Madrid, Bruselas y Ginebra (PL y Bolpress).- Hasta el 1 de enero de 2013 residían en España 47,5 millones de personas, 205.788 menos que un año antes. Eso significa que la población empadronada en España se redujo por primera vez en 17 años, como consecuencia del éxodo de extranjeros por la grave crisis económica, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En 2000 España contaba con 40 millones de habitantes, y en la siguiente década, caracterizada por el incremento de la inmigración y el crecimiento económico, la población ascendió hasta 46,1 millones. De 2000 a 2010 la población foránea pasó de 923.879 a cinco millones 747.734, el 11,7% de la población total, en su mayoría ciudadanos atraídos por el boom económico que generó la burbuja inmobiliaria, cuyo estallido en 2008 precipitó la actual crisis. (1)

Empujados por la aguda crisis económica, casi un millón de personas (927.890) salieron de España entre enero de 2011 y septiembre de 2012, de las cuales 117.523 eran españoles y 810.367 extranjeros, precisó el INE. Este éxodo masivo, unido a la bajada de la inmigración, hizo que la población española perdiera 36.146 ciudadanos en ese período, hasta 46 millones 116.779 habitantes.

Al cierre de 2011 el número de extranjeros empadronados en España se redujo hasta cinco millones 736.258, el primer descenso de la población foránea en 15 años. No obstante, al 1 de enero de 2012 España contaba con 47,2 millones de habitantes, 74.828 más que en el mismo mes de 2011. (2)

Durante los primeros nueve meses de 2012 abandonaron la nación ibérica 420.150 personas, de las cuales 365.238 eran extranjeros y 54.912 nacionales, razón por la cual España tuvo un saldo migratorio -diferencia entre las personas que entran y las que se van- de menos 137.628. En el mismo período de 2011 el saldo fue también negativo, aunque tres veces inferior (menos 36.711), precisó el INE.

Hasta el 1 de enero de 2013 residían en España 47 millones 59.533 personas, 205.788 menos que un año antes. Fue el primer descenso poblacional que se registra en el país europeo desde 1996, debido principalmente a la reducción del número de inmigrantes empadronados -216.125 personas-, hasta sumar cinco millones 520.133, de los cuales 2,4 millones son ciudadanos de la Unión Europea (UE). Por el contrario, el número de españoles aumentó en 10.337, pese a la marcha de jóvenes al extranjero en busca de empleo, subrayó el INE español.

Se estima que en los últimos cinco años alrededor de 1,2 millones de inmigrantes que residían en España retornaron a sus países de origen. Los pertenecientes a la UE disminuyeron en 90.639, mientras que los no comunitarios se redujeron en 125.486.

Con el éxodo de 45.951 ecuatorianos y 24.984 colombianos, estos dos colectivos figuran entre los que en mayor medida dejaron España a lo largo de 2012. Además, entre enero y abril de 2012 unos 1.159 uruguayos retornaron a su país procedentes en su mayoría de España y Estados Unidos, informó la Dirección de Asuntos Consultares y Vinculación de la Cancillería uruguaya. (3) Por otro lado, el año pasado más de mil emigrados paraguayos solicitaron su repatriación desde España, confirmó la Secretaría de Repatriación en Paraguay.

Crece el número de emigrantes europeos hacia América Latina

La crisis de los países de la UE revirtió los flujos migratorios en ese continente, donde aumenta el número de personas que buscan trabajo en América Latina y el Caribe, y al mismo tiempo disminuye la cantidad de latinoamericanos que emigran hacia Europa, según el informe Rutas y dinámicas migratorias entre los países de América Latina y el Caribe, y entre América Latina y la Unión Europea, de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). (4)

El estudio, que analiza datos solo hasta 2010, revela que en el primer lustro del siglo XXI el número de inmigrantes latinoamericanos era creciente, hasta alcanzar los 400 mil en 2006, pero luego la tendencia se revirtió y en 2009 solo ingresaron al bloque europeo 229 mil personas.

Hasta el año 2010 residían en Europa 4,2 millones de latinoamericanos, fundamentalmente en el Reino Unido, Países Bajos, Italia, Francia y España, mientras que en América Latina vivían 1,2 millones de europeos, de los cuales 107 mil abandonaron sus países entre 2008 y 2009 para instalarse fundamentalmente en Brasil, Argentina, Venezuela y México.

El estudio de la OIM evidencia que los flujos migratorios de la UE hacia América Latina crecieron marcadamente, sobre todo desde España y Portugal hacia Argentina, Brasil y México. Las principales naciones emisoras de emigrantes hacia Latinoamérica fueron España (47.700), Alemania (20.900), Países Bajos (17.100) e Italia (15.701).

Notas:

1. En 2010 la población española creció a una tasa anual de 3,6%, superando a la media de la UE y de la Eurozona, reportó la oficina de estadísticas Eurostat. Ese año la nación ibérica registró 164 mil habitantes más que el año anterior, lo cual representó un incremento natural de 100.700 personas (2,2 por mil). En enero de 2011 la población española totalizó 46,1 millones de habitantes, y pese a la crisis económica, también creció la inmigración neta con un saldo de 63.200 nuevos inmigrantes, equivalente a 1,4 por mil habitantes.Aun así la contribución de ese indicador al crecimiento demográfico descendió respecto a 2008, cuando la tasa se situó en 12 por mil habitantes. En términos comparativos, el crecimiento poblacional en la UE igualó a2,7 por cada mil habitantes (1,4 millones de habitantes), mientras el saldo en la Eurozona fue de 3,1 por mil, detalló Eurostat.

2. Hasta esa fecha la población española total no había dejado de crecer en los últimos tres lustros, pero la cifra de inmigrantes no siguió esa tendencia como ocurría desde 1998, año en el que fueron censados 637.085 extranjeros. El colectivo de inmigrantes más numeroso era el de los rumanos (829.936), seguido por el de los marroquíes (651.207), británicos (374.842), ecuatorianos (293.602), colombianos (246.451), bolivianos (178.463) y alemanes (179.69).

3. Las cifras actuales triplican a las de 2009 cuando el número mensual oscilaba entre 80 y 100 personas, de acuerdo con la fuente uruguaya. En el primer cuatrimestre del año pasado los principales lugares de origen fueron España, que aportó más del 50% del total, seguida por Estados Unidos, con 23%.

4. Crisis mundial empuja retorno de los emigrantes, Cira Rodríguez César, periodista de la redacción de Economía de Prensa Latina.