Madrid (PL).- La afamada actriz y cantante española Sara Montiel murió este lunes a los 85 años de edad tras sufrir un desvanecimiento en su domicilio, sin que se conozcan las causas definitivas del deceso.

Considerada un mito del cine y primera estrella española en triunfar en Hollywood, María Antonia Abad Fernández, su verdadero nombre, nació el 10 de marzo de 1928 en la localidad de Campo de Criptana (Ciudad Real, La Mancha). Fue la diva por excelencia del séptimo arte de ese país europeo, ícono de sensualidad y mito del cuplé.

De origen humilde, comenzó su carrera en la década de 1940 como actriz secundaria en España, pero decidió probar suerte en el cine mexicano, donde participó en los filmes Piel canela o Cárcel de mujeres, con las que consiguió un gran éxito. “Cuando llegué a México me encontré con otro mundo, otra vida. Allí es donde me hice Sara Montiel”, reconoció hace unos años en una entrevista.

Célebre por su belleza y talento, alcanzó fama internacional al protagonizar la película más taquillera de la historia del cine español, El último cuplé y posteriormente La Violetera. Cárcel de mujeres y Piel canela le abrieron las puertas para entrar a Hollywood en 1954, siendo la primera española que triunfó en la meca del cine estadounidense.

Su triunfo en México le sirvió para después trasladarse al Hollywood de los años 50 e intervenir en películas como Veracruz, junto a Gary Cooper; y trabajar con artistas de la talla de Burt Lancaster o Charles Bronson. En Estados Unidos conoció al que fue su primer esposo, el director de cine norteamericano Anthony Mann; y se codeó con figuras de la época como James Dean, Marlon Brando o Elizabeth Taylor.

Fue la estrella de mayor repercusión internacional de todos los tiempos en el cine español, hasta que ahora Javier (Bardem) y Penélope (Cruz) andan ahí rompiendo fronteras, subrayó el actor José Sacristán.

A finales de los años 70 abandonó su carrera cinematográfica para dedicarse a la canción y al montaje de espectáculos. Boleros como Contigo aprendí o Bésame mucho dieron la vuelta al mundo con su interpretación, pero Fumando espero es, sin duda, la canción que quedará unida irremisiblemente a la imagen y la voz de Sara Montiel.

En su larga carrera fue galardonada con la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha (2008) y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2010), igualmente recibió la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Su amigo el actor Burt Lancaster fue el encargado de entregarle en 1994 el Golden Eagle, uno de los premios más importantes de Hollywood. En 2011 recibió una Estrella en el Paseo de la Fama de Madrid y en 2012 regresó a Estados Unidos para ofrecer una pequeña gira de conciertos y charlas. Cumplió 85 años de edad el pasado 10 de marzo.