Lo intenté (callarme), pero no pude… Espero con estas líneas tocar algunos puntos (y fibras) que posiblemente no se han tocado en el presente debate sobre el aborto. Al tiempo que soy católico, espero ser bastante objetivo y desnudar el tema desde varios ángulos. Obviamente, estoy abierto a la discusión y el debate, pues puedo estar equivocado. Para dejar lo menos tocado para el último, comenzaré por la religión.

Como soy católico, hablar de “religión” puede ser ambicioso, pues no conozco el pensamiento de otras religiones, ni me creo vocero de Dios. Entonces, tendré que apelar a mis magros conocimientos sobre la fé católica, que dicho sea de paso, para mí es una forma (no la única y posiblemente no la mejor) de acercarme a Dios; así como la ciencia es una forma de conocer al mundo. El mandamiento es muy claro “no matarás”. El mandamiento no dice “ … excepto en los siguientes casos: a) cuando el ser humano sea menor de 3 meses de gestación y esté en el vientre materno, b) cuando sea época de guerra, c) cuando el otro haya atacado a tu familia”… ni algo parecido.

El ser humano ha tenido la osadía de interpretar este mandamiento a su manera en muchos casos. Muchas guerras se han llevado a cabo por motivos religiosos, incluyendo algunas en que la iglesia católica ha sido protagonista principal. Afortunadamente, en ello hemos crecido como cristianos y, que yo sepa, la iglesia católica no alienta ahora la muerte como una forma de lograr objetivos religiosos, ni de otro tipo. Si bien no soy vocero de Dios, para mí el mandamiento es claro: NO MATARÁS, y punto. Desde esa perspectiva, no veo dónde perderse.

Y si la persona no es católica, ni tiene religión (se dice “atea”), ¿la cosa cambia? No creo. Hasta donde sé, la ley (al menos en los países que yo conozco) dice claramente que matar es un delito que puede resultar en condenas de las más duras que existen. La pregunta lógica es: ¿con el aborto, se mata o no un ser humano?

Aquí viene la biología. ¿En qué momento un ser humano es un ser humano? Con la misma visión podría uno preguntarse ¿en qué momento un ser humano DEJA de ser un ser humano? Veamos esto desde el punto de vista ontogenético. El cigoto (producto de la unión de un óvulo y un espermatozoide) lleva TODA la carga genética del individuo que será tal cual (el mismo individuo) por el resto de su vida. Si ese individuo (el cigoto) vive, sufrirá sucesivas divisiones y diferenciaciones celulares, para transformarse en mórula, blástula y demás fases del proceso embriológico, llegará a nacer (salir del vientre materno) con las características físicas fuertemente marcadas por su material genético; que como dije, está presente desde el cigoto. Ese individuo saldrá en algún momento del vientre materno y llorará, lo cual no hace en el vientre, pues está rodeado de líquido amniótico (intente Ud. gritar bajo el agua).

En algún momento en su desarrollo, ese individuo se parece mucho a un renacuajo (tenemos un esbozo de cola hasta aprox. los 50 días de vida), antes de parecerse a un renacuajo, se parece más a una esponja de mar o tal vez a una mora silvestre; pero no se engañen, no es un renacuajo, ni una esponja, ni una mora silvestre, es un ser humano. ¿Acaso está muerto? No, pues sufre división celular (característica exclusiva de los seres vivos). En algunas ocasiones el desarrollo embriológico se interrumpe y ocurre un aborto natural. Esto es cuando el individuo en desarrollo muere. Generalmente, esto causa un mar de lágrimas en la madre, el padre y demás familiares.

También es interesante mencionar que el embarazo puede detectarse mucho antes de que el individuo (embrión si lo prefiere) tenga manos, piernas y ojos o siquiera corazón; en ese momento, cuando es detectado, causa ya un mar de risas (o lágrimas) en la familia, que normalmente se siente muy feliz por el nuevo miembro. Lo que quiero recalcar aquí es que la familia se siente feliz por el nuevo miembro ANTES de que este logre hacer latir su corazón. El nuevo miembro es tal (nuevo miembro, un ser humano) desde el cigoto. La gente que ha tenido hijos (especialmente las madres) saben de qué hablo.

Algunos médicos suelen llamar al embrión en sus primeras fases de desarrollo “producto”, como si no fuera un ser humano. Es un producto biológico, claro está, pero un ser humano también; no es una mora silvestre. No tiene voz, no te ve a los ojos, en sus primeros días o semanas no tiene brazos, ni piernas (hasta la quinta semana), ni siquiera un corazón (que recién late desde las 3 y media semanas +/-). Ahora, ¿no existen en este mundo personas adultas que no tienen brazos y piernas? No existen, al menos por unas horas, personas sin un corazón latiendo dentro de su cuerpo? Son esas personas menos humanas que las que tienen brazos, piernas o corazón? Un ser que no ve, ni grita, no será humano?

