(Agencias).- El Carnaval de Santa Cruz fue reconocido oficialmente por el Ejecutivo como Patrimonio Cultural del Estado, en tanto que la Asamblea Legislativa aprobó dos proyectos de ley que declaran patrimonio de Bolivia al Carnaval Minero de Potosí y al Santuario de la Virgen del Socavón de Oruro. Con el fin de promocionar al Carnaval de Oruro, declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, el Presidente Evo Morales inauguró ayer el primer aeropuerto internacional de esa ciudad situada en el altiplano boliviano.

El Presidente Morales promulgó el 5 de febrero la Ley 340 que declara Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia al Carnaval de Santa Cruz, caracterizado como una expresión viva de las culturas tradicionales y populares de las tierras bajas, así como sus vestimentas, danzas, música, mitos, costumbres y folclore.

La norma tiene el objetivo de establecer políticas interinstitucionales públicas y privadas para proteger, preservar, promocionar y fortalecer el patrimonio cruceño, y a la vez definir mecanismos y acciones para evitar su apropiación, distorsión y destrucción.

“Estos días del Carnaval nos olvidamos de nuestras diferencias políticas, de nuestras diferencias económicas, de los conflictos sociales”, resaltó el Jefe de Estado al promulgar la norma en el salón Chiquitano de la Feria Exposición de la capital oriental, luciendo una casaca carnavalera típica y rodeado de reinas de belleza.

Por otro lado, la Cámara de Senadores sancionó el 7 de enero de 2013 el proyecto de Ley 063/ 2012-2013 que declara Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia al Carnaval Minero de Potosí, considerado una de las manifestaciones y expresiones folclórico- culturales más genuinas de ese departamento.

La ciudad de Potosí, antiguamente conocida como la Villa Imperial, es la capital de la Provincia de Tomás Frías y se encuentra en las faldas de la legendaria montaña Sumaj Orcko (en quechua Cerro Rico), la mina de plata más grande del mundo.

El Carnaval Minero de Potosí o fiesta del Tata Ck’accha (Señor de los Auxilios) rinde homenaje a la Virgen de la Candelaria el 2 de febrero de cada año, días antes del Carnaval. En las creencias de los trabajadores mineros existe una mezcla de devoción y paganismo al encomendar su vida por un lado al Señor Tata Ckaccha, y por otro al “Tío” (Demonio) guardián de la mina.

Con el transcurso del tiempo se popularizaron las expresiones de devoción a las imágenes del Tata Ck‘accha y la Virgen Kollita, llevadas en andas por los mineros (el Señor) y las palliris (la Virgen), adornadas para la ocasión con guarda tojos de plata, lamparín, martillo y combo, desde interior mina hasta la Catedral San Martín y San Francisco.

Según la norma, “la Asamblea Legislativa Plurinacional declara al Carnaval Minero de Potosí como Patrimonio Cultural de Bolivia por desarrollarse a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar y considerado como una de las manifestaciones y expresiones folclórico – culturales más genuinas y sui generis del pueblo boliviano y que refleja el importante aporte realizado por el trabajador minero en el desarrollo de nuestro país”.

El proyecto de ley encarga al Ministerio de Culturas, Gl gobierno Autónomo Departamental y Municipal de Potosí la tarea de fomentar, promocionar, preservar y difundir el carnaval potosino a nivel nacional e internacional. “Este proyecto es fundamental para conservar el folklore y el patrimonio cultural de una importante actividad, que se realiza un mes antes del Carnaval de Oruro, como es el Carnaval Minero de Potosí”, dijo el diputado potosino David Cortés.

El Santuario del Socavón declarado Patrimonio Cultural de Bolivia

El 5 de enero de este año la Cámara de Senadores aprobó un proyecto de Ley que declara Patrimonio Cultural Material del Estado Plurinacional al Santuario de la Virgen Socavón en la ciudad de Oruro, el cual incluye una pintura de la Virgen en el Altar; el Ingreso del Socavón ubicado en inmediaciones del cerro Pie de Gallo, y una gigantesca estatua de la Virgen recién construida en el cerro Santa Bárbara.

La imagen de la Virgen del Socavón fue pintada en el siglo XVI, la capilla fue restaurada en varias oportunidades y ampliada en la segunda mitad del siglo XIX. La Virgen es la patrona de los mineros y folkloristas, mientras que el santuario del Socavón es la meta de peregrinaciones a lo largo de todo el año y el final de la entrada folclórica del Carnaval de Oruro.

