Beijing (PL).- Las ciudades chinas de Beijing, Jiangsu, Shanghai, Zhejiang y Guangdong cuentan con unas 100 mil familias adineradas, una categoría determinada por la posesión de propiedades valoradas en al menos 5,6 millones de yuanes equivalentes a unos 900 mil dólares, según un estudio realizado por un grupo de consultoría radicado en Boston, Estados Unidos, y el Banco de la Construcción de China.

De acuerdo con el reporte sobre el comportamiento de las riquezas en 2012, en esas cinco localidades de la costa oriental vive el 40% de las personas más acaudaladas de China. En Beijing una de cada 200 familias pertenece al grupo privilegiado, aunque en otras regiones del interior del país se nota un rápido aumento del número de ricos.

China mantuvo una política monetaria prudente y una política fiscal proactiva en 2012, el segundo año del plan quinquenal 2011-15. El primer ministro Wen Jibao defendió las medidas económicas adoptadas hace cuatro años en el marco del proceso de privatización de la economía.

La agencia oficial Xinhua recordó que China abrió varios sectores estatales a la inversión privada para incrementar la eficiencia de la economía, entre ellos el transporte y las finanzas. En la actualidad, los negocios particulares y las empresas privadas contribuyen al 60% del Producto Interno Bruto y 50% de la recaudación de impuestos, informó la Administración Estatal para la Industria y el Comercio.

El sector privado creció sostenidamente en años recientes y a fines de septiembre de 2012 los negocios individuales alcanzaron los 29,8 millones, mientras que las empresas privadas superaron los 10,6 millones. Ambos sectores emplean a más del 80% de los trabajadores en áreas urbanas y tienen en su haber el 90% de los nuevos puestos laborales creados a nivel nacional. En términos de capital, los negocios en manos privadas aumentaron en 155% desde 2007 y los de las empresas no estatales escalaron 217% en igual período.

De enero a octubre de 2012, los beneficios de las empresas privadas chinas aumentaron 17%, mientras que las empresas estatales y de capital extranjero tuvieron en ese mismo período una caída de beneficios respectiva de 9,2%, informó el Buró Nacional de Estadísticas (BNE) de China. Los ingresos industriales totales de esas empresas alcanzaron unos 11.600 millones de dólares, 10,3% más que igual período de 2011. Las empresas con ingresos anuales que superan los tres millones 180 mil dólares crecieron 20,5% en ganancias en octubre de 2012.

China profundizará en 2013 la reformas de su sistema económico, mantendrá una prudente política monetaria, controlará el mercado de bienes raíces y protegerá los intereses de los inversionistas extranjeros. Las autoridades prevén expandir la demanda interna y de esa forma crear una importante fuerza motriz para el avance sostenido y sano de la economía.

La ampliación del consumo interno de más mil 300 millones de habitantes es esencial en los esfuerzos de China para eliminar su dependencia de las exportaciones, ya que sus principales socios comerciales (Unión Europea y Estados Unidos) sufren una crisis de endeudamiento. Entre las medidas para elevar la demanda interna se consideran brindar atención especial a la urbanización, fortalecer las redes de seguridad social, construir más viviendas para personas de bajos ingresos y remodelar las zonas deterioradas.

*****

Actualización 23 de enero: La clase media china consume más artículos de lujo

Una empresa especializada en encuestas reveló la creciente tendencia de integrantes de la clase media china a viajar al extranjero para adquirir productos de lujo originales, una cifra que creció a 71% en 2012, comparado con el 53% de 2008. La entidad entrevistó a residentes en China de clase acomodada y el 72% dijo que viajó el pasado año y adquirió productos de lujo, sobre todo cosméticos, relojes y bolsos de señora, al parecer los más populares.

The Global Reach of China Luxury tomó en cuenta la opinión de 1.200 chinos de 24 ciudades, de 20 a 44 años, e ingresos mínimos de unos 1.200 dólares mensuales en ciudades de nivel y unos 870 dólares en el resto. Los consumidores chinos identifican lugares con productos particulares, así que en Suiza buscan relojes y en Francia cosméticos y perfumes. Entre los chinos se eleva el reconocimiento de las marcas principales del mundo, 59 en 2012, comparadas con 45 en 2010.

El fabricante alemán de autos deportivos de alta gama Porsche confirmó un récord de ventas en China el año pasado. De 141.075 los vehículos comercializados en 2012, 18,7% más que en 2011, en Asia se vendieron 50.376 unidades, y más de 30 mil solo en China.