Considerando que la carta de la OEA establece que el derecho internacional es norma de conducta de los Estados en sus relaciones recíprocas, así como en el orden internacional esta esencialmente constituido por el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los estados y por el fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y otras fuentes del derecho internacional. Es fundamental el estricto cumplimiento por parte de todos los Estados de las normas y costumbres que regulan la inmunidad de los Jefes de Estado, así como aquellas normas del derecho internacional relacionadas con el uso del espacio aéreo para sobre vuelo y aterrizajes.

El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia a través de su misión permanente en la OEA informó y denunció públicamente que el dos de julio de 2013 el avión Presidencial FAB-001 que trasladaba al Presidente Evo Morales Ayma de Moscú hacia La Paz se vio forzado a aterrizar de emergencia en Viena, Austria, por la cancelación, denegación o demora de las autorizaciones plenamente emitidas de sobrevuelo y aterrizaje en los espacios aéreos de Francia, Portugal, Italia y España, comprometiendo la seguridad del mandatario boliviano y su comitiva y violando el derecho internacional sobre la materia.

El Secretario General de la OEA de manera oportuna, mediante comunicado de prensa, ha expresado su profunda molestia ante la decisión de las autoridades de varios países europeos que impidieron el uso del espacio aéreo del avión en que se transportaba desde Moscú a La Paz el Presidente Evo Morales Ayma, y al mismo tiempo solicitó a los países involucrados las explicaciones de las razones por las cuales tomaron esta decisión, particularmente porque ello puso en riesgo la vida del Primer Mandatario de un país miembro de la OEA.

RESUELVE:

1. Expresar la solidaridad de los Estados miembros de la OEA al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Evo Morales Ayma.

2. Condenar las actuaciones que violan las normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los Jefes de Estado.

3. Hacer un firme llamado a los Gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España para que brinden las explicaciones necesarias sobre los hechos ocurridos con el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Evo Morales Ayma, así como las disculpas correspondientes.

4. Hacer un llamado a la continuación del diálogo respetuoso y constructivo entre las partes, conforme las normas del derecho internacional y los mecanismos de resolución pacífica de controversias.

5. Reiterar la vigencia plena de los principios, normas y costumbres internacionales que regulan las relaciones diplomáticas entre Estados y garantizan la convivencia pacífica entre los países que conforman la comunidad internacional.

6. Encomendar al secretario general para que de seguimiento al contenido de la presente resolución.

Washington, 9 de julio de 2013.