Miguel Blesa, banquero español amigo de José María Aznar y al frente de Caja Madrid durante 13 años, duerme ahora en prisión por haberse asociado a planes fraudulentos inspirados por el ex presidente del gobierno español y sus socios de la mafia cubanoamericana de Miami.

Blesa, hasta ahí financiero de éxito en gran parte por su alianza con la red de cabecillas del Partido Popular español, dirigió la compra por parte de Caja Madrid delCity National Bank of Florida, por el que se pagó un sobreprecio multimillonario que terminó despertando la atención de autoridades judiciales.

Entre los conspiradores designados por el juez encargado del caso, en una primera etapa de la investigación, sobresalió la figura de Guillermo Martínez Lluch, director de la representación en Miami de Banacaja, entidad bancaria valenciana asociada a la figura de José María Aznar.

Es conocido como Aznar construyó desde los años 90 una alianza con la Fundación Nacional Cubano Americana y su jefe, el oficial CIA Jorge Más Canosa, cuya generosidad ayudó el político español a construirse unos sabrosos fondos de campaña. Se sabe hoy que, en el desarrollo de sus lazos con Miami –ciudad por la cual se quedó fascinado– involucró a Esperanza Aguirre, la ex presidenta de la Comunidad de Madrid y prima donna del PP, que realizó varios viajes a la Florida que le permitiócomprometerse con la fauna local.

La designación de Lluch como cómplice de la colosal estafa se apoyó entonces sobre los negocios sulfurosos del empresario Francisco Correa quién –según se sospecha- manejaba personalmente en la entidad bancaria de Miami las cuentas de varios politiqueros y, según testigos, alardeaba de su amistad con José María Aznar y el PP para abrirse las puertas mejor cerradas.

Grabaciones de conversaciones telefónicas confirman los lazos de Correa con la pareja Alejandro Agag y Ana Aznar, hija del ex presidente del Gobierno. En la Florida, vivió también el financiero Juan Villalonga, amigo íntimo de José María Aznar. Su nombre aparece en una de estas conversaciones.

Caja Madrid destinó más de 1.000 millones de euros al desarrollo de sus proyectos sucios en la Florida, y a la compra delCity National Bank of Florida, a costa de un enorme agujero que termina con su Blesa en la cárcel. Los planes del banquero corrupto para casarse el próximo 8 de junio en una finca de las afueras de Madrid quedan suspendidos.

Blesa busca ahora los 2,5 millones de euros que le permitirían pagar la fianza que le devolvería la libertad. No hay duda que, con la perspectiva de encontrarlos, le recordará a Aznar su vinculación con los hechos delictivos.

La alianza con la red de Mas Canosa

En marzo de 2009, larepublica.es publicó un comentario sobre las relaciones de Esperanza Aguirre con la fauna terrorista cubanoamericana de Miami y sobre las ramificaciones de la red española en Florida en el que se precisaba que “el director de la sucursal de Bancaja en Miami, una entidad bancaria española vinculada a Aznar, es un personaje que entre sus muchos (des) atributos tiene el de una estrecha relación con la Fundación Nacional Cubano Americana desde la época de su ahora fallecido titular y agente de la CIA estadounidense, Jorge Más Canosa”.

El 29 de enero último, falleció en Bayamón, Puerto Rico, Antonio “Toñin” Llama, terrorista y padrino de esta alianza de Aznar y su clan con la mafia miamense, concluida en noviembre de 1995. Llama organizó luego en Madrid la creación de la llamada Fundación Hispano-Cubana, una sucursal de su organización miamense, a la cual se asoció Esperanza Aguirre en sus manifestaciones de histeria anticubana.

En una foto famosa, tomada durante uno de sus viajes a Miami, Aznar se exhibe al lado de sus nuevas y millonarias amistades: Jorge Más Canosa, entonces capo de la FNCA, y el propio Llama. Mas falleció de cáncer en noviembre de 1997. Pero Aznar, agradeciendo su generosa amistad, favoreció la adquisición por sus hijos, Jorge y Juan Carlos Mas Santos, de la firma SINTEL, filial de la estatal Telefónica.

La operación, propiamente escandalosa, se convirtió en un megafraude que provocó la quiebra de la empresa privatizada y condenó al desempleo a sus 1,828 trabajadores. Aznar y sus amigos siempre supieron que la Fundación Nacional Cubano Americana, de Miami, entre otras actividades terroristas, orientó, organizó y financió durante años las actividades terroristas de Luis posada Carriles.

Alianza de Aznar con la mafia de Miami, clave en compra fraudulenta de banco

La alianza de José María Aznar, el ex presidente del gobierno español, con cabecillas de la mafia cubanoamericana fue clave en la compra fraudulenta por su socio Blesa, jefe de la Caja Madrid, del City National Bank of Florida, por el que se pagó un sobreprecio multimillonario.

