Caracas (PL).- Pronunciamientos surgidos tanto desde Venezuela como del resto del mundo, muestran en común el respaldo al presidente Hugo Chávez y su gobierno, en una clara señal que refleja la solidaridad con el mandatario.

Organizaciones políticas de la nación sudamericana y países del orbe acogieron con beneplácito la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de reconocer la continuidad administrativa del actual Ejecutivo y de la gestión del reelecto Jefe de Estado. Tras la interpretación del artículo 231 de la Carta Magna, la Sala Constitucional del TSJ ratificó la voluntad popular expresada en los pasados comicios presidenciales del 7 de octubre de 2012, en los cuales Chávez resultó vencedor.

De acuerdo con el dictamen del ente constitucional, el dignatario se juramentará cuando cese la causa sobrevenida que aplica sobre él, entendida esta como el proceso de recuperación que lleva adelante en La Habana, Cuba, tras someterse a una intervención quirúrgica el 11 de diciembre.

El 10 de enero de 2013, como muestra de apoyo al mandatario, el pueblo venezolano se aglutinó en torno al caraqueño palacio de Miraflores, durante una gran concentración que respondió a la convocatoria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para defender el orden democrático e institucional y expresar su apoyo a Chávez.

El Gran Polo Patriótico, conjunto de grupos y organizaciones políticas afines al proceso transformador y de cambios emprendido por Chávez, jugó un activo papel frente a los planes desestabilizadores de una derecha venezolana que, basada en la tergiversación y manipulación del texto constitucional, pretendía desalojar al Presidente de su cargo.

La oposición es demagoga, hipócrita y farsante, y eso el pueblo lo sabe, advirtió el primer vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello. “Se van a quedar con las ganas, nuestra unidad es inquebrantable” y no lograrán que pueda resquebrajarse, expresó.

Por su parte, la Coordinadora Nacional del Gran Polo Patriótico Blanca Eekhout afirmó que el sentimiento revolucionario que ha sembrado Chávez en el pueblo, no podrá ser disuelto por la oposición. “Si algo hemos logrado recuperar de la enseñanza de Hugo Chávez, es la condición de hermanos entre nosotros, de amarnos unos a otros”, expresó Eekhout.

De igual modo, la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV), certificó su respaldo. El artículo 231 de la Carta Magna “es sumamente claro, no necesita interpretaciones (…) antes del 10 de enero (Chávez) es candidato elegido; después del 10 de enero es presidente de la República”, señaló el coordinador de la JPSUV Héctor Rodríguez.

También desde el Parlamento Latinoamericano Grupo Venezuela, su presidente Rodrigo Cabezas ratificó su adhesión al liderazgo del Jefe de Estado, al aseverar que “hay razones suficientes para que esta nación dé la batalla por él”. Cabezas afirmó que en Venezuela hay estabilidad política, dada por varias razones: los poderes del Estado están funcionando, de manera cohesionada y con apego a la ley; el pueblo eligió por mayoría a Chávez y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es leal a la Constitución.

Por su parte, los trabajadores del sector petrolero venezolano, pieza clave en la economía nacional, confirmaron su apoyo al mandatario, con un compromiso de unidad revolucionaria. El ministro de Petróleo y Minería Rafael Ramírez calificó de profunda y monolítica la unidad de los obreros de la industria en torno a Chávez. En tal sentido, la empresa Petróleos de Venezuela S.A seguirá bajo el control del pueblo venezolano y del gobierno como “lo ha dispuesto el comandante Chávez”, afirmó el titular.

Junto a las miles de personas congregadas ante Miraflores, Jefes de Estado, de Gobierno y representantes de alto nivel de más de una veintena de países latinoamericanos y caribeños acudieron a la multitudinaria cita en un gesto de apoyo al dignatario venezolano. El presidente de Bolivia Evo Morales destacó que “la mejor solidaridad con Chávez se expresa a través de la unidad. Unidad en Venezuela y unidad de los pueblos de América”.

En la actualidad, los retratos de Simón Bolívar y José Antonio Sucre están en cada oficina de nuestras instituciones allá en Bolivia, pero si nuestros libertadores están presentes en cada espacio nuestro, podemos decir que Chávez también está en la conciencia de todos los bolivianos, dijo.

Los pueblos del mundo están con el comandante Hugo Chávez, reelecto en los comicios del 7 de octubre último por voluntad de la mayoría de los venezolanos, afirmó por su parte el presidente de Nicaragua Daniel Ortega. Los movimientos venezolanos, añadió, tienen el privilegio de venir construyendo algo que parecía irrealizable hace unos años, al asumir la vía constitucional como mecanismo para la transformación de la sociedad.

También, la representación de Cuba, a través del vicepresidente del Consejo de Ministros de la isla Miguel Díaz-Canel, certificó los tradicionales lazos de hermandad entre ambas naciones y los votos por el pronto restablecimiento del mandatario. Ratificamos nuestro deseo de que la fortaleza física y moral del presidente Chávez, así como su inquebrantable voluntad de guerrero lo conduzcan nuevamente sobre la senda de la victoria, indicó.

