Entre enero y diciembre de 2012 se reportaron al menos 81 casos de agresión a periodistas y medios de comunicación que afectaron a más de 130 trabajadores y medios, revela el informe anual del Observatorio Nacional de Medios (ONADEM) de la Fundación UNIR. Las medidas de protesta de sectores sociales visibles en las calles y carreteras fueron los principales escenarios de ataques y hechos violentos contra periodistas y medios de comunicación en Bolivia, en tanto que los policías ocuparon el primer lugar como agresores de los trabajadores de la prensa.

La Fundación UNIR Bolivia, mediante el Observatorio Nacional de Medios (ONADEM), trabaja activamente en la promoción del Derecho a la Información y la Comunicación. Desde esa perspectiva, concibe a la información periodística como un bien público y un componente central de la vida democrática y del desarrollo ciudadano, por lo que entiende al trabajo periodístico como eje en torno al cual gira la información noticiosa de calidad.

En consecuencia, el trabajo periodístico, sus condiciones, dificultades y rutinas son temas priorizados por el ONADEM desde su nacimiento hace cinco años. En ese marco, a partir de 2007 el Observatorio recoge en una base de datos las agresiones a periodistas o medios masivos que son denunciadas públicamente, registro cuyos resultados actualizados y sistematizados se presentan de manera periódica con el objetivo de visibilizar esas agresiones así como de brindar insumos para la reflexión de todos los actores involucrados.

El Informe que se presenta en esta oportunidad comprende los datos de las agresiones correspondientes al año 2012 visibilizadas por los medios de difusión y las organizaciones sindicales. No es un documento que incluya todos los casos ocurridos en Bolivia, porque hay algunos que nunca llegan a mostrarse a la luz pública por diferentes razones.

En cambio, este Informe pretende mostrar tendencias y contribuir a que los actores involucrados tomen acciones concretas para prevenir y también para sancionar los hechos denunciados, en busca de garantizar mejores condiciones laborales para los periodistas y fortalecer así la calidad informativa en el país en pro de una cada vez mejor y mayor democracia.

La violencia ligada a las protestas sociales incide directamente en el trabajo periodístico

Entre enero y diciembre del 2012 las medidas de protesta de sectores sociales fueron los principales escenarios de ataques y hechos violentos contra periodistas y medios de comunicación en Bolivia, entre los que destacan acciones para entorpecer el trabajo periodístico, ataques físicos, agresión verbal, robo-hurto de equipos, destrozos de equipos e infraestructura, cerco por manifestantes, asesinato (por delincuentes), intento de asesinato y amenaza de muerte. Los policías ocuparon el primer lugar como agresores de los trabajadores de la prensa.

El conflicto por la proyectada carretera que cruzaría el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) entre los indígenas agrupados en la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) que se oponen a su construcción y el gobierno nacional y sus aliados, las movilizaciones de los trabajadores en salud en protesta por un decreto gubernamental que incrementaba las horas de trabajo para el sector, las medidas de presión realizadas en la mina de Colquiri que enfrentaron a trabajadores asalariados con cooperativistas y conflictos municipales en Yapacaní que ocasionaron tres muertos, fueron los temas que determinaron casos relevantes de agresiones a periodistas.

Mayo y junio fueron los meses que registraron el mayor número de agresiones a periodistas en el año, en coincidencia con el elevado número de movilizaciones sociales desarrolladas en ese lapso. Aquí se considera “sucesos” a hechos de agresión que pueden implicar a más de un periodista y/o medio atacado. (Ver gráficos 1 y 6)

Cinco radios locales obligadas a suspender transmisiones

Cuatro radios locales fueron violentadas y obligadas a suspender sus transmisiones momentáneamente en el primer semestre del año y una en el segundo semestre. El 22 de abril, en la localidad de San Ignacio de Moxos (Beni), dirigentes de organizaciones que se oponían a las demandas de la CIDOB agredieron a la radioemisora comunitaria Arrairu Sache; irrumpieron con violencia en plena transmisión, causaron destrozos en los equipos y agredieron tanto al director como al locutor del medio (1) de acuerdo a la denuncia realizada. Los atacantes justificaron su acción argumentando que era inaceptable la difusión de la resolución de convocatoria a la IX marcha indígena en defensa del TIPNIS.

