vivienda 2012 es irreversible en términos de sus resultados, es un censo que nadie cree, que está mal hecho y que tiene una intención política. Que nos digan que La Paz tiene menos población que hace 10 años simplemente es una burla inaceptable”, aseveró el ex Presidente de Bolivia Carlos Mesa Gisbert en el akhulli que fue organizado con el respaldo de la Subalcaldía del Macrodistrito Sur.

Mesa Guisbert expuso la temática “Historia nacional y dinámicas socio-espaciales de la ciudad de La Paz”. Aclaró que conoce de censos porque ha trabajo históricamente en ellos, y que nunca se registró que una capital de departamento haya descendido de población, “ni siquiera en Potosí, en el censo de 1992-2001, cuando se registró la mayor depresión de la minería. Ni siquiera en ese momento Potosí y Oruro decrecieron, ambas ciudades crecieron el 0,2 y 0,3 por ciento, el departamento expulsó pero la ciudad nunca”.

Mesa Gisbert planteó a la Alcaldía de La Paz la posibilidad de un censo estrictamente numérico y que no sea uno complejo como el de Población y Vivienda. “Creo que la ciudad de La Paz debe arriesgarse a hacer un censo propio y demostrarle al Gobierno palmariamente con resultados técnicamente comprobables con una auditoría externa que tenemos más población”, enfatizó el ex Presidente y fue ovacionado por los asistentes en el akhulli sur.

En la oportunidad, el delegado Municipal de Fomento a la Interculturalidad Marcelo Fernández dijo que “definitivamente el modelo del Censo del 2012 nos está demostrando lo ineficaz que es para los tiempos de hoy, se debe desarrollar otros modos o modelos de hacer censo que estén acorde a nuestra realidad socio-cultural y a los tiempos de la modernidad”.

También expresaron sus observaciones técnicas al proceso censal y las consecuencias negativas que contraerán estos resultados en el proceso de planificación del desarrollo de los municipios y departamentos del país el director del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y miembro de la Ruta del Censo René Pereira, y el director de la Carrera de Estadística de la UMSA Juan Carlos Flores López.

Pereira manifestó que solicitó al Gobierno la participación “en la discusión de la boleta, estar en todas la fases y ¿qué nos hemos encontrado?, un cierre absoluto”. El académico indicó que solicitó a la Ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro que técnicos de la UMSA sean partícipes en el proceso de evaluación que realiza el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía, misma que no fue respondida.

“La Paz está castigada por esta desaparición de paceños, pero hay otras realidades todavía peores que La Paz y quiero referirme a Puerto Acosta que en el Censo 2012 perdió 55,6 por ciento respecto al 2001, estoy hablando de un desalojo de la mitad de su población, Guanay perdió 47,8 por ciento, Achacachi 34,6 por ciento, Tiahuanacu 29,2 por ciento y qué pasa con La Paz con este 3,61 de pérdida que arroja una tasa de decrecimiento a un -0,3 por ciento promedio año. Esto no puede ser”, remarcó.

Con los antecedentes de Chile este año y de Perú el 2005, que anularon los resultados de sus censos por tener irregularidades, Pereira indicó que conociendo “que todo el Censo está mal y los resultado son de dudosa calidad y confiabilidad, ¿por qué no unánimemente pedimos un nuevo Censo?, ¿Cómo es que como si nada hubiera pasado ya empieza el Censo Agropecuario sobre una cartografía inadecuada e incompleta?”.

El director de la Carrera de Estadística de la UMSA Juan Carlos Flores López expresó también su preocupación respecto a los datos “contradictorios” del Censo 2012, debido a que no posibilitará una planificación adecuada. Indicó que las cifras oficiales dadas a conocer “demuestran contradicciones emergentes de la misma fuente, probando que el trabajo general del INE es técnicamente no sustentable y deficiente”.

“Como entidad académica y técnica, nosotros estamos preocupados porque esa información la utilizamos justamente para hacer planificación, la preocupación más grande, es que nosotros vamos a hacer un análisis y a partir de ese análisis se toman decisiones, si los datos están mal se toman malas decisiones y (es) lo que está ocurriendo”, expresó.

El académico explicó que según los datos oficiales del Censo 2001, la población de la ciudad de La Paz era de 793.293 habitantes, la proyección poblacional oficializada por el INE para el 2001 fue de 852.438 habitantes, “de acuerdo a esa proyección hay un crecimiento absoluto de 59.145 habitantes. El dato oficial del Censo 2012 nos da como resultado 764.617 con un decrecimiento de 28.676 habitantes en relación al censo 2001”.

