La Paz, Buenos Aires, Madrid y Berlín (PL y ABI).- El cortometraje boliviano Desconexión de Yecid Benavides recibirá en abril próximo el premio del Festival Internacional de Cine de Rochester, Estados Unidos, anunció la compañía productora del material, Artistas Latinos. Además, la cinta Insurgentes del cineasta boliviano Jorge Sanjinés obtuvo el máximo premio del Festival internacional de Cine Político que se desarrolló en Buenos Aires. De otra parte, dos filmes latinoamericanos triunfaron en la Berlinale y en los premios Goya.

El Festival de Rochester, el certamen de cortos más antiguo del mundo, decidió entregar su galardón al boliviano Benavides por abordar “la honestidad y la dignidad del trabajo, entre otros valores frente a la corrupción”. Como parte del premio, el Festival, que se realizará del 25 al 27 de abril en Nueva York, permitirá la comercialización de la obra en más de 50 países.

Según Artistas Latinos, el concepto de la producción abordó la responsabilidad social y será la primera de una serie de cortometraje sobre el tema. “El trabajo se realizó con un equipo de 28 personas, con un despliegue muy grande de maquinaria profesional y filmación de escenas muy complejas. Se filmó en 13 días, tiempo de rodaje muy extenso para un cortometraje de 17 minutos”, afirmó la productora.

Desde la llegada del cine a Bolivia en el siglo pasado, la realización de cortos constituye una rampa de lanzamiento y formación para futuros directores. Algunos de los padres bolivianos del Nuevo Cine Latinoamericano, como Jorge Sanjinés y Jorge Ruiz, realizaron obras emblemáticas de este tipo, tales como Revolución (1963) y Vuelve Sebastiana (1953).

Cada año se celebra en La Paz y Cochabamba la Semana Internacional del Corto, una plataforma independiente para la difusión de este tipo de obras cinematográficas. En ella participan, generalmente, trabajos realizados en las escuelas de cine existentes en esas dos ciudades, así como individuos o colectivos de producción apartados de los espacios de formación académica. El pasado año, El general, un material de Diego Pino, fue seleccionado como finalista del multitudinario Your Film Festival, organizado por la plataforma de video en Internet Youtube.

Por otro lado, la película “Insurgentes” de Jorge Sanjinés ganó el III Festival Internacional de Cine Político, de entre 137 realizaciones audiovisuales procedentes de 32 países. “Industria Argentina, la fábrica es para los que trabajan”, opera prima del cineasta argentino Ricardo Díaz Lacoponi, ganó en la competencia local.

“Insurgentes” relata la histórica lucha de los pueblos originarios en Bolivia por la recuperación de la soberanía y la lucha sin cuartel de los caudillos indígenas. Industria Argentina, en tanto, narra la resistencia de un colectivo de obreros de una fábrica metalúrgica en medio de una feroz crisis económica. Ambos premios fueron entregados este martes en el cine porteño Monumental Lavalle, una de las sedes del Festival.

Latinoamérica se alza con su primer premio en la Berlinale y un cubano gana el Premio Goya

El documental brasileño sobre la vida y obra del artista plástico Hélio Oiticica recibió el 15 de febrero en Berlín el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica en el Festival de Cine de Berlín. Dirigido por Cesar Oiticica Filho y basado en la vida de su tío, alcanzó el lauro como el mejor film del XLIII Foro del Cine Joven de la Berlinale.

Para la realización de su obra Oiticica Filho utilizó sólo material original y las declaraciones del propio artista a través de entrevistas grabadas y filmadas. El realizador reconoció que fue una tarea difícil juntar y seleccionar tanto material documental y seguir las indicaciones dejadas por su tío.

Hélio Oiticica es el primer filme latinoamericano premiado en esta 63 edición de la Berlinale donde la región compite con otros seis filmes en la categoría de Opera Prima. Gloria, del chileno Sebastián Lelio, la historia de una sesentona divorciada que decide vivir a plenitud, es otra de las favoritas para el Oso de Oro.

El jurado premió además al film rumano Pozitia copilului, de Calin Peter Netzer, y al canadiense Inch‘allah, de Anas Barbeau-Lavalette, como los mejores largometrajes del concurso y de la sección Panorama, respectivamente.

Además, el filme cubano Juan de los muertos, de Alejandro Brugués, conquistó el 17 de febrero el premio Goya a la mejor película iberoamericana, en la gala de entrega de estos galardones, máximos que concede la Academia de Cine de España. La cinta de Brugués se impuso en la XXVII edición de estos premios a Infancia clandestina, de Benjamín Ávila (Argentina); a 7 cajas, de Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori (Paraguay); y a Después de Lucía, de Michel Franco (México).

Al recoger el busto del pintor Francisco de Goya, en el Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid, el joven realizador de la isla caribeña se lo dedicó a su esposa, quien, confesó, hace que cada mañana me levante con ganas de contar historias. Primera película cubana que aborda la temática de los zombis, Juan de los muertos (2010) es una comedia de terror de 100 minutos. Destacan en el reparto del filme los actores Alexis Díaz de Villegas, Eliécer Ramírez, Andros Perugorría, Jorge Molina y Andrea Duro.

Este largometraje de ficción fue coproducido por La Zanfoña Producciones, de España; Producciones de la 5ta Avenida, de Cuba; y con la participación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, el Canal Sur y Televisión Española. Con Juan de los muertos, el séptimo arte de la nación antillana obtiene su cuarto Goya, un premio hasta ahora dominado por el cine argentino, que ha conseguido 14 de las estatuillas entregadas en esta categoría.

Precisamente, en la edición de 2012, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España otorgó a Un cuento chino, del argentino Sebastián Borensztein y protagonizada por Ricardo Darín, el Goya a la mejor película iberoamericana.