¿Por qué Bolivia sigue aumentando la venta de gas a la Argentina y al Brasil? El 2012 la demanda argentina de gas proveniente del exterior fue de USD 4.697,8 millones, de los que a Bolivia pagó USD 2.032 millones. Entre agosto y septiembre del 2012 existió un incremento en demanda gasífera de Brasil alcanzando 31 MMmcd y de Argentina, que requiere entre 15 y 16 MMmcd. En otras palabras, aumenta porque algunas de sus regiones tienen más ventajas en comprarnos. Reconocen el orden que les favorece, comparativamente hablando con el precio local.

En un gran movimiento, el orden es crucial. Este movimiento se llama cooperación e implica acciones que se interrelacionan en favor de determinadas áreas. Lo que establece una división de trabajo y ésta, un sobrante de la producción que es intercambiada. Estamos ante especializaciones e intercambios. Te especializas en aquello que puedes intercambiar. Es decir, en aquello que la gente quiere, lo que obliga a una cooperación entre los miembros de países fronterizos. Qué quiere la gente? Reglas que funcionen a favor de uno mismo, sin embargo, que también sirvan a los demás. Estas reglas implican una teoría.

Aquella que tenga los menores costos. Una persona demanda algo, para lo cual quiere obtenerla con el menor sacrificio posible. Si sus precios son elevados, la demanda será más baja. Aumentarán sus costos, es decir, los sacrificios para obtenerla. Normalmente el asunto se rige por la demanda y la cantidad demandada. En otras palabras, cuánto de dinero se tiene y que sacrificios se puede hacer para demandar algo que se necesita. Tener dinero y la libertad de demandar y el poder de concretar su demanda. Se quiere gas. Lo tendrá quien posea dinero y poder para obtenerla, caso de Sao Paulo con el gas boliviano desde hace más de diez años. Es decir, cuando escasea lo que se quiere, sus precios tienden a aumentar.

Los costos son valoraciones. Existen los costos de producción y los costos de oportunidad. En muchos casos, falta una coordinación entre lo que demandan y ofrecen. No existe mucha oferta, pero la demanda crece y crece. Tampoco el que demanda está dispuesto a pagar por arriba de un cierto monto. Entonces el costo de transacción no refleja lo que la demanda quiere pagar. El sistema de mercado está descontrolado o controlado por la demanda. Puede suceder lo inverso. El problema radica en quién controla los precios, sea porque los subvenciona, escasea la oferta o simplemente no existe competencia. Son decisiones al margen de costos de producción o de oportunidad. Dependen de variados aspectos, los que en muchos casos no pueden ni siquiera ser medidos. Son externalidades.

Argentina y Brasil marcaron records en adquisiciones de gas el año pasado y el 2013 no existe tendencia a la disminución, a pesar de que la producción en Argentina no sube y en Brasil va “in crecendo”, mientras Bolivia sigue aumentando su exportación de gas.