(ABI).- El Presidente Evo Morales aceptó el miércoles ganar 15 salarios mínimos nacionales, es decir, 18.000 bolivianos al mes, porque de esa forma se incrementarán-dijo-las remuneraciones de los profesionales que trabajan tanto en las universidades públicas como en el aparato estatal.

En su discurso por el Día del Trabajo, Morales dejó en claro que se resistió a incrementarse el sueldo por la política de austeridad que impulsa su gobierno desde el 2006, pero reconoció que la fuga de profesionales bolivianos al exterior en busca de mejores ingresos le ‘obliga‘ a subir su sueldo.

De acuerdo con el Decreto Supremo 28609 de 2006, ningún funcionario público puede ganar más el Presidente del Estado, cuyo salario hasta hoy era de 15.000 bolivianos, unos 2.100 dólares.

Tras expresar su preocupación por la migración del capital humano, El Jefe de Estado anunció que a partir de la fecha recibirá 15 salarios mínimos nacionales (1.200 bolivianos) al mes, es decir 18.000 bolivianos, como demandaron varios sectores de profesionales, como el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB).

‘También nuestros profesionales han aportado bastante desde el 2006 hasta ahora, sin incremento, y ese hecho me obliga a que el salario del Presidente sea de 15 salarios mínimos‘, dijo.

En su intervención, Morales recordó que antes de ocupar la silla presidencial, en 2006, los ex mandatarios bolivianos recibían mensualmente más de 70 salarios mínimos.

En días pasados, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que Morales cobra menos de cuatro dólares por hora trabajada, menos de lo que percibe como ingreso un albañil o un taxista en Bolivia.

Asimismo, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, enfatizó que el mandatario indígena es el que menos gana y menos posesiones tiene en comparación con sus colegas de América Latina.

Por otro lado, el Gobierno aprobó este miércoles un incremento salarial de 8% para los funcionarios públicos que será inversamente proporcional, es decir, que los cargos jerárquicos recibirán un 7% de aumento y los trabajadores de base un 13%, informó Morales.

El Jefe de Estado justificó ese incremento, bajo el argumento de que el sector público no recibió ningún aumento salarial desde hace más de 11 años. ‘Por eso, hemos decidido que a partir de este año, habrá el incremento salarial como ajuste a esa deuda al sector público, como un justo reconocimiento, y el incremento también será de 8%, pero inversamente proporcional, los que tiene más cargo será de 7% y los trabajadores de base de 13 %‘, señaló en su discurso por el Día del

Morales explicó que el incremento salarial 2013 para el sector público es retroactivo al mes de enero y dijo que su modalidad inversamente proporcional, tiene el propósito de ‘beneficiar a los que ganan menos‘. ‘Esos trabajadores, también merecen (un aumento) y por eso este incremento salarial de 8%, pero será inversamente proporcional, (para) buscar cierta igualdad‘, remarcó.

El Jefe del Estado boliviano instruyó el incremento salarial al sector público, semanas después de acordar con la Central Obrera Bolivia (COB) un aumento de 8% al haber básico de los trabajadores del país y 20% al mínimo nacional.

Según fuentes oficiales, entre 2006 y 2012, el número de funcionarios públicos creció en 49.991 cargos nuevos, es decir, de 75.290 a 125.281, debido a la gradual creación de empresas estatales de desarrollo y el crecimiento en la productividad de las ya existentes y las nacionalizadas.

De otra parte, el ministro de Trabajo Daniel Santalla afirmó que el gobierno de Morales incrementó el salario mínimo nacional a un 173% en sus casi ocho años de gestión. ‘En el gobierno del proceso de cambio, encabezado por el presidente Evo Morales, el salario mínimo nacional que hasta el 2005 era de 440 bolivianos, se incremento a partir del 2006 a la fecha a 1.200 bolivianos, lo que significa que hubo un incremento del 173%‘, declaró a la ABI.

Recordó que la política de Gobierno es la de reponer e incrementar la capacidad de compra del salario, lo que se traduce en incrementos superiores a la tasa de inflación anual.

Según datos oficiales, en 2006, año en el que Morales asumió la presidencia, el salario mínimo nacional fue elevado de 440 a 500 bolivianos (13,6%), en 2007 pasó de 500 a 525 bolivianos (5%), mientras que en 2008 alcanzó los 578 bolivianos, (10% más).

En 2009 el incremento fue de 12%, que fijó el mínimo nacional en 647 bolivianos, en 2010 subió a 680 bolivianos (5,1%), en 2011 el incremento fue de 19,8% que significó un incremento a 815 bolivianos y en 2012 subió a 1.000 bolivianos (22,6%). En 2013, los trabajadores del país se beneficiaron con un incremento de 1.000 bolivianos a 1.200 (20%).

El Ministro de Trabajo aseguró que mejoró las condiciones de vida de los trabajadores. Añadió que los resultados también se traducen en la disminución de la tasa de desempleo en Bolivia. ‘La tasa de desempleo urbana en 2005 era de 8,5% y al 2011 bajó a 3,84%, lo cual es destacable y debemos mantener‘, manifestó.

Asimismo, dijo que esto también se debe a las políticas de inserción laboral de jóvenes entre los 18 y 25 años de edad, a quienes se les beneficia con el programa Mi Primer Empelo Digno y el Programa de Apoyo al Empleo. ‘Con estos programas hemos incorporado a más de mil jóvenes al ámbito laboral, esto con Mi Primer Empleo el cual culminará está gestión y con el programa de Apoyo que se inició la pasada gestión se pretende incorporar a otros 20 mil jóvenes más‘, sostuvo.