De 166 a 251 aumentó el número de peligrosas drogas sintéticas fabricadas en laboratorio en los últimos tres años. Las emergencia de las nuevas sustancias psicoactivas (NSP) constituye un grave peligro para la salud pública mundial debido a que su consumo crece a un ritmo sin precedentes, alerta el Informe Mundial 2003 de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Onudd).

Las NSP son sustancias que no están fiscalizadas por los tratados internacionales sobre drogas. Son compuestos químicos fabricados en laboratorio a partir de la mezcla de varias sustancias, y entre las más famosas destacan el éxtasis, el ácido lisérgico o LSD, la ketamina y la novedosa Spice, un compuesto de plantas exóticas procedentes de Asia como el Blue Lotus y el Bean Bay, que contienen sustancias químicas similares al THC, el principio activo de la marihuana, pero de cinco a 200 veces más potentes.

El término de “nuevas” no se refiere necesariamente a nuevas invenciones, sino a sustancias que han empezado a circular recientemente en mercados concretos. En la actualidad clasifican como NPS las denominadas drogas de diseño (éxtasis), los psicodepresores (benzodiacepinas y barbitúricos), los psicoestimulantes (anfetamina, tabaco, cafeína, xantina) y los químicos volátiles (disolventes, lacas, pinturas, pegamentos), entre otras sustancias que provocan serios daños al sistema nervioso.

“El sistema de fiscalización internacional de drogas está fallando por primera vez ante la rapidez y creatividad del fenómeno de las nuevas sustancias psicoactivas (NSP)”, cuyo número aumentó de 166 a finales de 2009 a 251 a mediados de 2012, lo que supone un incremento de más del 50%, advierte el informe de la Onudd publicado el 26 de junio, Día Internacional de lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas. (1)

El informe 2013 de la Onudd subraya que por primera vez el número de NSP superó al total de sustancias sujetas a fiscalización internacional que suman 234. Estos narcóticos, pese a que son legales, pueden ser mucho más peligrosos para la salud que las “drogas tradicionales”, ya que no están bajo control internacional y se comercializan libremente, incluso a través de Internet, aseveró el director ejecutivo de la Onudd Yury Fedotov. (2)

El informe anual de la Onudd revela que el consumo de heroína y cocaína disminuyó en algunas regiones del mundo, pero es cada vez mayor el uso y abuso de medicamentos recetados y de nuevas sustancias psicoactivas, lo que constituye un verdadero reto desde el punto de vista de salud pública. Las NSP son especialmente peligrosas y problemáticas porque se comercializan a menudo como “colocones legales”, dando a entender que su consumo y utilización son inocuos.

Países de casi todas las regiones del mundo han comunicado la aparición de NSP. Concretamente, en el período 2008-2012 aparecieron nuevas cannabinoides sintéticos y catinonas sintéticas, aunque en comparación con el período anterior a 2008 disminuyó el número de países que comunicaron fenetilaminas, ketamina y piperazinas nuevas. (Ver cuadro)

La Onudd también advierte que el mercado y el consumo de estimulantes de tipo anfetamínico, con excepción del “éxtasis”, se está expandiendo en la mayoría de las regiones del planeta. En 2011 se estimó que el 0,7% de la población mundial de 15 a 64 años de edad, es decir, 33,8 millones de personas, había consumido esas sustancias el año precedente. Aunque el consumo de “éxtasis” ha disminuido en todo el mundo, parece estar aumentando en Europa; en orden ascendente, Europa, América del Norte y Oceanía siguen siendo las tres regiones con una prevalencia de consumo de “éxtasis” por encima del promedio mundial. (3)

Nuevas sustancias psicoactivas y tendencias mundiales

Aunque las NSP están más extendidas en Europa y América del Norte, hoy día parecen tener su origen principal en Asia (Asia oriental y sudoriental), sobre todo en países conocidos por sus industrias químicas y farmacéuticas avanzadas. También han comenzado a fabricarse en algunos países de Europa y América, pero los precursores químicos provienen generalmente de China, Tailandia, Taiwán, India y Estados Unidos, y las zonas de tránsito son Singapur y Hong Kong.

