En atención a una serie de comentarios que surgen y hasta acusaciones difamantes contra mi persona, le solicito con mucho respeto con espíritu constructivo me reciba en audiencia para informarle de primera fuente la gestión de la Cámara de Diputados y los temas de vital importancia para el país.

Compañero Presidente Evo Morales Ayma: Berthold Brecht decía: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.

Pienso en las luchas y me enlisto en la batalla de toda la vida, de todos los tiempos, sin época y sin cuartel, en una lucha que recogía y recoge las banderas de los caídos en defensa de los débiles, de los oprimidos, de los más desventajados. Una bandera que otrora portaron Tupac Katari, Pablo Zarate Willka, Tristan Maroff, Franz Tamayo, Luis Espinal, Marcelo Quiroga Santa Cruz; una bandera que portaron Bartolina Sisa, Gregoria Apaza, Micaela Bastidas, Juana Azurduy, Adela Zamudio, Domitila Chungara, hombres y mujeres que se sacrificaron por la palabra libertad en el tiempo y en la historia, una bandera pintada con la tesis de Pulacayo en cada whipala y promoviendo el sindicalismo, defendiendo a los obreros, dándoles tierras a los campesinos, minas a los mineros, reivindicando a los indígenas, promoviendo a las mujeres, protegiendo a los niños y a los ancianos, liberando pueblos y naciones.

Haciendo patria, sembrando vida donde quiera que fuese, transformando Bolivia.

En esa lucha me he enfrascado con la convicción, la honestidad, la consecuencia y la obstinación necesarias para enarbolar las banderas de la justicia y la libertad en el tiempo y la historia.

En ese camino esta gestión desempeñé la función de Presidenta de la Cámara de Diputados (as) cumpliendo la voluntad expresada en el voto de nuestra Bancada y la importante aprobación de su persona en su calidad de Jefe de nuestra fuerza política. Si bien, nunca me inscribí oficialmente al instrumento político del Movimiento Al Socialismo-IPSP, como muchos que nos acompañan en el proceso, desde el momento de su invitación el año 2005, fui y sigo siendo una fiel militante ideológica-política del MASIPSP, y de la Revolución Democrática y Cultural. Mi mayor aprendizaje político fue la Asamblea Constituyente, en la que primero cumplí la tarea de Presidenta de la Comisión Ad Hoc de la Asamblea Constituyente y luego Presidenta de la Comisión de Justicia.

Cumplí el mandato del pueblo y del proyecto político que ahora se expresa en la nueva Constitución Política del Estado, cuya aplicación se encuentra en pleno proceso de implementación.

Señor Presidente, la Asamblea Constituyente fue para mí el espacio político más importante, porque a partir de ese sustancioso debate ideológico, en el que aprendí de todos los hermanos y hermanas constituyentes, diseñamos un nuevo Estado Plurinacional, y una visión de país inclusiva, igualitaria y con justicia social, aun arriesgando nuestras vidas. Por ese motivo, sea esta la oportunidad, compañero Presidente, para agradecer a su persona, esa gran posibilidad de participación política que me otorgó, debido a que toda mi vida tuve la firme convicción de luchar contra la injusticia, por la defensa de los derechos humanos; desde la niñez, luego en mi vida profesional y los cargos que me han tocado desempeñar y que, posteriormente, pude canalizar desde el año 2006 en todos los espacios políticos que me tocó desempeñar, en nuestro proceso de cambio.

Como Diputada me he desempeñado con la misma convicción ideológica-política asumiendo la Presidencia del Parlamento Andino y de la Cámara de Diputados, siempre con lealtad, respeto, esfuerzo y cariño por todo lo que hacemos a favor de los sectores menos favorecidos.

Desde la Presidencia he obrado en estricto apego a la Constitución Política del Estado, la justicia y la sana razón, respetando el consenso de nuestra Bancada, en coordinación con las organizaciones sociales, la estructura orgánica del instrumento político y el Órgano Ejecutivo.

En el andar de la lucha de mis hermanas de las organizaciones sociales he buscado lo mejor para las bolivianas y los bolivianos, para ser digna representante del pueblo, respondiendo a su confianza.

Permítame, compañero Presidente, manifestarle que usted ha conseguido un lugar en la historia gracias a su coraje, su verdad, perseverancia en una lucha ideológica que no puede debilitarse por una serie de temas y circunstancias que pretenden afectar nuestro proceso de cambio. En ese sentido, el expresar mis opiniones, en determinados momentos, al finalizar mi gestión, tuvieron la intención de cuidar sus espaldas y cuidar nuestra Revolución Democrática y Cultural junto a una profunda Revolución Moral, en el ámbito, esencialmente, judicial.

Sin embargo, en atención a una serie de comentarios que surgen y hasta acusaciones difamantes contra mi persona, le solicito con mucho respeto con espíritu constructivo, me reciba en audiencia, para informarle de primera fuente la gestión de la Cámara de Diputados y los temas de vital importancia para el país.

Sin otro particular, deseándole un próspero año 2013, con mayores éxitos en beneficio de nuestro pueblo boliviano, saludo a usted con las expresiones de mayor respeto.

* Presidenta de la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional.