(ABI).- El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Eduardo Maldonado, propuso cerrar el ‘grifo‘ de las aguas del Silala a Chile, como respuesta al maltrato de tres soldados bolivianos enjuiciados en ese país por su lucha contra el contrabando, reseña una nota institucional difundida el martes.

‘Como respuesta el Estado boliviano, debería encarar acciones mucho más decisivas, como por ejemplo, el aprovechamiento integral de las aguas del Silala que debería ser un factor incidente en las negociaciones con Chile, por lo tanto ir cerrando el grifo del Silala, eso significa que Bolivia debería avanzar en el aprovechamiento integral de dichas aguas‘, indicó en contacto con los medios.

Maldonado se refirió a la situación por la que pasan tres soldados bolivianos detenidos el pasado 25 de enero en la zona fronteriza de Chile, mientras realizaban un operativo contra el contrabando, situación que según varios analistas fue politizada.

A su juicio esa sería una forma de que en Chile ‘exista también una real voluntad de solucionar la agenda de temas pendientes‘ con Bolivia.

Por su parte, el jefe de bancada del MAS en el Senado, Eugenio Rojas, cuestionó el accionar de la justicia chilena al condicionar su libertad a que se declaren culpables por un delito que no cometieron.

‘Cómo podían declararse culpables si ellos (soldados bolivianos) estaban luchando contra el contrabando, por eso es que todos los bolivianos debemos estar orgullosos de nuestros tres compatriotas bolivianos que han defendido la dignidad, patriotismo y el honor del pueblo boliviano‘, sustentó.

Asimismo, aseguró que la actitud del gobierno de Piñera contra los soldados bolivianos, no es más que una ‘venganza política‘ al reclamo multilateral de una salida soberana al Océano Pacífico por el presidente Evo Morales.

Morales dice que los soldados cumplieron con su deber

El presidente Evo Morales dijo el lunes que los soldados detenidos en Chile ‘defendieron el orgullo del pueblo boliviano‘ con mucho patriotismo y humildad al preferir ir a juicio para que se les demuestre las acusaciones que supuestamente pesan sobre ellos y no aceptar la propuesta de la Fiscalía de Chile y declararse culpables.

Morales, en conferencia de prensa acompañado por el canciller, David Choquehuanca y el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, manifestó que ‘no son culpables, cómo si estaban combatiendo el contrabando que es un delito internacional (…) Vamos a defender donde sea‘.

El Jefe de Estado calificó como un triunfo lo sucedido en la audiencia celebrada en Pozo Almonte, en Iquique y agregó que ‘se demostró la ilegalidad confesa del Estado chileno porque no demuestra qué delitos se han cometido‘.

‘Por eso es una detención política, son rehenes políticos‘, mencionó.

En la audiencia conclusiva de la investigación, la autoridad jurisdiccional de Chile determinó para Alex Choque y Augusto Cárdenas la firma semanal del cuaderno de control en la unidad de carabineros de Iquique, además del arraigo; mientras que para José Luis Fernández, quien fue encontrado con el arma de fuego, dispuso, además del arraigo, arresto domiciliario nocturno entre las 22h00 y 6h00, que será controlado por la misma unidad.