Según el informe anual de la Onudd, Europa cuenta con el sistema de alerta temprana más avanzado para hacer frente a las NSP emergentes. A través de ese sistema se registraron 236 sustancias nuevas en el período 2005-2012 (frente a las 14 de 2005), lo que equivale a más del 90% de las 251 sustancias descubiertas en el mundo. (4)

En 2012 se descubrió el mayor número de NSP de todo el mundo en Estados Unidos: 158 sustancias, el doble de las 73 halladas en la UE. Las sustancias reportadas con más frecuencia fueron los cannabinoides sintéticos (2 en 2009 y 51 en 2012) y las catinonas sintéticas (4 en 2009 y 31 en 2012). En Canadá las autoridades descubrieron 59 NSP en los dos primeros trimestres de 2012, es decir casi tantas como en Estados Unidos. La mayoría eran catinonas sintéticas (18), cannabinoides sintéticos (16) y fenetilaminas (11).

Asia fue la segunda región en importancia que informó de la aparición de NSP en la gestión 2012, principalmente Asia oriental y sudoriental (Brunei Darussalam; China; Filipinas; Hong Kong, China; Indonesia; Japón; Singapur; Tailandia; Viet Nam), así como en Oriente Medio (Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Israel, Jordania y Omán). (5)

Las NSP también están penetrando en los países de América Latina, aunque los niveles de consumo son más bajos que en América del Norte o Europa. Entre las sustancias registradas figuran la ketamina y las sustancias de origen vegetal, sobre todo la Salvia divinorum, seguidas de las piperazinas, las catinonas sintéticas, las fenetilaminas y, en menor medida, los cannabinoides sintéticos. Brasil comunicó la aparición de mefedrona y de DMMA (una fenetilamina); Chile informó de la aparición de Salvia divinorum y triptamina, y Costa Rica notificó la aparición de dos piperazinas, BZP y TFMPP.

Por otro lado, siete países de África (Angola, Cabo Verde, Egipto, Ghana, Sudáfrica, el Togo y Zimbabwe) reportaron la aparición de NSP. Egipto informó no solo de la aparición de sustancias de origen vegetal (Salvia divinorum), sino también de cannabinoides sintéticos, ketamina, piperazinas (BZP) y otras sustancias (2-difenilmetilpiperidina 2-DPMP y 4-bencilpiperidina). Además, existen algunas sustancias de consumo tradicional masivo (como el khat y la ibogaína) que corresponden a la categoría de NSP.

El representante de la Onudd para África Occidental Pierre Lapaque advirtió que el tráfico de metanfetamina aumenta de manera preocupante y gran parte de la droga elaborada en esa región se dirige a Asia Oriental, aunque Sudáfrica es un importante mercado secundario. Para Lapaque, la metanfetamina resulta atractiva para los productores de drogas porque “pueden elaborarla en su cocina”.

El 28 de febrero pasado las autoridades aduanales de Australia decomisaron en un puerto de Sydney 558 kilogramos de metanfetaminas escondidos en un cargamento de productos químicos y valorados en el mercado negro en 448 millones de dólares, informó el diario Herald Sun. La policía especificó que el psicotrópico -conocido como Ice (hielo)- fue hallado en una carga de productos de limpieza procedente de la ciudad portuaria de Shenzhen en el sur de China.

Consumo en Asia, Oceanía y América

Las dos principales NSP consumidas en Asia son la ketamina y el kratom, que afectan principalmente a los países de Asia oriental y sudoriental. Durante varios años se han vendido comprimidos de ketamina como sustitutos del “éxtasis” (y en ocasiones incluso como “éxtasis” propiamente dicho). Además, en Asia occidental se consume khat a gran escala, especialmente en Yemen.

Indonesia registró más de cuatro millones de consumidores de drogas al concluir 2012. La Agencia Nacional Antidrogas (BNN) expresó particular preocupación por la desenfrenada propagación de la anfetamina, de fácil y barata elaboración a partir de la efedrina. Se estima que el 60% de los consumidores de anfetamina y éxtasis son menores de 30 años. Solo entre septiembre de 2010 y marzo de 2011 se decomisaron 26 millones de pastillas de metanfetamina, 200 kilos de heroína y 9,2 toneladas de cocaína y marihuana en Indonesia.

Tailandia es considerada el centro del tráfico de metanfetaminas y heroína producidas en laboratorios clandestinos de Myanmar. A principios de marzo se incautó un alijo de cuatro millones de pastillas de metanfetamina, la mayor carga confiscada en el país asiático desde que el gobierno ordenó a las fuerzas de seguridad intensificar la batalla contra el narcotráfico, informó The Nation. Una encuesta de la Universidad de la Asunción, Bangkok, revela un aumento del consumo de metanfetamina conocida localmente como “yaba”, que cuesta entre 9 y 10 dólares. En la capital tailandesa se concentra el 20% de los adictos que suman aproximadamente 3,7 millones en todo el país. El libro Mercaderes de la locura de Bertit Lintner y Michael Blake revela que el consumo de la “yaba” se extiende a toda la sociedad.