Lo reconoce el diario español El Boletín, en un análisis titulado “El lobby anticastrista animó a Blesa para que Caja Madrid comprara el banco de Florida” donde relata cómo la reunión del consejo de administración del banco español donde se aprobó la compra de la institución norteamericana “no fue tan plácida como en principio haría pensar el voto unánime que se produjo finalmente”.

La compra estratégica fue dirigida por Miguel Blesa, el ex presidente de Caja Madrid amigo íntimo de Aznar que autorizó el pago de 1.100 millones en la adquisición y posterior capitalización de esta falsa “perla económica” de la Florida. La transacción fue “el culmen de unas relaciones crecientes entre Madrid y Miami desde mediados de la década de los ’90”, subraya el rotativo, señalando precisamente el momento cuando Aznar empieza su romance con los mafiosos CIA de Miami, estos mismos que financiaban los proyectos asesinos del terrorista internacional Luis Posada Carriles.

El Boletín indica como uno de los consejeros “más críticos” de la transacción fue Estanislao Rodríguez Ponga, un ex asesor del Ministerio de Economía y Hacienda español. Sospechando alguna maniobra, este personaje reclamó con insistencia que un banco internacional realizase una valoración de la operación, la cual nunca se efectuó.

“En el lado opuesto, Alberto Recarte, economista de la órbita liberal y vicepresidente de la Fundación Hispano Cubana, habría sido uno de los más fervientes defensores de la operación, según los observadores políticos. Recarte, presidía por entonces Libertad Digital, medio de comunicación del que ahora es consejero y que creó junto a Federico Jiménez Losantos, polémico periodista al que diversos observadores también atribuyen unos nada desdeñables contactos en Miami”.

Alberto Recarte es un activista neofranquista, conocido por sus ataques a Cuba, cuya presencia en Caja Madrid solo se explica por su amistad con José María Aznar. Es asociado al círculo de cómplice del “anticastrista mayor” Carlos Alberto Montaner, el “intelectual” de la CIA. La citada Fundación Hispano Cubana que ahora dirige el propio Recarte fue creada por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) de Miami a raíz de los lazos que se establecieron entre su jefe, el fallecido agente CIA Jorge Más Canosa y el español Aznar, entonces aspirante a la presidencia del gobierno español, en el curso del viaje “histórico” de este último a Miami.

Esta alianza sirvió tanto para rellenar la caja electoral de Aznar, desarrollar sus lazos con la derecha latinoamericana, notablemente en El Salvador, como para los desastrosos negocios ulteriores de la familia Mas en España y la creación de ramificaciones de la telaraña política de la FNCA/CIA en la península.

En el consejo de administración de Caja Madrid reunido en vista de la compra del banco de la Florida, Recarte, actuó fielmente de agente de la mafia cubanoamericana y ejecutó las órdenes de Aznar, los Mas y su clan. Tan poco ortodoxo fue el comportamiento de Caja Madrid en EEUU que la OCC (Office of the Comptroller of the Currency), departamento independiente del Tesoro, ha señalado “déficit muy relevantes en la supervisión del equipo directivo de la entidad, de cara a la debilidad económica general, sin que esté implantada estrategia viable de negocio”.

La oficina americana también puso de manifiesto el “alto y creciente riesgo estratégico” de la entidad y que la previsión de crecimiento consignada por Caja Madrid para el periodo 2000-2014 “está seriamente desorientada e ignora manifiestamente la atonía económica imperante”.

En las últimas horas, se supo que ha sido acordado vender el 100% de City National Bank of Florida al chileno Banco de Crédito e Inversiones (BCI), según fuentes citadas por El Confidencial. Este mismo portal señala que “el precio rondaría los 900 millones de dólares, unos 700 millones de euros, lo que supone una pérdida inicial de 400 millones de euros” para el banco español.

Entretanto, siempre se aprende más sobre la extensión de los lazos entre Blesa y Aznar. Los destinos de Miguel Blesa y José María Aznar remontan a la época de la universidad. Luego ambos ocuparon puestos de inspectores de hacienda en Logroño. “Pero no sólo fueron compañeros de trabajo sino, también, vecinos de escalera”, relata la sección blogs de La Rioja.

“Ambos matrimonios se interesaron por sendos pisos que les habían ofrecido, situados en la esquina de las calles San Antón y Gran Vía, sin duda uno de los lugares privilegiados y céntricos de la ciudad. Pero como una de estas viviendas les gustaba a los dos matrimonios más que la otra -sobre todo por sus espléndidas vistas. Blesa y Aznar decidieron echarlo a suerte. Los Aznar-Botella se quedaron con el mejor piso y los Blesa con el menos bueno”.

“La carrera que Blesa inició en Hacienda se aceleró exponencialmente en paralelo a la carrera política de Aznar, hasta llegar a convertirse en presidente de Caja Madrid, una de las entidades financieras más importantes de España”, señala el periódico.

