La Habana, Naciones Unidas y Washington.- El desarrollo tecnológico para 2013 trae la curiosidad de que cada habitante del Planeta Tierra podrá contar con un teléfono móvil, a contrapelo de alertas de muchos ecologistas preocupados por las drásticas afectaciones medioambientales. Algunos expertos prevén que las suscripciones de celulares llegarán a siete mil millones, aunque 4.500 millones de personas se mantendrán al margen de Internet.

La población mundial pasó de casi mil millones en 1800 a sobrepasar seis mil millones en 2000, y el 30 de octubre de 2011 llegó a los siete mil millones de habitantes. Un informe publicado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) revela que los contratos de telefonía celular alcanzarán la superlativa cifra de siete mil millones al término de este año. (1)

La UIT estima también que tales detalles significan una penetración de la telefonía móvil de más del 96% a nivel global. Significó que 2.700 millones de personas constituyen el 39% de la población mundial y tendrá acceso a la red de redes al término de 2013. No obstante dicho desarrollo, el reporte reconoce que alrededor de 4.500 millones de personas, o dos tercios de la población global, continuarán sin tener acceso a Internet, considerada la mayor y más valiosa biblioteca del mundo. (2)

El acceso a la banda ancha acapara el 77% de los países industrializados y el 31% del mundo desarrollado, aunque escaseó el reporte de detalles, y sus causas, de la falta de tecnología adecuada entre las naciones pobres. Tampoco alude a elementos alertados por los ecologistas en cuanto a la polución tecnológica del Planeta y su vínculo con cambios climáticos y ecosistemas, en muchos casos por acumulación de desechos electrónicos y desfavorables políticas o mecanismos para despacharlos.

La UIT significó que el mercado más dinámico radica en las suscripciones de banda ancha de móviles, pues de 268 millones de suscriptores en 2007 alcanzó los 2.100 millones. En esta misma cuerda, las inversiones en cuanto a empresas dedicadas a este sector son millonarias, a partir de diferentes anuncios de los líderes acerca de telefonía y comunicaciones. La empresa tecnológica surcoreana Samsung, por ejemplo, anunció recientemente que invertirá 110 millones de dólares en la firma japonesa Sharp Corporation para ampliar su base de proveedores y acceder a soluciones de pantallas delgadas de bajo consumo.

El comunicado oficial agregó que tal negocio les permitirá poner un pie en la puerta de uno de los abastecedores asiáticos clave de la empresa estadounidense Apple. Dicho trato permite a Samsung el acceso a una participación de tres por ciento en la pionera nipona de televisores con lo que se convierte en un accionista fundamental de Sharp, de conjunto con el fabricante de chips Qualcomm, que invertirá hasta 120 millones de dólares en diciembre.

Sharp tuvo un rescate por bancos en octubre del año anterior y permitió recuperarse debido a apoyo financiero. El nuevo e inusual acuerdo entre dos países rivales, desde el punto de vista comercial, representa la primera ocasión que un fabricante surcoreano de televisores participa en una firma japonesa. Los tres más importantes productores de televisores de Japón son Sharp, Sony y Panasonic, que luchan por enfrentar pérdidas, mientras Samsung los presiona a través de los mercados en el exterior.

Pese a que Sharp constituye uno de los menores proveedores de Samsung, la relevancia consiste en la ampliación de la demanda de televisores con pantallas por encima de las 60 pulgadas, tal y como lo evalúan los economistas. No obstante, esa transacción puede incomodar a los directivos de Apple al incidir en la capacidad productiva de una planta que fabrica para el iPad y el iPhone 5 (el más renombrado móvil del momento); en tanto, Sharp significa el segundo mayor proveedor de Apple luego de LG Display.

Sharp apareció hace un siglo y se dedica a pantallas de alta resolución mucho más delgadas que otras del mercado, requieren menos luz de fondo y consumen hasta un décimo de la energía de las LCD habituales, con mayor duración para las baterías de celulares y otros dispositivos que las emplean.