Según cálculos de la Onudd, desde 2006 más de 40 millones de habitantes en las Américas (6,9% de la población de 15 a 64 años de edad) consumió cannabis; unos 10 millones, cocaína; 5,7 millones, estimulantes del tipo de la anfetamina; y 2,2 millones, heroína.

En los últimos dos años, Guatemala se convirtió en terreno fácil para el trasiego de precursores químicos y en un importante productor de estupefacientes sintéticos. Cada vez son más habituales los decomisos de ingentes cantidades de metanol procedente de Indonesia, monomethilamine, metilamina y otros precursores de drogas sintéticas en los puertos del país tales como Quetzal, Santo Tomas de Castilla y Puerto Barrios.

El diario Prensa Libre reveló que en 2011 las autoridades guatemaltecas se incautaron 8.366 toneladas de precursores valorados en más de 153,4 millones de dólares. Según estadísticas del Ministerio de Gobernación, se incautaron 7.847 toneles con precursores, un aumento considerable respecto a los más de dos mil totalizados en 2010.

Hace dos años el Gobierno prohibió la importación de pseudoefedrina, utilizada para fabricar éxtasis, razón por la cual los traficantes la sustituyeron con fenilacetato de etilo y feniletilamina, entre otros precursores, según un reporte del diario Siglo21. El país centroamericano se está convirtiendo en una fábrica de estupefacientes de diseño como anfetaminas y metanfetaminas, éxtasis o cristal, que después se trasladan a México para seguir viaje a Estados Unidos, principal mercado consumidor del mundo.

Miles de hospitalizados por consumo de drogas artificiales en EE.UU

Millares de estadounidenses terminaron en el hospital por el consumo de drogas sintéticas como K2, Spice y Wicked X. Según un reporte de la Red contra Sustancias Narcóticas, 11.406 personas -la mayoría adolescentes y jóvenes- fueron hospitalizadas de urgencia en 2010 por consumir esos estupefacientes artificiales que se venden como hierbas odoríferas o incienso en el mercado legal de Internet o en tiendas especializadas. (6)

Ya que la venta de alcohol está prohibida para los menores de 21 años, los jóvenes norteamericanos suelen embriagarse con alcohol extraído de desinfectantes, lo que representa un riesgo severo para su salud. El problema es que una pequeña botella de desinfectante contiene un alto grado de alcohol y solo tres sorbos del líquido resultante equivalen a varios vasos de bebidas alcohólicas, explicaron especialistas del Hospital Infantil de Los Ángeles.

De otra parte, el generalizado consumo de Spice entre los soldados estadounidenses alarmó tanto a la oficialidad que en 2011 iniciaron un programa de pruebas mediante el cual investigaron a más de 1.100 efectivos sospechosos, informó The Washington Post. Si en 2009 solo 29 infantes de marina y marineros fueron investigados por consumir la droga, en 2011 número de analizados superó los 700, confirmó el director adjunto del Servicio de Investigación Criminal Naval Mark Ridley.

A partir de 2011 la Administración para el Control de las Drogas de EE.UU. incluyó en una lista negra a cinco de los químicos de la Spice, y posteriormente más de 40 estados prohibieron algunos químicos de la sustancia que supuestamente “mejora el estado de ánimo”.

El año pasado las autoridades sanitarias de Estados Unidos y Canadá también prohibieron el uso del metilenediozipirovalerona (MDPV), componente principal de sales de baño comercializadas con las marcas Cloud 9 o Ivory Wave. Investigaciones oficiales confirmaron que varios sujetos practicaron horrendos actos de canibalismo bajo los efectos de esa droga sintética que provoca alucinaciones auditivas y táctiles, paranoia, psicosis y conductas violentas.

Las sales de baño acapararon la atención mundial el 26 de mayo del año pasado, luego de que el llamado caníbal de Miami, en el sur de Estados Unidos, devoró el 75% del rostro de un indigente en una autopista de esa ciudad, antes de que la policía lo ultimara a tiros. Poco después una mujer fue acusada en Texas de comer parte del cerebro y los dedos de un niño recién nacido. Luego un individuo de New Jersey, antes de suicidarse con un puñal, lanzó sus propios intestinos a los patrulleros.