Así que, años más tarde, cuando Aznar llego a la presidencia del gobierno, puso al frente de grandes empresas privatizadas a personas de su entorno, algo aún más fácil con Caja Madrid, dado el poder del PP en la Comunidad de Madrid y en la propia Caja. El puesto de presidente fue directo al viejo cómplice número uno, Miguel Blesa. Y este se puso a regar al conjunto de las amistades comunes a golpe de millones de euros.

“Fue incapaz de reconocer la burbuja inmobiliaria que provocaría toda la crisis del sector y sus críticos le recuerdan varios errores de bulto durante su mandato: un crédito de mil millones de euros a la constructora e inmobiliaria Martinsa Fadesa, la fallida salida a Bolsa de la empresa en 2008, otro crédito de 26,6 millones al ex presidente de la CEOE y copresidente de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, la implicación de Caja Madrid en el ‘caso Gescartera’ o la dudosa utilización de lo que luego se conocería como las acciones preferentes”, explicó un conocedor del tema a El Diario, de Madrid.

Así fue cómo Blesa terminó con una condena a cárcel, suspendida en cambio de un par de millones de euros. Una desagradable situación que Aznar también tal vez más pronto de que lo prevé, pudiera compartir.

Muere jefe terrorista de Miami quién financió a Aznar

Antonio “Toñin” Llama, jefe del fracasado complot de La Esperanza para matar al líder cubano Fidel Castro; autor de un plan para bombardear La Habana con aviones teleguiados; y financista por cuenta de la mafia cubanoamericana del político ultraderechista español José María Aznar, falleció este 29 de enero en Bayamón, Puerto Rico.

En 1997, la Guardia costera norteamericana detenía en las aguas jurisdiccionales de Puerto Rico al yate “La Esperanza”, propiedad de “Toñin” Llama, con sus seis tripulantes, que se dirigían hacia la isla venezolana de Margarita con la intención de asesinar al Presidente cubano, Fidel Castro, en la Cumbre Iberoamericana. Uno de los fusiles de calibre 50 encontrados a bordo del barco pertenecía al actual jefe de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), José Francisco “Pepe” Hernández, que nunca fue acusado de complicidad gracias a sus conexiones con la CIA.

En agosto 2006, Llama reveló públicamente que la FNCA había adquirido, años antes, un helicóptero de carga, 10 aviones ultralivianos con control remoto, siete embarcaciones y abundante material explosivo con el objetivo explícito de realizar acciones terroristas contra Cuba – entre otros bombardear la Plaza de la Revolución en el medio de un acto político.

Llama aseguraba que aportó 1 471 840,35 dólares de sus propios fondos “para financiar el proyecto” terrorista y consideraba que la enorme cantidad de dinero le fue estafada por varios directores de la Fundación.

En 2007, “Toñin” Llama formó otro escándalo al revelar al Miami Herald que participó en reuniones de directivos de la FNCA donde se planificaron los sangrientos atentados ocurridos en La Habana a lo largo de 1997. El negociante quien durante años fue miembro de la junta directiva de la FNCA contó cómo esa organización mafiosa, creada por la CIA, atribuyó la paternidad de la idea al hoy fallecido negociante de New Jersey Arnaldo Monzón Plasencia, un directivo de la sección norte de la FNCA radicado en New Jersey.

El 12 de abril de 1997, explotaba la primera bomba de la campaña de terror que desencadenó entonces en La Habana, el connotado terrorista Luis Posada Carriles, desde América Central. Una década después, esta serie de crímenes se queda impune y Posada, agente de la CIA emérito, recompensado por sus innumerables crímenes, vive tranquilamente en Miami.

En cuanto a José María Aznar, el ex presidente del Consejo español, hoy dueño de la injerencista Fundación Española para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), recibió en noviembre de 1995 decenas de miles de dólares de manos de Llama, entonces miembro a la vez del Comité Ejecutivo de la FNCA y de su comité paramilitar, para su campaña presidencial.

En una foto famosa, tomada durante uno de sus viajes a Miami, Aznar se exhibe al lado de sus nuevas y millonarias amistades: Jorge Más Canosa, entonces capo de la FNCA, y el propio Llama. Fue también Llama quien organizó en Madrid la creación de la llamada Fundación Hispano-Cubana, una sucursal de la organización miamense, a la cual se asoció Esperanza Aguirre en sus manifestaciones de histeria anticubana.

Era el “intelectual de la CIA” y terrorista prófugo de la Justicia cubana quién había servido de enlace entre “Toñin” y los políticos españoles, el 23 de septiembre de 1994, cuando escoltó a José María Robles, del Partido Popular de España, durante una visita a Miami culminada por un encuentro con Antonio “Toñin” Llama, director de la FNCA.

“Toñin” Llama ha sido inhumado este 31 de enero en el cementerio Los Cipreses de Bayamón, en Puerto Rico.

TWITTER: @AllardJeanGuy