Smarthones a la vanguardia

El desarrollo tecnológico, además de mejorar herramientas para el intelecto y economía humanos, trae un incremento de la madeja comercial mundial, como es el caso de los teléfonos móviles, que mucho dan de hablar. En esa cuerda, las ventas de los smartphone o teléfonos inteligentes, solo de este tipo, pueden llegar este año a la estratosférica cifra de mil millones de aparatos. Esa cuenta indica que crecerán en 28%, aunque siete puntos menos que en 2012. (3)

Tales artilugios están en el eje del interés humano de estos días, con jugosas ganancias para las compañías fabricantes, en una perenne lucha por incorporarles aplicaciones que cada día permitan mejores y más novedosas operaciones. Los datos aportados por un estudio de la firma Deloitte, agregan la potencialidad de que a fines de este propio año la base instalada de esos aparatos puede estar muy cerca de los dos mil millones de unidades.

Esa indagación asegura que el empleo de los teléfonos inteligentes aumentará durante estos 12 meses, aunque auguran que entre los clientes de esta tecnología también estarán al alza quienes solo los empleen para funciones básicas como voz, texto y fotos o video, en lugar de para las comunicaciones. Desde el punto de vista comercial, tales indicadores adelantan otros incrementos, si se tiene en cuenta que una de las prioridades de los propietarios de smartphones está en navegar por Internet.

Solo en el Reino Unido el 21% de los clientes de esos aparatos los usan con ese fin, para viajar por la red de redes y acceder a Facebook o Twitter. Sin embargo, la investigación señala que cientos de millones de propietarios no contratarán paquetes de datos, y cada cinco usuarios se conectarán raramente a Internet, quizás una vez por semana, en este año.

De tal suerte, los fabricantes y vendedores de servicios, deben tener bien claro que sus ingresos pueden provenir de la variedad y versatilidad de las ofertas para aprovechar a estas gallinas de huevos de oro, que en inicio favorecen a los fabricantes. El éxito de este tipo de teléfono en 2012 reaparecerá este año, consideran los economistas, como una señal de los tiempos y signo prevaleciente en el segundo milenio.

¿Celulares mayordomos?

La dependencia tecnológica es cada vez mas apreciable, sobre todo en muchas personas jóvenes, que no pueden irse a la cama sin antes realizar alguna llamada por móvil, o revisar los mensajes. Esa preocupación atañe a psicólogos y psiquiatras, que recomiendan un distanciamiento lo mayor posible de equipos electrónicos, necesarios en la vida moderna, pero con una sobredosis de influencia en los seres humanos, negativa para su desarrollo. (4)

Sin embargo, ahora algunas noticias implican en lugar de ese distanciamiento una mayor unión, sobre todo a partir de la idea de un teléfono celular capas de fungir como mayordomo o amigo del alma. La novedad se anota para un futuro próximo cuando, esperan los científicos, ese aparato podrá pensar por sí mismo y conocer tanto a su dueño que podrá prescindir de las aplicaciones a instalarle. Agregan que el artilugio conocerá lo necesario del dueño, ahorrando el trabajo de responder, por ejemplo, a los tweets y buscar incluso por “memoria” propia nuevos amigos en las redes sociales.

Esa imaginativa actividad resulta del trabajo del jefe de los laboratorios Noah‘s Ark, de Huawei, Qiang Yang, experto chino que forma parte del gigante de las telecomunicaciones de ese país, que por demás está despegando con fuerza y creando sombras a sus competidores más renombrados. El entendido señala que al llevar todos los humanos un teléfono en el bolsillo podemos enseñarle muchas más cosas a esos móviles inteligentes.

Qiang Yang habló recientemente en una conferencia internacional sobre Tecnología y Datos efectuada en Roma, Italia. Explicó que de los productos de su laboratorio está el Weibo Agent que examina el perfil del usuario en Weibo, una red social del tipo de Twitter para China, y busca tweets y personas de interés. Además, el especialista considera que esos medios pueden responder en lugar del usuario a eventuales mensajes, cuando las primeras pruebas de este tipo resultaron satisfactorias.

No obstante, el experto considera como problema básico que el dispositivo saque sus conclusiones correctamente y satisfaga el deseo electrónico del usuario. Se trata de algoritmos extremadamente complejos, explica, capaces de combinar datos de un GPS o localizador, y asociarlos entre el smartphones y los tweets o las publicaciones en Facebook, mediante aplicaciones internas.

Como ejemplos significativos para el científico chino está que si una persona toma todos los días café, el equipo puede recordarlo y avisar al dueño del teléfono en el momento justo; puede incluso detectar ese hábito reflejado en otros móviles cercanos y alertar el momento oportuno de beber.