En Maryland, Alexander Kinyua de 21 años, alumno de la Morgan State University, Baltimore, confesó a la policía haber matado a su compañero Kujoe Bonsafo Agyei-Kodie y comerse su corazón y una porción de su cabeza. Fue arrestado el 1 de junio luego de que el hermano de Kinyua informó haber hallado en su domicilio una cabeza y manos humanas, informó el diario The Baltimore Sun.

El 4 de junio de 2012 las autoridades federales tuvieron que emitir una aclaración oficial para calmar a la población. “No hay evidencias sobre una Apocalipsis Zombi, no sucederá tal cosa”, subrayó un comunicado entregado a medios de prensa por el Centro de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC en inglés). Las comunidades deben permanecer en tranquilidad, el CDC desconoce la existencia de un virus o alguna condición biológica que pueda reanimar a los muertos, enfatizó el funcionario federal David Daigle.

Días después, el 6 de junio, otro caníbal de 21 años intentó comerse a dos agentes de policía en La Florida. Brandon De León entró al restaurante Boston Market con otros tres indigentes, empezó a gritar obscenidades e insultó a dos uniformados que comían en el lugar. Cuando lo esposaban gruñó como un perro rabioso y trató de morder a los policías, además de cabecear violentamente el vidrio del carro policial, “chasqueando los dientes como lo hubiera hecho un animal mientras gritaba: Me los voy a comer”, reportó el diario The Miami Herald.

Se supo que los agresores actuaron bajo los efectos de las sales Cloud 9 o Ivory Wave. Agentes policiales constataron que en una gasolinera en el sur de Florida vendían sobres con incienso de hierbas (marihuana sintética), que junto con las llamadas “sales de baño” parecen ser una nueva generación de drogas, informó el diario californiano La Opinión.

El impacto de dichos incidentes fue tal que el presidente Barack Obama promulgó una ley que proscribe la venta de las sales de baño y otros narcóticos sintéticos en el país. De igual forma, en septiembre del año pasado la ministra de Salud de Canadá Leona Aglukkaq prohibió la circulación del MDPV, incluida en el grupo de drogas controladas junto a la cocaína y la heroína, y advirtió que ningún ciudadano, empresa o institución puede poseer, traficar, importar o exportar la sustancia sin autorización federal.

Al parecer, Aglukkaq tomó esa decisión luego de que el actor Luka Rocco Magnotta desmembró a un amigo suyo llamado Jun Lin y se comió la piel del cadáver, supuestamente bajo los efectos de las peligrosas sales de baño. Tras ser extraditado a Canadá desde Alemania, el 19 de junio un tribunal de Montreal lo juzgó por el descuartizamiento del estudiante chino, considerado uno de los peores crímenes en la historia de esa ciudad canadiense.

El psicoterapeuta y administrador del centro de salud mental Improving Lives de Miami Alfredo Hernández explicó que el MDPV es un tipo de cocaína muy poderosa producida en laboratorio, mientras que las sales de baño son una combinación muy peligrosa porque dan mucha energía y alteran la conciencia. Específicamente, la droga altera el lóbulo frontal que ayuda a medir las consecuencias de los actos; altera la amígdala dentro del cerebro, y al hipocampo que regula los impulsos humanos.

Hernández trató a varios pacientes que piensan que son Dios o creen tener poderes sobrenaturales después de consumir estos estupefacientes. Eso ocurre principalmente en personas con predisposición a psicopatologías más severas, como es el caso de los indigentes que sufren bipolaridad, esquizofrenia y otros problemas mentales.

Narcotizado con un fármaco conocido como Mefloquina, el sargento estadounidense Robert Bales de 38 años, de la unidad Lewis-McChord del tercer regimiento de infantería, irrumpió armado de un fusil M-4 con lanzagranadas en varios hogares de las villas Alkozai y Najeeban, en la provincia Kandahar en Afganistán, y mató a sangre fría a 16 civiles, la mayoría mujeres y niños y 11 de ellos de una misma familia, una de las peores atrocidades cometidas por miembros del ejército de Estados Unidos durante las guerras en Irak y Afganistán.