En Oruro en junio se agredió a tres radioemisoras comunitarias. El 14 de ese mes, grupos de mineros confrontados obligaron a suspender la transmisión de las radios Vanguardia (de los mineros asalariados) y Cumbre (de los cooperativistas) mediante un ataque con explosivos. Cada grupo tenía intereses contrapuestos y estaba protagonizando medidas de presión en pugna por el control de la mina Colquiri en la población del mismo nombre. Es decir, tanto los asalariados como los cooperativistas atacaron a la radioemisora del otro sector. (2)

El 26 de junio otra radioemisora comunitaria en Oruro recibió un ataque con dinamita durante el “motín policial”, movilización en la que policías en varias ciudades paralizaron labores por cinco días y protagonizaron marchas en demanda de un aumento salarial. El gerente de la agredida Radioemisoras Bolivia, Félix Condori, denunció que recibieron llamadas telefónicas amenazadoras que criticaban sus informes. Si bien no se registraron daños a personas en la explosión ocurrida a las 4:30 de la madrugada, el impacto dañó la antena y otros equipos con un valor de al menos cuatro mil dólares.

El segundo semestre del año el atentado contra los periodistas Fernando Vidal y Karen Anze de radio Popular en la población de Yacuiba conmovió a la opinión pública. De acuerdo a la información difundida por Reporteros Sin Fronteras (RSF), la mañana del 29 de octubre de 2012 cuatro individuos irrumpieron en las instalaciones de Radio Popular, cuando Fernando Vidal emitía su programa radial en compañía de su asistente técnica, Karen Anze. Los atacantes rociaron con gasolina no sólo las instalaciones y equipos de comunicación, sino también a las dos personas allí presentes, antes de prenderles fuego. Fernando Vidal estuvo meses hospitalizado en Bolivia y Argentina por quemaduras de segundo y tercer grado en la cabeza, en el pecho, en la espalda y en los brazos. Karen Anze estuvo hospitalizada por quemaduras graves pero de menores proporciones y fue ingresada a la unidad de cuidados intensivos. La estación de radio volvió aire el 30 de Octubre. Finalmente el 11 de diciembre Vidal fue dado de alta luego de estar internado 42 días y sufrir 10 intervenciones quirúrgicas. (3)

Periodistas de televisión, más vulnerables

Justamente por la posibilidad de obtener imágenes de situaciones y protagonistas de enfrentamientos violentos que tienen los periodistas de televisión, ellos resultan los más agredidos. En la relación varones/ mujeres, más agredidos resultaron los primeros, presumiblemente porque en su mayoría son quienes portan las cámaras y con ellas buscan obtener imágenes de las movilizaciones. (Ver gráficos 2 y 3)

Ataques físicos y agresiones verbales

Los ataques violentos –que incluyeron agresiones físicas, como golpes y pedradas– fueron, junto al entorpecimiento del trabajo periodístico, las formas más denunciadas de agresión a periodistas. (Ver gráfico 4) Este tipo de ataques generalmente están ligados a impedir la obtención periodística de imágenes de las movilizaciones, que puedan mostrar a los protagonistas de las medidas de presión; en varios casos se trató de ejercer violencia física como una advertencia respecto a la realización de una cobertura informativa que los agresores consideraban parcializada.