Imaginemos por un momento que sabemos que el cigoto recién formado será alguien del calibre de Mahatma Gandhi, Mandela o Martin Luther King… ¿nos atreveríamos a interrumpir el embarazo? ¿Es más fácil interrumpir una vida, si el ser al que se la quitamos no se parece a nosotros, verdad? ¿Qué es más fácil, matar un monito, o una pulga? Así también, imagino yo, será más fácil para el médico sacar un ser humano del vientre materno cuando se parece más a una mora silvestre o a un renacuajo, que cuando se parece a su propio hijo o a su madre. ¿Qué creen? Si al médico le dijeran que ese ser humano al cual está quitando la vida será la esposa de su hijo o será una gran científica o una religiosa del calibre de la Madre Teresa o un personaje como Buda… ¿será que se anima a realizar el aborto?

Pasemos por un momento a las últimas etapas de la vida de ese individuo (el mismo cigoto, luego de unos 70, 80 ó más años de vida). ¿Qué cosas pueden pasarle en esos momentos? Un poco antes o un poco después, ese individuo tal vez pierda la movilidad, el habla, la memoria; tal vez no pueda correr y tal vez ni siquiera llore cuando le hacemos daño. Será tan indefenso como un bebé recién nacido o como uno que ni siquiera tiene ojitos en la cara… ¿Alguien ha visto una persona anciana en ese estado? Pues… ¿dejó de ser un ser humano? ¿Llegó la hora de tratarlo como una cosa y deshacernos de ella? Al fin y al cabo, “es nuestra casa y hacemos lo que nos da la gana”, podría decir alguien, “como lo hacemos con nuestro cuerpo”. Pues estoy seguro (y Ud. también, lo sé) que la ley boliviana y de cualquier país que yo conozco (por si acaso) sancionará esa “decisión suya sobre lo suyo” como un asesinato. No importa que el ser humano al que Ud. quitó la vida (¿su padre?) la haya tratado mal por siempre, que ahora ya no se pueda defender, que no produzca dinero, que no baile, ni cuente chistes; que hay sido un maniático sexual o una ladrona o asesina a sueldo. La ley del ser humano le dirá a usted que no tenía el derecho de quitarle la vida a ese ser humano.

En algunos países todavía se practica (o se ha vuelto a practicar) la pena de muerte, pero no es una decisión individual, se somete a juicio a la persona y un jurado da la sentencia (puede estar Ud. de acuerdo o no, pero ese es otro tema). El punto aquí es que la muerte de un individuo no la decide una persona. Usted podría salir en libertad, al menos en algunos países, si se prueba que usted actuó (mató a alguien) en defensa propia. Claro, esto será difícil de probar en caso de que quien usted mató sea un anciano, una persona que no puede moverse, ni hablar, un niño pequeño o un individuo que no le haya atacado y amenace su salud o su vida. ¿Estoy mal? Todavía no he visto, ni en el cine, un monstruo del tamaño de un cigoto o armado con … ¿qué armas traen los cigotos o los bebés que amenacen nuestra vida? Claro, hay embarazos que sí amenazan la vida de la madre. Ese es otro cuento. Por ejemplo, los embarazos ectópicos (fuera del útero) no son viables y tanto la madre como el niño (o niña) morirán si se continúa el embarazo. Punto a reflexionar. También hay embarazos que amenazan la vida de la madre, pero no la del bebé y muchas madres (como mi heroica amiga Nevenka) optan por seguir con el embarazo, que luego les cuesta la vida (su hijo tiene ahora > 20 años).

Sigamos con la biología. Los biólogos nos pasamos buena parte de nuestra vida profesional tratando problemas de cómo definir cuándo un individuo ha “producido” otro individuo, a lo cual, cuando se logra medir, le llamamos adecuación biológica (= fitness, que es una especies de “suma” de sobrevivencia y fecundidad). Por ejemplo, la fecundidad de una planta se mide muy bien por el número de semillas que produce. Una semilla lleva ya toda la carga genética necesaria para crecer y transformarse en otra planta con hojas y todo; es decir, es un individuo. Los ecólogos (perdón por usar el género masculino con más frecuencia) comienzan a medir adecuación biológica desde eventos como crecimiento de tubos polínicos (aquellos tubitos que crecen desde el grano de polen hasta el óvulo de la parte femenina de la flor). Casi podemos pensar en los granos de polen o sus tubos polínicos como espermatozoides. Una vez que el gameto del polen se une al del óvulo, se produce la fecundación: un nuevo individuo. ¿Qué? ¿A eso ya se le llama un individuo? Pues sí, un óvulo fecundado crecerá y se convertirá en una semilla, sólo le falta crecer. Muchas semillas abortan naturalmente (tal como los niños en el vientre materno), pero una semilla ES un individuo y lo es igual desde que se produce la fecundación; en biología no hay dudas sobre esto. Así, creo que no estamos mal si decimos que, biológicamente, un individuo es un ser humano desde el cigoto.