A manera de excusa, autoridades médicas explicaron que el sargento estaba bajo los efectos de una droga contra la malaria en el momento del crimen. Mefloquina y también Lariam son los nombres del fármaco con efectos psiquiátricos colaterales como comportamiento paranoico y alucinaciones, y que podría haber incitado suicidios y homicidios entre los soldados provenientes de la base militar de Lewis-McChord, cerca de Seattle, la cual registra antecedentes de irregularidades, indisciplinas y múltiples reportes de reclutas con desórdenes mentales. (7)

Notas:

1. http://www.unodc.org/unodc/secured/wdr/wdr2013/WDR2013_ExSummary_S.pdf

2. Según informes oficiales, en 2010 aumentó a 690 el número de páginas web que venden drogas sintéticas. “Internet ha reducido las restricciones impuestas por el tiempo y el espacio, pues ayuda a los nuevos patrones y tendencias en el consumo de estupefacientes a cruzar rápidamente las fronteras geográficas”, advirtió el Observatorio de las Drogas y las Toxicomanías de Europa. No obstante, una encuesta Eurobarómetro constató que solo el 7% de los jóvenes consumidores de NSP en Europa (de 15 a 24 años de edad) utilizaron Internet para comprar esas sustancias. Sin embargo, el 88% de los países que respondieron a una encuesta de la UNODC dijo que Internet servía de fuente principal de suministro en sus mercados.

3. El consumo de anfetaminas se mantiene estable en los mercados tradicionales de América del Norte y Oceanía, pero registra un aumento en las economías desarrolladas de Asia, especialmente en Asia oriental y sudoriental, y existe también un mercado emergente en África, evaluación que corrobora el aumento de la desviación de precursores, de las incautaciones y de la fabricación de metanfetamina. A nivel mundial, las incautaciones han alcanzado un nuevo máximo: 123 toneladas en 2011, una subida del 66% en comparación con 2010 (74 toneladas) y el doble desde 2005 (60 toneladas). En México se registró la mayor cantidad de metanfetamina incautada, que se duplicó con creces, de 13 toneladas a 31 toneladas, en el plazo de un año, superando a Estados Unidos por primera vez.

4. Casi el 5% de la población de 15 a 24 años de edad ya ha experimentado con NSP en la UE, lo que equivale a una quinta parte de los que han probado el cannabis y cerca de la mitad de los que han consumido otras drogas. Aunque es evidente que el consumo de cannabis ha disminuido entre los adolescentes y los jóvenes en Europa en los 10 últimos años, el consumo de NSP ha aumentado. Los datos del Eurobarómetro correspondientes a 2011 indican que casi las tres cuartas partes del total de consumidores de NSP corresponden a cinco países: Reino Unido (23% del total de la UE), Polonia (17%), Francia (14%), Alemania (12%) y España (8%). Reino Unido es el país que descubrió la mayor cantidad de NSP en la UE (30% en el período 2005-2010).

5. Hong Kong, China, informó de la aparición de algunos cannabinoides sintéticos (como JWH-018) y catinonas sintéticas (4-metiletcatinona y butilona). Indonesia informó a la UNODC de la aparición de BZP. Singapur registró una serie de cannabinoides sintéticos (incluido el JWH-018) y catinonas sintéticas (3-fluorometcatinona y 4-metiletcatinona). En Omán se registró la aparición de cannabinoides sintéticos (JWH-018). Japón comunicó la aparición de fenetilaminas, catinonas sintéticas, piperazinas, ketamina, cannabinoides sintéticos y sustancias de origen vegetal.

6. La pesquisa del grupo Drug Abuse Warning Network reveló que menores de entre 12 y 17 años constituyen un tercio de los afectados, mientras que jóvenes adultos de entre 18 y 24 años representan el 35%. En el 59% de los casos de pacientes de entre 12 y 29 años los doctores encontraron rastros de K2, Spice, y otros soporíferos que funcionan como supuestos clones de la marihuana.

7. Un jurado militar también señaló a la instalación conjunta del Ejército y la Fuerza Aérea situada al sur de Tacoma por otra matanza de civiles en Afganistán. En 2010 tropas de la Lewis-McChord destacadas en Kandahar se drogaron, golpearon a un supuesto informante y luego mataron a tres civiles cuando hacían la ronda de guardia por una comunidad cercana. También hace dos años otro militar de la misma base se involucró en un altercado de tránsito en Salt Lake City y disparó contra un policía de carreteras. En 2011 una docena de soldados de esa base se suicidaron y la senadora Patty Murray sugirió una investigación porque 285 casos de stress post-traumático fueron mal diagnosticados.