El entorpecimiento del trabajo periodístico, que implica impedir a los periodistas realizar coberturas, fue bastante común en el año 2012. (Ver gráfico 4) Estas acciones fueron ejercidas por miembros del poder judicial y personal de seguridad que trabaja con el gobierno. Por ejemplo, una denuncia señala que el 8 de mayo, en la ciudad de Sucre, el juez de Instrucción Segundo en lo Penal, Oswaldo Aguilar, mandó a cerrar las puertas de la Fiscalía impidiendo el ingreso de periodistas a la sesión donde se juzgaba al universitario Víctor Samos por presunta implicación en un atentado con dinamita al edificio de la Gobernación chuquisaqueña. (4)

Dentro de las agresiones a periodistas en el año 2012 también se registraron amenazas. El periodista Marcelo Tedesqui, del periódico Página Siete, denunció haber sido amenazado a través de llamadas telefónicas anónimas luego de la publicación de notas periodísticas que develaron el ingreso irregular de 54 cadetes a la Academia Nacional de Policía de Bolivia (ANAPOL), institución de formación en la que existe una gran demanda para el ingreso de jóvenes que deben pasar por un proceso de selección. Tedesqui indicó que la persona que hizo las llamadas conoce los nombres, profesiones y rutina de sus familiares. El periodista fue agredido por padres de algunos cadetes observados. A la vez, el ex comandante general de la Policía, Jorge Santisteban, justamente removido del cargo a raíz de este escándalo de corrupción para ser investigado, denunció ante la Asociación de Periodistas de La Paz al mencionado periodista acusándolo de una presunta extorsión para impedir la publicación de la información que denunciaba las irregularidades en la ANAPOL, situación que fue desmentida públicamente por Tedesqui. (5)

La policía, agresora en crecimiento

Los efectivos del orden protagonizaron el mayor número de agresiones físicas contra periodistas el año 2012. (Ver gráfico 5) Un alto porcentaje de éstas se produjo durante la cobertura informativa de medidas de protesta como marchas y bloqueos a los que la policía acudió a dispersar. El 11 de enero pobladores de Yapacaní (Santa Cruz), opositores al entonces alcalde David Carvajal, en un cabildo abierto determinaron destituirlo, para lo cual organizaron una movilización en las calles; la policía intentó disipar a los manifestantes con gases lacrimógenos y violencia física; cuatro periodistas de distintos medios resultaron golpeados mientras cubrían esta información: los camarógrafos Jorge Córdova y José Daza, los radialistas Fanor Villarroel y Yonsy Aliaga de Radio Ichilo-Erbol. Aliaga declaró: “Nos patearon en el piso, a mi compañero de trabajo le quitaron su cámara, a mí me quisieron también quitar el celular a través del cual mandaba el despacho a Erbol; incluso nos detuvieron por algún momento”. (6)

En La Paz el 16 de mayo estudiantes de medicina protestaron con marchas y bloqueos en inmediaciones de la Plaza del Estudiante; la policía intentó dispersar la movilización y esta acción derivó en un enfrentamiento, en medio del cual se reportaron agresiones a periodistas por parte de policías y universitarios. Por ejemplo, el camarógrafo de la cadena internacional CNN, Cristian Rosendi, fue herido en el rostro; el fotógrafo Gastón Brito fue impactado en la pierna derecha por unas canicas que le causaron una herida; y la periodista Carolina Ulloa, de la red Unitel, se desmayó a causa de la inhalación de gas lacrimógeno. (7)

El 10 de marzo en la localidad de Coroico (La Paz) periodistas de Erbol y El Deber fueron agredidos por policías, quienes les decomisaron grabadoras y libretas de anotaciones, limitando su trabajo de cobertura informativa de la reunión de gabinete ministerial que se realizaba en esa población, según denunció el periodista Marco Chuquimia. (8)

En el 2012 continuaron las agresiones verbales de algunas autoridades contra periodistas, tal como se habían registrado en los últimos años. El 13 de mayo el presidente Evo Morales le dijo a un periodista de Erbol: “Usted parece el senador Pinto, mi opositor, compañero periodista, ¿o viene recomendado?, ¿Alguien te está dictando atrás las preguntas, dime a ver? ¿Cómo se llama usted? Ah, nos conocemos pues, razón nomás las preguntas”. (9)

