Asunción, (PL).- La ocupación de 300 kilos de cocaína, una avioneta y una lancha en una hacienda propiedad de un general retirado del Ejército que apoya al candidato presidencial Horacio Cartes revivió acusaciones contra ese político.

Las imputaciones vinieron de parte de Rafael Filizzola, candidato a vicepresidente de la República en las próximas elecciones por el Partido Liberal Radical Auténtico, quien aseguró que la narcopolítica está cada vez más presente en el país.

El accionar policíal en la hacienda del general Carlos Maggui, cuyo hijo aspira a diputado por el partido Colorado que postuló a Cartes como candidato presidencial, hizo que Filizzola recordara otras ocupaciones de cargamentos de drogas en estancias pertenecientes a Cartes.

En la operación, cuatro personas fueron detenidas y otras cuatro lograron escapar, una de ellas herida, después de un intercambio de disparos con los agentes policiales, según el parte oficial.

En sus declaraciones, Filizzolla apuntó que cuesta bastante creer en las coincidencias en un país donde la narcopolítica es una realidad cada vez más preocupante, por lo cual suman y siguen los indicios de su vigencia en Paraguay.

Luis Rojas, jefe de operaciones de la Secretaria Nacional Antidrogas paraguaya, reveló que se logró interceptar la avioneta en terrenos de la propiedad de Maggi, momento en el cual se registró un intercambio de disparos con los narcotraficantes.

Según informaciones recabadas por la Secretaría, la droga debíó ser descargada en la pista clandestina para su traslado en lancha, a través del río Aguaray, hasta un determinado punto desde donde lo llevarían vía terrestre hacia la ciudad de Pedro Juan Caballero.

Filizzola agregó que el lugar es estratégico para el tráfico aéreo y fluvial de estupefacientes y con sus nada disimuladas acusaciones se unió a los señalamientos que distintos partidos políticos hicieron contra Cartes, un acaudalado empresario aspirante a ocupar la presidencia de la nación.