(ABI y agencias).- El cadáver hallado a 300 metros de la carretera La Asunta, en los Yungas, corresponde al teniente Jorge Clavijo Ovando por los exámenes de las huellas dactilares y la licencia de conducir, confirmó el miércoles la comisión de fiscales que investiga el asesinato de la periodista Hanalí Huaycho.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) desplazó el martes al personal de la División de Laboratorio y Homicidios para el levantamiento legal del presunto cadáver de Raúl Clavijo. El fiscal Harold Jarandilla participó en el operativo de rescate del cadáver hallado colgado, a una distancia de 300 metros de la carretera, en un lugar empinado, de difícil acceso, a medio kilómetro del Río Samampaya, donde también se halló el vehículo de Huaycho.

“Por las huellas dactilares tomadas al cadáver hallado en estado de putrefacción es de Jorge Clavijo, porque entre sus pertenencias también se encontró su billetera donde estaba su licencia de conducir”, informó el fiscal Jarandilla. Recordó que para determinar la identidad de Clavijo, el Ministerio Público dispuso que se elaboren informes periciales, entre ellos, un examen de huellografía y dactiloscopia y se cotejaron los resultados con la cédula de identidad que se halló en la autopsia, entre sus pertenencias.

“La huella dactilar del cadáver concierne a Jorge Clavijo, ex oficial de la Policía Boliviana que era buscado por el asesinato de su esposa Hanali Huaycho”, aseguró. Por otra parte, anunció que la comisión de fiscales accedió a la petición de Eduardo León, abogado de la familia de Huaycho, para que el cadáver sea sometido a un examen de ADN (prueba del Ácido Desoxirribonucleico) independiente.

La familia de Huaycho, asesinada el 11 de febrero por su esposo Jorge Clavijo, contrató los servicios de un experto forense para que realice un examen particular al cadáver, además una auditoría al informe sobre las pruebas realizadas a ese cuerpo por el Instituto de Investigaciones Forences (IDIF), informó el miércoles el abogado defensor Eduardo León.

“Con la familia de Hanalí Huaycho estamos presentando al Máster en Medicina Forense y experto en Gestión de Calidad y Auditoría Médica Raúl Caballero para que colabore en cruzar y constatar información referente a los exámenes del presunto cadáver de Jorge Clavijo Ovando”, dijo el jurista.

“Calculo que ese examen y a cargo de la División de Genética del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) demorará 48 horas para tener los resultados”, estimó Jarandilla, aunque no descartó que existan otros análisis para corroborar que el cadáver corresponde al ex policía. Por esa razón, familiares de Clavijo llegaron a la morgue del Hospital de Clínicas para retirar el cuerpo con el propósito de bridarle cristiana sepultura, pero su pedido no fue atendido porque se deben realizar otros exámenes técnico-científicos.

Los familiares que evitaron hacer declaraciones se retiraron de la morgue al final de la tarde del miércoles con la esperanza de que el jueves les entreguen los restos de Clavijo Ovando.

Por su parte, el diputado de Convergencia Nacional (CN) Luis Felipe Dorado dijo que la ciudadanía está alarmada porque el asesino de la periodista Huaycho, el teniente Clavijo Ovando, integró el cuerpo de élite de la policía UTARC que ultimó a balazos a una presunta célula terrorista de extrema derecha en 2008.

Días atrás, Dorado comentó que “ahora más que nunca, el Ministerio de Gobierno está en la obligación de capturar a Clavijo, porque caso contrario se podría presuponer que existe algún tipo de protección oficial por haber pertenecido al grupo que ejecutó la masacre del Hotel Las Américas por orden expresa del Presidente Evo Morales”.