El 18 de marzo el alcalde cruceño Percy Fernández acusó a los periodistas de “inventarse noticias” sobre la saturación de pacientes en los hospitales públicos para desprestigiar su gestión administrativa. Pocos días después, el 30 del mismo mes, llamó a los periodistas “pandilleros”. (10) Este burgomaestre enfrenta una querella por discriminación y racismo, interpuesta por el periodista de Televisión Universitaria Milton Montero la primera semana de enero con el apoyo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Santa Cruz (FSTPSC) y la Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CSTPB), luego de que sufriera una agresión verbal durante una conferencia de prensa realizada los últimos días de 2011.

El 1 de septiembre del 2012 Fernández atacó al diario cruceño El Deber: “No descansaré hasta ver enterrado dos metros bajo tierra a Tuffí Aré (jefe de Redacción de dicho diario) y a los demás periodistas. Todos los periodistas son una bosta”, afirmó durante un acto celebrado por el inicio de las celebraciones del mes de Santa Cruz.

Los periodistas expuestos a la inseguridad ciudadana

Tres periodistas fueron asesinados por delincuentes en El Alto y La Paz en el primer semestre del año, causando gran consternación dentro de la sociedad boliviana. Si bien en estos casos no se puede hablar de una intencionalidad ligada al oficio, como en los otros mencionados, se los considera casos de agresión por su relación con las condiciones laborales.

El 25 de febrero los hermanos Verónica Peñasco Layme y Víctor Hugo Peñasco Layme fueron abordados por antisociales en la ciudad de El Alto y asesinados cuando salían de su casa para dirigirse a su puesto de trabajo. Ellos circulaban diariamente en horas de la madrugada para iniciar muy temprano su jornada laboral. (11) La pérdida de estas vidas ocasionó que en los gremios se reabra el debate relativo a las condiciones laborales de los periodistas y que el gobierno nacional promulgue un Decreto Supremo el 29 de febrero estableciendo que en horarios nocturnos los medios de comunicación deben proveer de transporte seguro a los trabajadores de la prensa. (12)

El tercer periodista víctima de la delincuencia trabajaba en el diario La Razón. El 13 de mayo, Eugenio Aduviri, fue hallado sin vida en inmediaciones de la autopista La Paz – El Alto, luego de haber sido asaltado para robarle. (13)

Un balance de doce meses

Las características de las agresiones a periodistas y medios en el año 2012 se corresponden con la etapa de conflictos sociales expresados en medidas de presión y protestas visibles en las calles y carreteras. Los conflictos ligados al TIPNIS, las movilizaciones de los médicos y policías, así como los problemas en las minas (con la disputa por el control de las vetas) en Colquiri y los conflictos municipales, como el de Yapacaní, ocasionaron la mayoría de agresiones a periodistas durante la cobertura de las medidas de presión. El gobierno nacional, como actor más demandado por los actores en situación de medidas de presión, decidió desplegar a la policía para impedir, en ocasiones, que las marchas ingresen a la Plaza Murillo y desmovilizar las protestas. En ese sentido, la policía fue la mayor agresora de los periodistas que precisamente estaban cubriendo tanto la movilización como la desmovilización. La ciudad sede del gobierno nacional fue el escenario del mayor número de agresiones. (Ver gráfico 6)

Las movilizaciones sociales, como las ligadas a la temática del TIPNIS (14) ocasionaron agresiones de consideración a periodistas también el año 2012. Por ejemplo, se registraron ataques en enero cuando la marcha de los integrantes del Consejo Indígena del Sur (CONISUR), en apoyo a la decisión gubernamental de construir una carretera atravesando el TIPNIS, llegó a la ciudad de La Paz e intentó ingresar a la Plaza Murillo para hablar con el Presidente Morales. Al no lograrlo, dada la protección policial, los marchistas agredieron a los uniformados lanzando objetos que también alcanzaron a los periodistas. En aquella ocasión cinco periodistas sufrieron las consecuencias, entre ellos la periodista de Gigavisión, Helga Velasco, quien perdió dos piezas dentales luego de que una piedra impactara contra su rostro. (15)

