(ABI).- El presidente boliviano Evo Morales afirmó el lunes que su colega chileno, Sebastián Piñera, no es el Tribunal de la Haya para sentenciar que no tiene temas pendientes con su país y pidió sujetarse al fallo que dictamine la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde Bolivia interpuso una demanda para lograr el retorno al Pacífico con soberanía.

En una entrevista con la cadena Telesur, el presidente boliviano consideró que la demanda está sustentada con documentos y dijo que desde el momento que ese tribunal aceptó la impetración, el fallo está en manos de esa alta instancia judicial.

‘Quiero decirles que el presidente de Chile no es un Tribunal de la Haya, desde el momento en que ellos aceptan la demanda, desde el momento que La Haya acepta la demanda eso está en manos del Tribunal Internacional‘, subrayó.

A su juicio, en el CIJ debe imponerse la razón y anticipó que su país tiene todos los argumentos históricos, geográficos y económicos para sustentar la impetración.

‘El pueblo boliviano acudiendo a los tribunales quiere que Chile devuelva una salida al mar con soberanía, en base a todas los documentos‘, apostilló.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en 1879 en la denominada guerra del Pacífico, que el Gobierno boliviano insiste en que no fue una guerra sino una invasión a su entonces puerto de Antofagasta.

El Presidente boliviano dijo también que las expresiones de su colega chileno, que afirmó en Santiago que insiste ‘con majadería‘ en su demanda, son otra humillación entre las tantas que vertieron autoridades del gobierno chileno, frente a la opinión de ex autoridades y ex presidentes de ese país que reconocieron que si hay temas pendientes con Bolivia.

Enumeró los diversos intentos entre Santiago y La Paz para buscar soluciones a la demanda marítima boliviana, entre ellos, el ‘Acuerdo de Charaña‘, que en 1975 reunió a los presidentes Augusto Pinochet y Hugo Banzer Suárez, en esa población fronteriza, donde abrieron la posibilidad de un canje territorial para resolver el enclaustramiento boliviano.

Recordó también que en su anterior gestión y la de Michelle Bachelet, los cancilleres de Bolivia y Chile establecieron una agenda de 13 puntos, que incluía el tema del mar.

‘En los tribunales debe imponerse la razón, el Tribunal de la Haya tiene que ver los derechos de los pueblos. Las invasiones y las guerras no otorgan derechos si la razón y por eso tenemos todos los argumentos históricos, todos los argumentos geográficos, los argumentos de carácter económico, cómo ha perjudicado a Bolivia el enclaustramiento por esa invasión‘, fundamentó el Presidente boliviano.

Morales aseguró además, que el Tratado de 1904 fue ‘impuesto bajo amenazas‘ y calificó a ese tratado de injusto e incumplido.

El próximo miércoles los agentes de ambos países en La Haya, Eduardo Rodríguez Velté, de Bolivia, y Felipe Bulnes, de Chile, comparecerán en Corte Internacional de Justicia para preparar el proceso que La Paz ha interpuesto en ese tribunal mundial para obligar a Chile que se avenga a negociar la cesión de una salida al mar con soberanía.