Al respecto, recordó que en América Latina “hoy todos somos Chávez”, y aquí estamos para apoyar al Comandante Chávez, porque “toda Venezuela es Chávez, toda Cuba es Chávez, toda América Latina y el Caribe, todos somos Chávez”.

Asimismo, durante su estancia en Venezuela, el presidente uruguayo José Mujica, expresó: “No conozco a alguien que haya practicado la solidaridad como lo ha hecho el pueblo venezolano y el presidente Chávez. ¡Qué fácil sería terminar con la pobreza en el mundo!, pero necesitaríamos unos cuantos gobernantes como Chávez al frente de los países ricos para acordarnos de las naciones más pobres”, estimó Mujica.

El 23 de enero miles de venezolanos colmaron nuevamente las calles de Caracas en una marcha convocada por el Partido Socialista Unido de Venezuela para conmemorar el 55 aniversario del levantamiento cívico-militar que derrocó el régimen dictatorial de Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958, y en apoyo a la democracia y al presidente Hugo Chávez.

La celebración se convirtió en una marcha de solidaridad y compromiso con la democracia y la Constitución, y de lealtad al líder de la revolución bolivariana. Las avenidas capitalinas semejaron una marea multicolor donde predominaba el rojo y disímiles pancartas con imágenes de Chávez.

Yo soy Chávez, Pa’lante Comandante; 23 de Enero: nunca más un pueblo traicionado; Hoy el pueblo reivindica su democracia; Chávez somos todos, eran algunos de los mensajes repetidos en ropas y carteles. La alegría y la música coronaron la caminata del pueblo hasta congregarse en la capitalina parroquia 23 de enero.

Algunos coreaban frases como: El pueblo lo sabe y tiene razón, aquí quien manda es Chávez y no la oposición. Los estudiantes Roberto Rivera y Magaly Hurtado aseguraron a Prensa Latina que estar allí es un compromiso con la Patria y con Chávez, quien nos dado la educación liberadora que tenemos hoy, nos ha enseñado a valorarnos como seres humanos sin distinciones y a luchar por un país mejor.

No faltaron las voces solidarias de países latinoamericanos, como la del argentino Héctor Martínez, llegado de la comunidad indígena Toba, quien reconoce en Chávez al “líder respetado y admirado”, cuyos ideales “han cortado cadenas de discriminación en América Latina”.

La labor estatal y la designación del canciller centran la realidad venezolana

La presentación de la Memoria y Cuentas del Estado, la designación de Elías Jaua como canciller y la primera sesión extraordinaria del Consejo Federal de Gobierno del período 2013-2019 marcaron pautas en el panorama venezolano en las últimas semanas.

El vicepresidente ejecutivo Nicolás Maduro, conforme con lo establecido en la Constitución, fue el encargado de presentar a la Asamblea Nacional el informe sobre la gestión estatal correspondiente al 2012. Al entregar los documentos al presidente del parlamento Diosdado Cabello, Maduro enfatizó que el mandatario Hugo Chávez dio instrucciones de actuar como está previsto en la Carta Magna.

En ese sentido, afirmó que este es un acto “verdaderamente importante, simbólico, breve y significativo”, que nosotros estamos cumpliendo en su nombre. Con ello se dio cumplimiento al artículo 237 donde se plantea que la presentación del informe sobre aspectos políticos, sociales y económicos de la gestión del año anterior debía realizarse en los primeros 10 días tras la instalación del parlamento.

Durante el acto, Maduro dio a conocer al mundo que el jefe de Estado venezolano “acababa de designar ministro de Relaciones Exteriores al compañero Elías Jaua Milano y además vicepresidente político de Gobierno”. “Asumo esta responsabilidad como todas las tareas revolucionarias que he asumido por nuestro pueblo y en nombre del presidente Chávez: con firmeza, conciencia y honestidad”, dijo Jaua al saber de su nombramiento.

Por otra parte, Maduro también fue el encargado de presidir la primera sesión extraordinaria del Consejo Federal de Gobierno correspondiente al periodo de gestión 2013-2019. A la misma, asistieron miembros del gabinete y los 23 gobernadores electos el 16 de diciembre, entre ellos los tres opositores (de las entidades Miranda, Amazonas y Lara).

De acuerdo con fuentes oficiales, el Consejo Federal de Gobierno de Venezuela entregó en 2012 recursos por 17.690 millones de bolívares (4.100 millones de dólares), con vista a apoyar a estados y municipios. El ministro de Petróleo y Minería Rafael Ramírez indicó que esos fondos permitieron la atención a un total de 21.580 proyectos ejecutados por las diversas instancias. Además, para el 2013 los fondos avalados ascienden a 21.278 millones de bolívares (4.948 millones de dólares).

* Corresponsal de Prensa Latina en Venezuela.