La muerte de tres periodistas víctimas de la delincuencia (en El Alto), el ataque de inusual crueldad contra los periodistas de Radio Popular en Yacuiba y el registro de ataques físicos a periodistas a cargo de policías o funcionarios de gobierno hacen que en 2012 las noticias sean desalentadoras para el gremio periodístico, a lo que se suma la situación de impunidad que prevalece en la gran mayoría de los casos denunciados. Las agresiones de efectivos policiales no están siquiera en proceso de esclarecimiento. Esta situación puede explicar en parte el hecho de que, como muestra de una creciente desconfianza en la posibilidad de sancionar a los responsables de agresiones y, así, establecer justicia, cada vez se denuncian menos las agresiones ante la fiscalía. En el año 2009 el 15% de las denuncias que se publicaban en los medios eran denunciadas a esta institución, el año 2010 el 10%, el año 2011 el 5% y el primer semestre del año 2012 sólo el 3%.

Es necesario destacar que constituye un avance la emisión del Decreto Supremo 1151 (del 29 de febrero 2012) que determina la obligatoriedad de que los medios brinden transporte nocturno a sus trabajadores, decreto promulgado luego de una reunión con las organizaciones sindicales.

Un paso importante en reconocimiento de derechos laborales del gremio fue dado el 10 de diciembre del 2012 cuando el Presidente Morales promulgó la Ley 315 “Ley de Seguro Privado de Vida e Invalidez Permanente por Accidentes, Enfermedades en General u Otras Causas para las Trabajadoras y Trabajadores de la Prensa de Bolivia Hermanos Peñasco Layme”, norma que establece la creación de un fondo destinado a la contratación de pólizas de seguro de vida contra accidentes y enfermedades en general que produzcan invalidez permanente para las trabajadoras y trabajadores de la prensa que acrediten su afiliación a una organización gremial. (16)

Sin embargo, esto no es suficiente; es fundamental establecer políticas y mecanismos para impedir que se siga agrediendo a los periodistas. El ONADEM considera que no se podrá hablar de información periodística como bien público en su cabal dimensión si no se aseguran condiciones básicas para que los periodistas hagan un trabajo de calidad y puedan así responder cada vez mejor a la necesidad ciudadana de ejercer el Derecho a la Información y la Comunicación (DIC) en las diferentes áreas de la vida democrática.

Notas:

1. “El paro y bloqueo indefinido se ha iniciado este sábado 21 de abril y ya ha registrado su primer incidente tenso, con el asedio y ataque a la emisora ‘Arairru Sache’, una radio comunitaria que es parte de la red del Estado Plurinacional y que es dirigida por los indígenas de las tierras bajas. La ira de las organizaciones ignacianas se desató cuando uno de los locutores dio lectura a una resolución que convocaba a la marcha en contra de la construcción de la carretera que pasará por el TIPNIS.” Fuente: http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/0423/noticias.php?id=53162

2. “Las autoridades bolivianas deben investigar los ataques contra tres radios locales en las últimas dos semanas que causaron la salida del aire de las emisoras, afirmó hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).” Fuente: http://cpj.org/es/2012/06/tres-radios-comunitarias-atacadas-en-bolivia.php

3. El periodista de Radio Popular y yerno de Fernando Vidal, Esteban Farfán Romero dijo a Reporteros sin Fronteras que su suegro conocía a los autores intelectuales del atentado. Se trataría, según él, de dos responsables políticos del departamento de Tarija, suposición sostenida por el ministro de Gobierno Carlos Romero mismo. Es evidente que el ataque tenía como objetivo interrumpir el programa de entrevistas dirigido por Fernando Vidal, dedicado ese día a cuestiones de contrabando. Acusados de ser autores materiales, existen tres detenidos. (Fuente: Boletín de Reporteros Sin Fronteras, RSF) http://www.noticiasfides.com/p/sociedad/tras-42-dias-de-estar-internado-periodista-fernando-vidal-fue-dado-dealta-325273/

4. “La audiencia se desarrolló por más de cuatro horas, con un intervalo a mediodía, a puertas cerradas con llave y estricta seguridad policial, porque el juez Aguilar así lo ordenó impidiendo el acceso de la prensa, que sólo pudo ingresar para escuchar la resolución.” Fuente: Correo del Sur, 10 de mayo del 2012, local, p. 5.