¿Y qué hacemos en el caso de un embarazo producto de una violación? En primer lugar, creo que lo que más debe preocuparnos es el incremento en el número de violaciones en los últimos tiempos. Supongo es un incremento y no el resultado de que ahora sabemos de más casos de violación que antes. En todo caso, lo que creo es que la sentencia para los violadores debe ser mucho (MUCHO) más dura. Otra cosa que hay que hacer es parar la pornografía en el cine y la TV, especialmente en sus manifestaciones violentas. Es un llamado a seguir ejemplos estúpidos (aunque por gente estúpida). No es ese el único ejemplo de la influencia negativa (también pueden tener influencias positivas) de la TV y el cine en el comportamiento humano. ¿Será que legalizar el aborto va a disminuir la frecuencia de las violaciones? Será que las mujeres se van a sentir más seguras? No creo.

Volviendo al tema de embarazos producto de una violación, dígame ¿qué haría usted con el hijo del violador, si ese bebé tuviera 6 meses de edad luego de nacer del vientre materno (~15 meses desde el cigoto)? ¿Lo mataría? Bueno, le cuento que si usted es lo suficientemente violento(a) como para hacerlo, la ley en cualquier parte del mundo lo condenará. El hijo del violador no tiene la culpa de lo que hizo su padre, no importa quién era el tipo. Así, volvemos al punto de… ¿en qué momento un ser humano es un ser humano? Pregunta que creo se contesta biológicamente, como lo hice arriba.

Y la madre, ¿no tiene derecho a repudiar al hijo del violador? Si, lo tiene, supongo. Dos cosas a pensar en ese sentido: a) el hijo del violador será también un hijo suyo (de la madre violada), b) si aun así quiere deshacerse de esa personita, que lo haga después de nacer. Antes de ello, pues no sé qué le podemos llamar además de matar un ser humano. ¿Conoce usted la canción (canta Manolo Galván) sobre el niño bastardo que no quiere ir a la escuela? Su madre le pregunta por qué y el niño le dice que otro chico le había llamado “hijo de ramera”. Ante ello, la madre le cuenta al niño que él no es producto de un transacción comercial, sino de una violación. El niño responde con la fuerza que sólo el amor de madre da: Madre, volveré a la escuela y si a ese chico se le ocurre… le escupiré en la cara! Madre muchas gracias (le dice el niño), por ser una madre entera!!

¿Significa esto que las mujeres que abortan voluntariamente cometen asesinato? No sé. La verdad, no creo. Lo que creo es que cometen un aborto debido a que no saben que el ser humano es un ser humano desde el cigoto. Lo que hago ahora es sólo poner algunos puntos sobre la mesa de debate que creo que no se han puesto antes; al menos no lo he visto. Al final, las mujeres están tomando esas decisiones todos los días, con o sin el aval de la ley. Esto trae problemas de riesgo de salud y muerte para esas mujeres y es algo que hay que tratar en serio. Sin embargo, el avalar legalmente el aborto, ¿será la única opción? Al menos yo creo que NO ES LA MEJOR.

Con la misma pregunta, podemos tratar a otro sujeto que quita vidas: el soldado. ¿Comete asesinato un soldado? Aquí la cosa legal es más clara: un ser humano en guerra (creo que así se interpreta) no comete asesinato cuando mata otro ser humano. Sin embargo, no veo esto como una excepción en el mandamiento de la tradición judeo-cristiana…. ¿O dice por ahí que “no matarás… excepto en caso de guerra?” Creo que no.

El ser humano es justamente eso: humano, pues se distingue del resto de los animales por su nivel de inteligencia, su capacidad de raciocinio, su inmensa capacidad de amar y perdonar; y su fortaleza moral y espiritual. Si tratamos a un ser humano como un “producto” sobre el cual es cuestión de decidir si lo vamos a conservar o no, puede cambiar aspectos inesperados en nuestro comportamiento social y espiritual.

Finalmente, si se legaliza el aborto, la decisión de hacerlo o no (el aborto) será (ya lo es) una cuestión espiritual. Si usted es o no católica(o) es irrelevante aquí, pues el encuentro con Dios (con el Amor, no con el viejito de las figuritas, que castiga y premia) es personal e íntimo. No puedo yo, ni alguien más, juzgar esa relación, ni menos ponerme de juez sobre lo que usted hace o cree que deba hacerse. Lo único que intento es aclarar algunos puntos que creo no se han tratado en el actual debate sobre el aborto. Este momento en la historia debe ser un momento de reflexión, no un momento de doblar el brazo de la ley, sin importar qué pase después; las implicancias pueden ser mucho mayores que el mero respeto al propio cuerpo y a la decisión de qué hacer con él. Se trata de qué hacer con la vida.

Estoy llano a debatir el tema y reconozco que puedo estar equivocado. Demuéstremelo.