Al menos 96 personas perdieron la vida y 303 resultaron heridas en 20 accidentes de tránsito ocurridos en Bolivia entre el 1 y 25 de enero de 2013. “Estamos alarmados por la cantidad y la magnitud de accidentes que se han producido en los últimos días en diferentes carreteras de nuestro país; el escenario es dantesco”, declaró el ministro de Gobierno Carlos Romero.

El año pasado se registraron 2.987 accidentes de tránsito en Bolivia, con un saldo de 1.096 muertos y 5.144 heridos, es decir un promedio de tres fallecidos y 14 heridos cada día. Según el ministro de Gobierno Carlos Romero, la causa principal del 75% de los siniestros fue la imprudencia humana. Se estima que conductores ebrios ocasionaron el 20% de los accidentes y el 55% se debió al exceso de velocidad o a la invasión de carriles. (Ver cuadros adjuntos)

En 2012 las rutas más críticas fueron los tramos Santa Cruz – Cochabamba y Santa Cruz – Montero, y Oruro – La Paz y Oruro – Cochabamba. El 85% de los siniestros (2.562) ocurrió en las carreteras del eje troncal (La Paz, Cochabamba, Oruro y Santa Cruz), con un saldo de 970 muertos (88% de los decesos) y 4.351 heridos (84%), precisó Romero.

Solo en los primeros 25 días de enero de 2013 perdieron la vida 96 personas y otras 303 resultaron heridas en 20 accidentes protagonizados en su mayoría por buses y flotas del transporte interdepartamental. El primer siniestro del año ocurrió el 3 de enero en la carretera Cochabamba-La Paz con saldo de cuatro muertos y cuatro heridos.

El 9 de enero se registró el segundo siniestro del año con muerte en la carretera Cochabamba-Oruro (tres muertos y cinco heridos); el 18 un bus chocó con un carro cisterna en la carretera Santa Cruz-Cochabamba (ocho muertos y 45 heridos); el 21 otro bus se embarrancó en la carretera Chulumani-La Paz (18 muertos y 28 heridos); el 23 un bus volcó en la carretera Potosí-Oruro (21 muertos y 30 heridos); y el 24 de enero dos buses chocaron en la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez (21 muertos y 53 heridos). (Ver cuadro adjunto)

“Estamos alarmados por la cantidad y la magnitud de accidentes que se han producido en los últimos días en diferentes carreteras de nuestro país; en un escenario dantesco y hay un sentimiento de indignación y preocupación colectiva en la población boliviana”, dijo este viernes el ministro Romero antes de informar que el Ministerio de Gobierno y la Policía se declararon “en situación de emergencia”.

Según el viceministro de Seguridad Ciudadana Henry Baldelomar, los conductores son en gran parte responsables de los accidentes, ya sea porque consumen bebidas alcohólicas, invaden carriles o están extenuados por el cansancio físico. (Ver cuadro adjunto)

El ministro Romero presentó querellas contra los responsables de los últimos accidentes con muerte, dispuso la implementación de un “megaoperativo” para controlar el tráfico en la ruta Oruro – La Paz, habilitó una línea gratuita para recibir denuncias y presentó un proyecto de decreto que pondrá en funcionamiento el Sistema de Monitoreo Vehicular para Buses de Transporte Automotor Público Interdepartamental de Pasajeros mediante Sistemas de Control Satelital (SISMOVE – GPS), en alianza con la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel).

El SISMOVE dotará de forma gratuita alrededor de dos mil equipos GPS a los Centros Remotos de control y monitoreo en cada terminal departamental de buses del país. El sistema funciona con una conexión satelital instalada en cada vehículo, permitiendo hacer un seguimiento detallado de la velocidad, paradas y ubicación del medio de transporte.

Cada GPS será monitoreado con una Hoja de Ruta Electrónica, un instrumento de control llenado en línea por los operadores previa salida del vehículo, que identificará los números de Tarjeta de Operación vigente, Licencia de conducir categoría “C” del equipo de conducción; Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (SOAT); roseta de Inspección Técnica Vehicular y lista de pasajeros.

La entidad ejecutora del proyecto SISMOVE – GPS será el Centro Nacional de Monitoreo de Buses (CENACOM), dependiente de la Policía y bajo supervisión del Ministerio de Gobierno. El CENACOM se encargará de almacenar y generar copias de respaldo de toda la información generada por el SISMOVE, y en caso de suscitarse un hecho o accidente de tránsito o alguna acción que constituya delito, emplazará a los organismos y unidades policiales especializadas para constatar, auxiliar, intervenir y realizar todos los procedimientos inherentes de acuerdo al hecho suscitado.

Además, el Ministerio de Gobierno dispuso la instalación de un sistema de cámaras de seguridad y monitoreo en todos los retenes o controles de peaje autorizados de las rutas del país, y también habilitó la línea telefónica gratuita 800-100004 para recibir las quejas y denuncias de los usuarios.

Romero aseguró que “existen todas las condiciones para implementar este sistema y la instalación de los GPS puede empezar mañana mismo”.