5. “Marcelo Tedesqui recibió amenazas anónimas por el trabajo que realizó y que por su alto valor periodístico y pertinencia mereció que la Fundación para el Periodismo lo elija ‘periodista del mes’.” Fuente: http://www.paginasiete.bo/2012-05-27/Sociedad/Destacados/9Seg00227.aspx El periodista desmintió públicamente las denuncias de extorsión efectuadas por la ex autoridad policial. Fuente: http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/0528/noticias.php?id=57935

6. “En el momento en que uno de los periodistas de la radio Ichilo-Erbol mandaba esta información fue agredido por efectivos policiales, pese a que el trabajador se identificaba de manera constante como parte de la prensa”. Fuente: http://erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483954141

7. “El camarógrafo de la cadena internacional CNN, Cristian Rosendi, fue el más perjudicado porque tiene una herida en el rostro; el fotógrafo Gastón Brito fue impactado en la pierna derecha por una canica; y la periodista Carolina Ulloa, de la red Unitel, sufrió un desvanecimiento por el gas”. Fuente: http://www.eldeber.com.bo/nota.php?id=120516230643

8. Seguridad de Evo Morales impide trabajo de periodistas en Coroico (ANF). El personal de seguridad del presidente Evo Morales, impidió la labor de los periodistas que fueron a cubrir el gabinete ampliado que se desarrolló en el municipio paceño de Coroico y confiscó la grabadora reportera de una periodista e intentó decomisar la libreta de apuntes de otro. […] Una persona del plantel de seguridad del mandatario, vestida de civil, se acercó a los periodistas y confiscó la grabadora de la periodista dela radio Erbol y quiso adueñarse de la libreta de apuntes del periodista Marco Chuquimia del periódico El Deber de Santa Cruz, quien se encontraba tomando nota de las palabras de Morales. “El policía procedió a quitarle sin previo aviso la grabadora, entonces hemos hecho un reclamo, pero solamente la compañera se movió y la grabadora entregaron al gerente del Canal 7”, relató Chuquimia a los medios de comunicación. Fuente: http://lapatriaenlinea.com/?nota=100506

9. “El presidente Evo Morales agredió en tonos burlescos a varios periodistas de distintos medios de comunicación, incluso a uno de ellos lo calificó de opositor, al compararlo con el Jefe de Bancada de Convergencia Nacional en la Cámara de Senadores, Roger Pinto.” Fuente: http://www.noticiasfides.com/g/politica/evo-califico-de-opositor-a-periodista-en-conferencia-de-prensa-en-palacioquemado-2321/

10. “El periodista de canal 11 Milton Montero Rivero presentó una querella por discriminación y racismo contra el alcalde Percy Fernández…Este recurso fue planteado por las agresiones del alcalde el anterior jueves. De igual manera, la Federación de Trabajadores de la Prensa cruceña, a la cabeza de Roberto Carlos Hurtado, hizo la demanda en la Fiscalía de Distrito, por discriminación, racismo, amenaza, atentado contra la libertad de prensa y obstrucción al derecho al trabajo. En el memorial se pidió que la Fiscalía requiera un examen médico siquiátrico para el alcalde”. Fuente: http://www.eldeber.com.bo/imprimir.php?id=120104214453