El nuevo monumento a la Virgen del Socavón construido en el cerro Santa Bárbara, en la zona oeste de la ciudad de Oruro, fue inaugurado en enero de este año por el Presidente Evo Morales. La efigie tiene una altura de 45 metros, pesa 118 toneladas y tuvo un costo superior a los ocho millones de bolivianos (más de un 1,1 millones de dólares). La estatua es siete metros más alta que el Cristo Redentor de Río de Janeiro, en Brasil, y supera al Cristo de la Concordia (40,44 metros) de la ciudad de Cochabamba, lo que la convierte en la imagen de mayor altura de Sudamérica.

El Presidente Morales destacó que el nuevo monumento de la Virgen levanta la imagen del pueblo orureño y del Carnaval de Oruro, declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco) el 18 de mayo de 2001.

Además, el Presidente Morales inauguró ayer el primer aeropuerto internacional de la ciudad de Oruro con el objetivo de unir la referida ciudad con el resto del país y fomentar el comercio y el turismo. Las naves de Aerocom y de Transportes Aéreos Militares (TAM) fueron las primeras en aterrizar en la nueva terminal aérea que lleva el nombre del Mandatario.

El Carnaval de Oruro 2012 generó un movimiento económico de aproximadamente 11 millones de dólares, según el director de Post Grado e Investigación Científica de la Facultad de Economía de la Universidad Técnica de Oruro Juan Choquetito. De ese total, 40% es “dinero nuevo” que ingresa a Oruro y el restante 60% es dinero generado en la ciudad.

Danzas reconocidas

Morenadas, llameradas, diabladas, caporales, kullawadas, doctorcitos, tobas y muchas otras danzas se bailan en los tradicionales carnavalales y en otras fiestas folclóricas bolivianas.

El 18 de julio del año pasado el Ministerio de Culturas entregó un reconocimiento a los hermanos Estrada Pacheco, creadores de la popular danza del Caporal. Debido a su ritmo contagioso y al colorido de los trajes, la danza de los Caporales es una de las más populares en la actualidad.

En los años 70, Víctor Estrada Pacheco (fallecido) inició una investigación sobre la danza afroboliviana en la localidad de Tocaña, donde hizo un estudio sobre la saya y la tuntuna. El “Caporal”, que en muchos casos era mestizo o mulato, fungía como capataz de los esclavos negros traídos a Bolivia durante la época de la Colonia. A raíz de la presentación de un conjunto de la Saya en la que aparece representado este personaje, los hermanos Estrada Pacheco decidieron crear una nueva danza inspirada en el personaje central de la Saya (baile) reuniendo a muchos “Caporales”. De ahí el nombre de esta danza típica.

Según Alejandro Cañaviri Estrada, en 1972 Víctor Estrada y sus hermanos Vicente, Jorge, Carlos, Zenón, Moisés, Eva, Remy y Lidia Estrada Pacheco bailaron por primera vez con su Fraternidad “Caporales Urus del Gran Poder” en la entrada del Gran Poder de La Paz, acompañados por la “tuntuna”, música interpretada por el Grupo “Los Payas” y luego por la Banda de Músicos “Las sombras fantasmas de Tiwanaku”.

Los hermanos Estrada Pacheco continuaron bailando Caporales a lo largo de cuatro décadas y fueron honrados con el Premio Prócer “Pedro Domingo Murillo” en el grado de “Palmas de Oro”, otorgado por el Gobierno Municipal de La Paz el 16 de julio de 2012.

De otra parte, el 28 de noviembre de 2012 la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que declara Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia a la danza del Siringuero-Castañero y Pescador Amazónico del departamento de Pando, una presentación de la imagen e identidad cultural de la Amazonía que resalta los usos y costumbres de Pando. Según la norma, el Ministerio de Culturas deberá realizar el registro, catalogación y emisión del Certificado Patrimonial Cultural e Inmaterial del Estado a las Danzas reconocidas.

Además, el 19 de diciembre de 2012 la Cámara de Senadores aprobó una declaración camaral de reconocimiento a la tradicional “Diablada Urus” en conmemoración del 52 aniversario de fundación. Esta danza representa el enfrentamiento entre las fuerzas del bien y del mal, mezclando elementos propios de las tradiciones católicas introducidas durante la conquista española y ritos ancestrales andinos.

Con información de ABI y Prensa Latina.