“La Carrera ha hecho un pronunciamiento el año pasado antes del Censo, como carrera desde el punto de vista técnico habíamos hecho la observaciones de que la cartografía no estaba bien actualizada, y habíamos mencionado de que si ese trabajo no estaba bien realizado iba a traer errores como las que ahora vemos”, recordó.

Revilla lamenta que un académico como el Vicepresidente justifique un Censo mal hecho

El alcalde Luis Revilla rechazó las declaraciones del Vicepresidente del Estado Alvaro García Linera, quien, al criticar la existencia de recursos ediles en cajas y bancos, estaría justificando los resultados negativos del Censo 2012, que fueron observados por académicos de la Universidad Mayor de San Andrés.

“Yo lamento que el Gobierno siga justificando un trabajo mal hecho (Censo 2012) y lamento más que sea el Vicepresidente, que es un académico. Es la propia Universidad Mayor de San Andrés de donde viene el Vicepresidente, la Carrera de Estadística y el Instituto de Investigaciones Sociológicas quienes están diciendo que el Censo ha sido un trabajo mal hecho, mal realizado y técnicamente inconsistente”, expresó Revilla tra insistir que las entidades académicas de La Paz, después de un proceso de análisis minuciosos del proceso del Censo 2012, establecieron que el mismo “ha sido mal hecho” y que el Gobierno tendría que reconocerlo en lugar de justificarlo.

Revilla pidió al Gobierno Nacional otorgar a La Paz un trato igualitario que al municipio de Tiquina, cuya población realizó un paro cívico el 13 de este mes en contra de la disminución poblacional establecida por el Censo 2012 y el Gobierno comprometió en su momento revisar dichos resultados. “La Paz está pidiendo un trato igualitario a Tiquina. Tiquina ha hecho un paro y un bloqueo por el Censo mal hecho, a Tiquina y a sus autoridades se les ha convocado a dialogar y revisar los resultados del Censo. La Paz quiere que se le convoque a dialogar y que se revisen esos datos mal realizados respecto al Censo 2012”, remarcó la autoridad.

Respecto al cuestionamiento del segundo mandatario del país sobre una supuesta no realización de proyectos y programas ediles orientados a fomentar el desarrollo económico local para evitar la migración de ciudadanos, Revilla expresó que el fenómeno migratorio data desde hace 50 años y que el mismo no incidiría en un decrecimiento poblacional.

“La migración hacia el oriente se ha producido en el país desde 1960, pero eso no ha implicado una disminución en la población, lo que ha implicado ha sido que la población crezca menos, pero no un decrecimiento poblacional, eso es lo que se está cuestionando. Una cosa es que no crezcamos a un ritmo muy alto, pero otra cosa es que de pronto desaparezcamos 30 mil paceños que es lo que ocurrió con los resultados del Censo”, declaró.

Finalmente, la autoridad edil consideró que el Gobierno Nacional, a través de declaraciones mediáticas de sus autoridades en contra de las decisiones de la Asamblea de la Paceñidad, se está encaminado en una campaña político partidaria con miras a las elecciones municipales y nacionales venideras.

“Quien hace cálculos políticos hacia las próximas elecciones es el Gobierno. Ellos han tratado de convertir el paro en un paro político. Vuelvo a preguntarme, ¿por qué el paro de Tiquina no es un paro político? ¿Por qué a las autoridades de Tiquina se les invita a dialogar y revisar sus resultados? pero ¿por qué el paro de La Paz es político y no se puede revisar resultados y no se puede recibir a las autoridades de La Paz? ¡Ellos son quienes politizan los problemas!”.

El alcalde Revilla, en el marco de su visita mensual al Concejo Municipal, presentó este martes un informe oral sobre los resultados negativos del Censo 2012 y las acciones que se asumirán en coordinación con la Asamblea de la Paceñidad. “La resolución en sentido de llevar adelante en el transcurso de los siguientes meses un relevamiento poblacional… es un conteo poblacional que significa que podemos visitar, junto a la Universidad Mayor de San Andres y otras entidades, todos los hogares de nuestro municipio” informó Revilla.

Otra de las determinaciones de la Paceñidad fue pedir al Gobierno que establezca con La Paz un trato igualitario al municipio de Tiquina, con cuya población el Gobierno se comprometió a revisar los resultados del Censo. “Se ha cursado una nota a la Ministra de Planificación para que atienda esta solicitud en el transcurso de los siguientes días para encontrar una solución”, dijo Revilla.