11. “La periodista Verónica Peñasco Layme y su hermano, también comunicador, Víctor Hugo Layme, fueron asesinados el pasado sábado 25 de febrero, según denunciaron sus familiares, mientras el gobierno prometió una ‘minuciosa investigación’ para identificar a los responsables”. Fuente: http://red.anpbolivia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=298&Itemid=28

12. “El Presidente Evo Morales promulgó ayer un Decreto por el cual establece la obligatoriedad que tienen los propietarios de medios de comunicación, de otorgar un servicio de transporte para el traslado y desenvolvimiento de labores de los trabajadores de la prensa…”. Fuente: http://www.jornadanet.com/n.php?a=74179-1

13. “Eugenio Aduviri Maldonado, periodista del suplemento Marcas de La Razón, fue atracado y asesinado con un golpe en la cabeza la noche del sábado. Su cuerpo fue hallado a las 23:50 a la altura de la última pasarela de la autopista La Paz-El Alto”. Fuente: http://www.la-razon.com/ciudades/seguridad_ciudadana/Atracanperiodista-Razon-Eugenio-Aduviri_0_1614438603.html

14. El Observatorio Nacional de Medios de la Fundación UNIR Bolivia (ONADEM), a partir de un monitoreo informativo que comenzó el 15 de agosto de 2011 en coincidencia con el inicio de la VIII marcha y que continúa a la fecha, ha sistematizado las agresiones a periodistas y medios relacionadas con las movilizaciones ligadas al tema TIPNIS realizando un corte metodológico para presentar los datos hasta el 15 de mayo de 2012. Las agresiones a periodistas y medios más frecuentes fueron las físicas, seguidas del ejercicio de la violencia verbal, existiendo 25 periodistas agredidos y un medio de comunicación. Este informe puede descargarse de la web de UNIR Bolivia o del Blog www.onadembolivia.blogspot.com

15. “Los golpes recibidos por los trabajadores de la información fueron el fin de una larga jornada donde se produjeron declaraciones ofensivas desde los marchistas y organizaciones sociales afines al Gobierno central”. Fuente: http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_01/nt120131/politica.php?n=75&agreden-a-policias-yperiodistas

16. http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/1211/noticias.php?id=79962 “El presidente boliviano, Evo Morales, promulgó ayer (10 de diciembre 2012) una ley que establece un seguro de vida para los trabajadores de los medios de comunicación que será financiado con un impuesto a esas empresas, lo que han rechazado las asociaciones de propietarios y periodistas y algunos sindicatos… La iniciativa fue planteada por la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz como homenaje a los hermanos periodistas Verónica y Víctor Hugo Peñasco, estrangulados en febrero pasado en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, en circunstancias que aún no han sido aclaradas”. http://www.cambio.bo/especial_ley_seguro_de_vida/20121211/morales_promulga_ley_de_seguro_de_vida_e_invalidez_por_accidentes_para_los_periodistas_84844.htm

Con el objetivo de cuidar la vida e integridad física de los trabajadores de la prensa, el presidente Evo Morales promulgó ayer la Ley de Seguro Privado de Vida e Invalidez Permanente por Accidentes, Enfermedades en General u Otras Causas para las Trabajadoras y Trabajadores de la Prensa de Bolivia Hermanos Peñasco Layme.(…). La norma otorga un seguro privado de vida e invalidez por accidentes y enfermedades en general u otras causas a los trabajadores de la prensa a través de la creación de un fondo que se financia con el aporte del 1% de los ingresos brutos mensuales de las empresas de comunicación. Para este fin se crea el fondo de financiamiento del seguro privado de vida e invalidez permanente por accidentes y enfermedades en general u otras causas para las trabajadoras y trabajadores de la prensa de Bolivia con la finalidad de cubrir la prima del seguro privado para dicho sector.

* Equipo de trabajo: Vania Sandoval Arenas, Ruddy Laura Condori y Gary Ramírez Carvajal, bajo la dirección de Erick Torrico Villanueva. Bolivia, febrero de 2013, Fuente: www.unirbolivia.org