El experto chino es docente en la Hong Kong University of Science and Technology, y ve las potencialidades de estos dispositivos como en un terreno enorme aun por explotar. Ese estudio se apoya en un mecanismo nombrado Data mining, o la extracción de indicaciones útiles a partir de la gran cantidad de datos generada en la red, que permitirá a los aparatos tener una imagen bastante amplia del mundo y sus conexiones.

Como dato, considera que esas funciones facilitan la vida a los seres humanos, pues el cerebro de los seres vivos no puede competir con la velocidad de procesar elementos necesarios, lo que conduciría a los móviles a convertirse en mayordomos. Sin embargo, tal conexión acentuaría aun más la dependencia de los equipos electrónicos y puede tener su parte negativa en la necesidad del ser humano de poseer uno de tales aparatos para existir. En ese caso, el futuro dirá la última palabra.

Notas:

1. La Organización de Naciones Unidas lamentó que existan más personas con teléfonos móviles que los que tienen acceso a sistemas básicos de saneamiento en países pobres. “De los siete mil millones de personas en el mundo, seis mil millones tienen teléfonos móviles. Sin embargo, sólo 4,5 mil millones tienen acceso a retretes o letrinas, lo que significa que 2,5 mil millones, principalmente en las zonas rurales, no tienen saneamiento adecuado. Increíblemente, 1,1 mil millones de personas aún defecan al aire libre”, dijo el secretario general adjunto de la ONU Jan Eliasson.

2. En solo cuatro años, la población mundial alcanzará los 7.200 millones de personas mientras que la cantidad de dispositivos conectados a Internet llegarán a 15 mil millones, según estimaciones de la firma Cisco. La región de Asia-Pacífico (excepto Japón) será la más conectada del mundo, con 7 mil millones de aparatos online, y China el país número uno, con 3 mil millones. De acuerdo con Cisco, Internet llegará a los hogares principalmente a través del televisor, siendo el tráfico online que pasará por este dispositivo del 101%, frente al 33% de la PC. Para el 2015, el 18% de las películas transmitidas por Internet se verán en TV, lo que se debe, en parte, a Netflix, Cuevana y Youtube. La tasa de crecimiento del tráfico de Internet entre máquinas, según estiman, crecerá a una tasa del 258%.

3. Uno de cada dos celulares vendidos en el mundo corresponde a la modalidad de teléfonos móviles inteligentes, informó la empresa consultora estadounidense IDC. El 45,5% de los teléfonos vendidos a nivel global durante el último trimestre de 2012 resultaron smartphones o inteligentes, y casi la mitad de todo el mercado mundial está en poder de las firmas Samsung, de Surcorea, y Apple, de Estados Unidos. IDC asegura que pese a esos datos la venta de móviles declinó en 0,2% durante el año pasado hasta los 1.700 millones de piezas, y en cuanto a los inteligente creció en 10,1% hasta 545,2 millones de móviles.

4. El 2% de la población juvenil mexicana, entre los 11 y 18 años de edad, es adicta a internet, según un estudio de la Asociación Psicoanalítica Mexicana (APM). Sicólogos consideran alarmante el hecho de que los niños y jóvenes mexicanos rompan con mayor frecuencia sus vínculos con la realidad para refugiarse en las nuevas tecnologías. La directora de difusión de la APM, Delia Hinojosa, dijo que hoy se promueven las conductas basadas en el miedo a la cercanía, a la intimidad y a establecer vínculos profundos, lo que favorece el empelo de las nuevas tecnologías como internet, al punto de crear una adicción. Las personas adictas a Internet presentan cambios en las conexiones cerebrales como los drogadictos y alcohólicos, evidenció un estudio difundido en la revista PLoS One. El trabajo realizado por científicos de la Academia de Ciencias China, encontró cambios en la corteza orbitofrontal de personas que sienten la necesidad descontrolada de navegar por la red. El uso excesivo que hacen muchas personas de la web puede llevar al individuo a actuar de manera patológica consigo mismo y con las personas que integran su entorno más cercano. Un adicto a la red de redes o algún medio electrónico presenta síntomas como ansiedad, angustia e intolerancia al no estar frente al objeto que le genera esa situación de estrés, la cual provoca otros conflictos en el orden laboral o estudiantil.

* El autor es Periodista de Prensa Latina.