Caracas, AVN.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó este sábado sobre la presencia de la Central de Inteligencia Americana (CIA) en América Latina, particularmente en el contexto de las próximas elecciones generales en su país, que se desarrollarán el 17 de febrero.

El Mandatario, que desde el 2 de enero tiene una licencia de 30 días para participar en la campaña electoral, se refirió a las recientes denuncias realizadas por el periodista chileno Patricio Mery.

El comunicador reveló los planes de la central de inteligencia estadounidense para atentar contra el Jefe de Estado ecuatoriano, reseñó el diario El Ciudadano.

En declaraciones a periodistas en Milagro, en la provincia de Guayas, Correa señaló que este tipo de denuncias no pueden ser rechazadas, ya que “son cosas creíbles, porque ya ha sucedido en América Latina”.

El presidente y candidato del movimiento Alianza País (AP) explicó que tras la derrota electoral de los grupos de derecha en Venezuela en las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre, “tenemos claro que vamos a enfrentar una campaña durísima”.

Por esta razón, “no excluimos cualquier probabilidad porque saben que no nos van a vencer en las urnas”, aseveró.

Correa no excluyó algún intento de desestabilización que puede llegar a agresiones a nivel físico en su contra.

Se manifestó confiado por las declaraciones del embajador estadounidense en Ecuador, Adan Namm, quien indicó que el Gobierno de Barack Obama nunca se involucraría en el proceso electoral del país.

Igualmente, Correa advirtió que organismos como la CIA “tienen agenda propia, que ni se entera el Presidente”, además de mantener “vínculos con grupos de extrema derecha en los países donde operan”.

Hace tres meses, el periodista Patricio Mery denunció que la Central de Inteligencia Americana tiene un plan para desestabilizar al Presidente ecuatoriano.

Recientemente, el comunicador remarcó que la CIA ha destinado 88 millones de dólares para financiar una campaña contra Correa y su Gobierno.

Según Mery, los ataques contra el Mandatario ecuatoriano se deben, principalmente, por haber cerrado la base militar estadounidense que se encontraba en Manta y por otorgar asilo diplomático al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Estos dos hechos “transforman al presidente Correa en un objetivo estratégico y militar de la CIA”, afirmó el periodista chileno.