Kim Schmitz, alias Kim Dotcom, fundador de la página de archivos Megaupload, acusó a Estados Unidos de propiciar la mayor masacre en la historia de Internet. Según publicó en las redes sociales, el Departamento de Justicia estadounidense y el sitio Leaseweb- antiguo proveedor de Megaupload- “exterminaron sin previo aviso” miles de archivos, incluso servidores.

Dotcom fue detenido en enero de 2012 tras una vasta operación de la policía neozelandesa y el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), que ordenaron el cierre de Megaupload y la confiscación de sus bienes. Megaupload era una página de archivos para la entrega de música, películas y otros materiales gratuitamente o a precios muy bajos a nivel mundial.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos pretende juzgar a Dotcom por delitos de piratería informática, crimen organizado y blanqueo de dinero. Tras una pesquisa del FBI, Washington le atribuyó a Megaupload la responsabilidad de pérdidas millonarias de más de 500 millones de dólares a la industria del cine y la música al transgredir los derechos de autor de diversas compañías, y obtener 175 millones de dólares en beneficios.

Dotcom nacido en Alemania y nacionalizado neozelandés está en libertad bajo fianza en espera de una audiencia en agosto para analizar un pedido de extradición a Estados Unidos. Según sus abogados, la justicia estadounidense mintió a los tribunales de Nueva Zelanda al presentar una cuenta selectiva y distorsionada para obtener evidencias y procesar a Dotcom y a otros tres ejecutivos de la antigua Megaupload. Luego de un año de continuas audiencias y mutuas acusaciones, la justicia de Nueva Zelanda admitió ilegalidades en ese proceso de instrucción, lo liberó bajo fianza, ratificó la ciudadanía al ejecutivo y la devolvió buena parte de sus bienes.

“El gobierno de Estados Unidos no solo me espía, sino que destruye la propiedad digital con la eliminación de servidores autorizados en su tiempo de manera legal”, denunció Dotcom el 22 de junio. La empresa holandesa LeaseWeb borró sin previo aviso los datos de 690 servidores, incluidos los archivos personales de Dotcom y -según el propio afectado- la evidencia necesaria para su defensa legal. La medida fue calificada por el informático como la mayor masacre de datos de la historia de internet, causada por el gobierno de Estados Unidos, el departamento de Justicia y LeaseWeb.

Según Dotcom y sus abogados defensores, las autoridades estadounidenses le atacaron para defender los grandes intereses de las transnacionales del cine con sede en Hollywood. La eliminación de archivos del clausurado portal Megaupload beneficia a Washington en el proceso de extradición por supuesta piratería contra la extinta dirección del sitio, afirmó Dotcom en una nota de la agencia neozelandesa NZN. El FBI confiscó mis archivos y aún no me dan copia de ellos; mis documentos de seguridad de Megaupload desaparecieron, especificó.

El pasado 19 de marzo dimitió el jefe de la agencia de Inteligencia neozelandesa durante el espionaje ilegal al informático alemán Kim Dotcom y subdirector de la Oficina Gubernamental de Seguridad en las Comunicaciones (OGSC) Hugh Wolfensohn. Según una nota de la ABC, Wolfensohn aseguró que actuó con información de la Policía y desconocía que el dueño del portal de descargas Megaupload (Dotcom), inculpado por Washington de piratería digital, tenía permiso para residir en Wellington y no podía ser investigado.

La renuncia del alto funcionario de Inteligencia ocurrió a pocas semanas de que se conozcan las conclusiones de una investigación ordenada por el primer ministro neozelandés John Key sobre la actuación de la OGSC en el caso. Una información del diario New Zealand Herald especificó que Wolfensohn tenía recopilados desde febrero de 2012 los datos necesarios para valorar cómo la OGSC espió ilegalmente a Dotcom.

Mega, la nueva página de archivos de Kim Schmitz, alias Dotcom, sobrepasó la cifra de 250 mil usuarios apenas a una semana de su presentación en enero de este año en la ciudad neozelandesa de Auckland. El empresario, quien buscó esta nueva opción luego de clausurada la anterior, Megaupload, ratificó que la de ahora es la más segura, más fuerte y más rápida del mundo y a prueba de demandas.

El nuevo portal de Dotcom, Mega, ofrece a sus usuarios 50 GB de almacenamiento gratuito, servicios de correo electrónico y de nombre de dominios, acceso a través del celular y mensajería instantánea. Los operadores de Mega no tienen acceso al material que suban los usuarios, por lo que queda exento de posibles delitos contra los derechos de autor y la responsabilidad recae únicamente sobre el usuario. Los servidores de Mega radican en Nueva Zelanda.

Con información de Prensa Latina.