Caracas (PL).- Apenas unas horas después de los funerales del líder venezolano Hugo Chávez, la Asamblea Nacional de Venezuela, máximo órgano legislativo del país, juramentó al vicepresidente ejecutivo Nicolás Maduro como Presidente Encargado, según lo establecido en la Constitución de la República.

En una sesión extraordinaria que contó con la presencia del presidente de Ecuador Rafael Correa y otros invitados extranjeros, el titular del parlamento Diosdado Cabello señaló los aspectos contenidos en la Carta Magna que avalan esa decisión. Destacó que ese paso está en correspondencia con las normativas vigentes y en total apego a la Constitución, a la vez que lamentó la ausencia de una parte de la bancada opositora.

En este documento, dijo el líder parlamentario al mostrar un ejemplar de la Carta Magna, está la voluntad del pueblo y estamos obligados a cumplirla. Además, se impone cumplir ese paso tras el deceso del jefe de estado Hugo Chávez, ocurrido el 5 de marzo.

Una vez expuestos los argumentos, Maduro prestó juramento como Presidente Encargado, con pronunciamientos de lealtad absoluta al legado de Chávez y al pueblo. Asimismo, Cabello le colocó la Banda Presidencial y la Orden del Libertador.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en 1999, contempla la forma de actuar ante el deceso del presidente Chávez. La Carta Magna prevé en su artículo 233 que la falta absoluta del mandatario ocurre por su muerte, renuncia o destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Además, por “incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el TSJ y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato”.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo antes de tomar posesión, “se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los 30 días consecutivos siguientes”. Asimismo, mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente, se encargará de la Presidencia de la República la máxima autoridad del legislativo.

Las faltas temporales del Presidente son suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo hasta por 90 días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional por 90 días más. Si la ausencia se prolonga más de 90 días consecutivos, la asamblea decidirá por mayoría si debe considerarse que hay falta absoluta.

Además, si el Presidente fallece, renuncia o es destituido durante los primeros cuatro años de su mandato, le corresponde al Vicepresidente Ejecutivo de la República asumir el mando mientras se convocan y celebran nuevas elecciones. Si la falta definitiva del Presidente se produce en los últimos dos años de mando, el Vicepresidente Ejecutivo asume los años faltantes para completar el período.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) interpretó el contenido y alcance del artículo 233 de la Constitución con respecto al deceso del presidente de la República. La sentencia señala que “ocurrido el supuesto de hecho de la muerte del Presidente de la República en funciones, el Vicepresidente Ejecutivo deviene Presidente Encargado y cesa en el ejercicio de su cargo anterior”.

En su condición de Presidente Encargado, ejerce todas las atribuciones constitucionales y legales como jefe del Estado, jefe de Gobierno y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

La sentencia también establece que verificada la falta absoluta indicada, debe convocarse a una elección universal, directa y secreta. El órgano electoral competente, siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en la normativa electoral, puede admitir la postulación del Presidente Encargado.

Continuará el rumbo socialista de la revolución

El presidente encargado de Venezuela Nicolás Maduro aseguró que garantizará la paz y la seguridad de su pueblo y “continuará el rumbo socialista de la revolución”. “Yo, Nicolás Maduro, militante de la causa de (Hugo) Chávez, asumo esta banda de él como Presidente legítimo para defender al pueblo y protegerlo”, dijo en el hemiciclo de la Asamblea Nacional.

Estamos aquí cumpliendo la orden del Comandante en Jefe pero cumpliendo con la constitución, explicó al dirigirse a los participantes en el acto. “Perdonen nuestro dolor y nuestras lágrimas, pero esta banda y la presidencia le pertenecen al Comandante Hugo Chávez, sólo esta situación sobrevenida me tiene aquí”, expresó.

Asimismo, explicó como Chávez le planteó la nueva tarea, “yo no pude hablar del dolor, el creía que quizás yo no entendía sus decisiones pero no podía hablar, porque sabía que siempre la intuición del Presidente había sido certera y su intuición le decía que no iba a salir de ese trance”. Esta enfermedad que apareció de repente, es una enfermedad extraña en opinión de diversos científicos del mundo, muy extraña por la velocidad de su crecimiento y otras razones que se conocerán en su momento, aclaró.

