Brasilia y La Paz (PL y Bolpress).- El canciller brasilero Antonio Patriota renunció al cargo en momentos en los que su despacho investigaba las circunstancias en las que llegó a Brasilia el senador opositor boliviano Roger Pinto, perseguido por la justicia de su país.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil inició este lunes una investigación del caso Pinto y anunció que adoptará las medidas administrativas y disciplinarias que correspondan. Al momento se recopilan testimonios acerca de las vías utilizadas por el senador para abandonar la embajada brasilera en La Paz e ingresar de manera sorpresiva a territorio brasilero, donde goza de asilo político.

Pinto se encontraba refugiado en la Embajada de Brasil en La Paz desde el 28 de mayo de 2012 y obtuvo el asilo el 8 de junio de 2012, aunque para salir de La Paz necesitaba un salvoconducto que no consiguió del gobierno del Presidente Evo Morales porque es procesado ante los tribunales ordinarios por delitos comunes. El político fue sentenciado en junio pasado a un año de cárcel por un tribunal de La Paz, que lo declaró culpable de daños económicos al Estado por valor de unos 1,7 millones de dólares, en tanto era perseguido por otra veintena de causas.

Según las primeras pesquisas, Pinto habría viajado por tierra hasta la localidad de Corumbá, en el estado de Mato Grosso do Sul, por donde ingresó entre el viernes y sábado pasados. El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Brasil Ricardo Ferraco le dio la bienvenida tras su arribo al aeropuerto de Brasilia. Según la agencia de noticias Reuters, el sitio de noticias G1 citó a Ferraco diciendo que Pinto salió de La Paz a bordo de un automóvil diplomático brasilero, escoltado por militares de la misma nacionalidad, quienes lo acompañaron durante el viaje de 22 horas hasta Corumbá, una ciudad del lado brasilero de la frontera, desde donde voló a Brasilia.

El Encargado de Negocios de Brasil en La Paz, el ministro Eduardo Saboia, fue convocado a Brasilia para que rinda informe, puesto que el embajador Marcel Biato estaba fuera de Bolivia. Saboia, quien ya se encuentra en Brasilia, confirmó que ayudó al boliviano a abandonar la legación en La Paz y viajar a Brasil.

Medios de prensa brasileros señalaron que la fuga de Pinto sin autorización de la cancillería precipitó la renuncia del canciller. La presidenta Dilma Rousseff fue informada de la huida de Pinto cuando éste se encontraba ya en territorio brasilero, lo cual provocó molestia, un llamado a Patriota, quien anunció su dimisión este mismo lunes tras sostener un encuentro de casi dos horas con la presidenta Rousseff en el Palacio de Planalto.

Una nota oficial difundida por el Palacio de Planalto indica que Rousseff aceptó la dimisión de Patriota, quien se desempeñó al frente de la cancillería durante dos años y ocho meses. La mandataria le agradeció por la dedicación y la labor cumplida y le encargó la dirección de la misión diplomática de Brasil en la ONU.

La presidenta nombró de inmediato como nuevo ministro de Relaciones Exteriores al representante brasilero en Naciones Unidas Luiz Alberto Figueiredo, quien llega hoy a la capital carioca procedente de Nueva York. De 57 años de edad, Figueiredo Machado fue el principal negociador de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río +20, efectuada en junio de 2012 en Río de Janeiro.

En La Paz, la cancillería boliviana advirtió que “la fuga del país convierte al Sr. Pinto en un prófugo de la justicia boliviana. Por lo tanto, se activarán todas las acciones legales que correspondan, en este caso, tanto dentro del derecho internacional, de los convenios bilaterales, así como en el marco del propio Derecho Interno boliviano”.

Por su parte, el ministro de Gobierno Carlos Romero comentó que “corresponde” la intervención de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), porque Pinto tiene arraigo y una sentencia condenatoria. “No ha utilizado ningún puesto de control migratorio, no se ha apersonado al puesto de control en Puerto Suárez (frontera con Brasil), de tal modo que ha debido salir del país a través de algún acceso sin puesto de control migratorio, de tal modo que él se encuentra en situación de prófugo”.

El senador Eugenio Rojas, jefe de la bancada parlamentaria del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) en la Cámara Alta, descartó que la fuga del legislador de la opositora Convergencia Nacional (CN) afecte las relaciones entre ambos países y anunció que el asunto se ventilará por la vía diplomática.

“Siempre hemos estado muy bien en el tema de las relaciones bilaterales. Lo vamos a tratar de la manera más diplomática, sobre todo el respeto entre dos Estados, no hay ningún problema por eso. No tiene por qué afectar. Lo que corresponde es que la embajada de Brasil envíe un informe sobre la salida de Pinto de Bolivia, para después analizar las medidas que se podrían tomar”, entre ellas, un pedido de extradición por parte del gobierno boliviano, declaró Rojas a la prensa.

Rojas adelantó que “la Cancillería va a pedir, primero, una explicación a la embajada y posiblemente solicite la extradición de Roger Pinto. Eso se extremará con las autoridades correspondientes en Bolivia con Brasil”. Mientras tanto, el Ministerio Público revisa los Tratados Internacionales vigentes para determinar qué mecanismos y acciones legales se tomarán, respecto a la salida del senador Pinto a Brasil, según informó este lunes el fiscal general del Estado en suplencia legal Roberto Ramírez.

“El Ministerio Público, apelando a su rol constitucional de ejercer la acción penal, está analizando todos los mecanismo que los tratados vigentes establecen para tomar las acciones legales que correspondan”, aseveró Ramírez y dejó en claro que la huída del senador Pinto no cambia su situación legal, ya que durante su permanencia en la Embajada de Brasil ya estaba en calidad de asilado.

“Pinto fue sentenciado a un año de reclusión por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes, y por causar un daño económico al Estado de más de 11 millones de bolivianos en el caso de Zofra-Universidad, y pesan en su contra dos mandamiento de aprensión, uno emitido el pasado 6 de septiembre de 2012 y otro del 18 de enero del presente año”, detalló Ramírez.

Son siete los procesos que el Ministerio Público lleva contra Pinto, de los cuales cinco se ventilan en Pando y dos en La Paz. Asimismo, Ramírez está solicitando informes a los organismos de seguridad del Estado sobre la orden de captura internacional de la Interpol para coordinar acciones conjuntas.

En el plano legislativo, el senador Rojas explicó que corresponde habilitar a la suplente de Pinto, la senadora Linda Flor Brasilda Villalobos, quien asumirá de manera interina, por tres meses, de acuerdo con el Reglamento General de la Cámara de Senadores.