También recordó los primeros momentos de la enfermedad del jefe de Estado y la voluntad de ese hombre a prueba de fuego que la madrugada del 5 al 6 de diciembre en la Habana, decidió, a pesar de la urgencia de su operación, venir a Caracas a hablarle al pueblo. Sobre su designación, insistió: “Uno no está preparado para esto, nosotros no venimos de cuna de oro, no somos ambiciosos nosotros nos preparamos para ayudar eternamente a Hugo Chávez”. “Lo único que hemos sido y somos es luchadores sociales y defensores de la patria”, sentenció Maduro.

Agregó, que él no está en ese puesto por ambiciones personales ni por vanidad “yo no estoy aquí porque yo represente a grupos económicos ni de la oligarquía ni del imperialismo norteamericano, no estoy aquí para amparar mafias, ni grupos, ni grupúsculos”. Por último, pidió respeto para el dolor del pueblo, “nos dirigimos a los pequeños grupos de ultraderecha, respeten, dejen quieto a nuestro pueblo se lo rogamos, y al pueblo, conciencia y paciencia, que nadie se deje provocar por la respuesta iracunda de algunos pequeño sectores opositores.

Apenas fue posesionado, el Presidente Encargado designó a Jorge Arreaza para ocupar la responsabilidad de Vicepresidente Ejecutivo. En el momento de su nombramiento, Arreaza ocupaba la responsabilidad de ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Además, Maduro emitió hoy mismo una solicitud oficial para que sean convocadas elecciones en el país, con vistas a escoger al nuevo jefe de estado. El mandatario se comunicó con la titular del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena para cumplir con lo establecido en la Constitución. Llamamos a la oposición a que presenten sus candidaturas, tomando en cuenta que hay información sobre problemas a lo interno de esas fuerzas políticas, dijo Maduro.

Una multitud sigue a Chávez, embalsamado

El jefe de Estado Hugo Chávez será embalsamado para que el pueblo de este país sudamericano “pueda tenerlo siempre”, anunció Nicolás Maduro e informó que el cuerpo del mandatario será expuesto -ante la enorme afluencia de gente a la Capilla Ardiente instalada en la Academia Militar de Fuerte Tiuna- durante al menos siete días más en el Cuartel de la Montaña, desde donde Chávez dirigió la histórica acción político-militar del 4 de febrero de 1992.

Los restos de Chávez serán colocados en una urna de cristal en ese sitio, que se convertirá en su primer lugar de descanso, mientras llega “el momento de dar otros pasos que el pueblo ha pedido”, dijo. En el futuro allí radicará el Museo de la Revolución.

El presidente en funciones explicó que después del funeral de Estado de este viernes, las personas podrán peregrinar hasta el nuevo lugar designado para ofrecer sus respetos a Chávez. “Queremos que lo vea todo el que lo quiera ver”, aseguró Maduro en referencia a los millones de personas que de toda la nación y Latinoamérica viajan en estos momentos para dar el último adiós al líder venezolano.

Mientras este viernes se celebraban los funerales de Estado del presidente Chávez, miles de personas siguieron, en el Paseo de los Próceres, cada detalle de la ceremonia en que más de una treintena de mandatarios rendían honores al líder venezolano.

Gracias a las pantallas gigantes instaladas en diferentes puntos de esa avenida, la multitud estuvo atenta a la ceremonia y ovacionó a las personalidades asistentes de los ámbitos de la política, la cultura y el deporte. Sin dudas, el momento más emotivo llegó cuando Nicolás Maduro recordó que el testamento de Chávez está en su vida entera, su palabra y su pasión.

Maduro fue aclamado por la gente como el candidato de Chávez para el porvenir de la nación. En la kilométrica fila de quienes esperan para honrar los restos del presidente, expuestos en Capilla Ardiente, muchos se mostraron optimistas sobre el futuro.

Más de una treintena de mandatarios y al menos medio centenar de delegaciones de alto nivel de todo el mundo asistieron a los funerales de Estado del líder. En las últimas horas arribaron a Caracas dignatarios de Asia, África, Europa, América Latina y el Caribe, quienes presentaron sus respetos al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, considerado uno de los protagonistas del concierto político internacional en los albores del siglo XXI.

Igualmente, este viernes asistieron al velatorio representantes de organismos multilaterales como la Asociación Latinoamericana de Integración, de la Unión de Naciones Sudamericanas, del Mercado Común del Sur y de la Organización de Estados Americanos.