Caracas (PL).- Los comicios regionales en Venezuela, segunda etapa de un calendario iniciado con las elecciones presidenciales del 7 de octubre, dejaron como saldo un panorama político que fortalece el proyecto socialista en el país. Con un abstencionismo cercano al 46% -fenómeno que por lo general golpea a elecciones en el ámbito regional-, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados lograron 20 de las 23 gobernaciones en disputa.

Bajo los llamados de unidad lanzados por el presidente Hugo Chávez, el Gran Polo Patriótico recuperó para su terreno entidades de primera línea como Zulia, considerada la más relevante por su potencial económico y demográfico en el país. También Táchira -estado fronterizo con Colombia-, Nueva Esparta (reconocido por su potencial turístico), el polo industrial de Carabobo y Monagas. Además, quedaron en el campo socialista Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Delta Amacuro, Cojedes, Trujillo, Vargas, Yaracuy, Falcón, Guárico, Mérida, Portuguesa y Sucre.

Para la oposición fueron tres entidades, pues el Consejo Nacional Electoral (CNE) reportó el triunfo de Liborio Guarulla sobre Nicia Maldonado, del PSUV y el Gran Polo Patriótico. Además, en Miranda se impuso el opositor Henrique Capriles con el 50,35%, frente al 46,13% para el aspirante socialista Elías Jaua. En Lara el aspirante del PSUV Luis Reyes alcanzó el 41,9% de los votos emitidos, contra el 54,35% de su adversario Henri Falcón. Sin embargo, los consejos legislativos de Lara y Miranda quedaron con mayoría del Gran Polo Patriótico.

Los datos del CNE dan cuenta también que a favor del PSUV y sus aliados quedaron 186 cargos de diputados a esas instancias. Mientras, para la oposición fueron 51, con una correlación favorable solo en el estado Amazonas, donde la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tendrá cuatro de los siete cargos disputados. Incluso, los consejos legislativos de Lara y Miranda quedaron con mayoría del Gran Polo Patriótico.

De hecho, el PSUV fue el más votado en los comicios regionales con 49,62% del sufragio emitido, en detrimento de fuerzas políticas adversarias del presidente Chávez como Primero Justicia, que fue la segunda organización más votada, con el 8,4% de promedio nacional y Acción Democrática con el 6,11%.

Para los analistas, la oposición venezolana realizó una lectura equivocada de los resultados en los comicios regionales, al obviar el sólido resultado a favor de los socialistas y sus aliados. Esta realidad forzará análisis y discusiones entre los partidos de la derecha, si no quieren quedar anulados por la derrota, opinó el integrante de la dirección del PSUV Rodolfo Sanz, al considerar que la victoria de la revolución “sepultó a la oposición”.

Las cifras apuntan a pronósticos que podrían ser aún más pesimistas para la derecha, pues el PSUV y el Gran Polo Patriótico alcanzaron la mayoría de votos en 298 municipios, lo cual equivale al 89% de las jurisdicciones. Por centros de votación, triunfaron en 10.197 colegios, para el 79% de la cantidad total de entidades de ese tipo activadas en los comicios regionales.

Los analistas determinaron de esa forma que de cada 10 centros de votación, el PSUV y las fuerzas que lo apoyan triunfaron en ocho. En los últimos 12 años, la tendencia a favor de las fuerzas que apoyan al Jefe de Estado es positiva, pues en 2000 la mayoría de votos se concentraba solo en 80 municipios, cantidad que pasó a 163 en las elecciones de 2004. Ya en 2008 alcanzó 263 jurisdicciones, para sumar ahora 35 más y situarse en la cota obtenida el 16 de diciembre último.

Como contraparte, la oposición concentró su predominio en las capitales de los estados Amazonas, Aragua, Bolívar, Barinas, Falcón, Lara, Nueva Esparta, Mérida, Táchira y Zulia. Sin dudas, ese comportamiento resulta preocupante para las organizaciones opositoras, tomando en cuenta que el cronograma electoral cierra con las elecciones de alcaldes en una fecha aún por definir en 2013

Ante los cambios en el mapa político venezolano, la oposición debe revisar su estrategia, pues fuerzas históricas como Acción Democrática (AD) y Copei sólo lograron atraer 497.291 y 235.231 electores, respectivamente. Para el analista político Farith Fraija, “cualquier organización luego de los resultados obtenidos en las regionales debería renunciar y abrirle paso a una renovación de los liderazgos”.

Chávez agradece al pueblo por la victoria

El presidente Hugo Chávez agradeció al pueblo venezolano por la victoria obtenida durante las elecciones regionales del pasado domingo, informó el Vicepresidente Ejecutivo Nicolás Maduro. Durante la juramentación del nuevo gobernador de Guárico Ramón Rodríguez Chacín, transmitida por Venezolana de Televisión, Maduro dijo: Me informan que a Chávez se le dio el reporte de la victoria del domingo pasado y ha expresado una gran felicidad y un agradecimiento profundo a todo el pueblo. Ese baño de amor, ese regalo de amor que nuestro pueblo le dio al comandante llegó completico, agregó.

“Ustedes rompieron récord de votos, hay que verle la cara a lo que es ganar en cualquier lugar del mundo, en cualquier elección, con el 74,7% de los votos”, destacó el Vicepresidente Ejecutivo y llamó a los ciudadanos identificados con la oposición a “evaluar la conducta irresponsable de sus líderes, que los culpan a ustedes, a sus propios seguidores, de la derrota electoral que sufrieron el 16 de diciembre. Ellos (dirigentes de la derecha) dicen que perdieron por la abstención. Perdieron porque están equivocados, porque deben revisar su visión sobre el país”.

El gobernador Rodríguez ratificó que su objetivo “es la mayor suma de felicidad y de estabilidad política para hacer irreversible el socialismo chavista del siglo XXI y eso se va a hacer con el pueblo”. Resaltó que “en Venezuela hay patria, un proyecto político y un pueblo que avanza cada vez más en su organización, en su conciencia”.

Por su parte, el gobernador de Zulia Francisco Arias prometió “trabajar en la construcción del Zulia de igualdad, de paz, de progreso y socialista”. En tanto, la presidenta del Parlamento de Zulia Magdelis Valbuena destacó cómo con Arias se inicia en el estado una nueva etapa del proceso de cambio democrático que opera en el país, liderado por Chávez.

2012, año de intensa vida política en Venezuela

La vida política de Venezuela fue particularmente intensa en 2012, año en que sobresalieron la reelección del mandatario Hugo Chávez para el período 2013-2019, y la victoria de los socialistas en los comicios regionales. Más de ocho millones 136 mil venezolanos votaron a favor de la continuidad del proceso de transformaciones sociales y de la construcción de una sociedad socialista impulsada por el Jefe de Estado. (1)

Las elecciones presidenciales del 7 de octubre destacaron por la participación del 81% de los votantes, cifra considerada récord en el área. Por su parte, los resultados de los comicios regionales del 16 de diciembre fueron reflejo del liderazgo de Chávez y del prestigio que el PSUV ha alcanzado en la población.

Ello favorece, además, la ejecución del Plan Socialista de la Nación, propuesto por el mandatario para ser ejecutado en el período 2013-2019. Este programa persigue cinco objetivos fundamentales: defender y consolidar la independencia, continuar construyendo el socialismo del siglo XXI y convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, económico y político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe. (2)

Además, va dirigido a contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar, y a preservar la vida en el planeta y salvar a la especie humana.

La nación sudamericana, Latinoamérica y el Caribe, y el mundo entero, siguen de cerca la recuperación de la salud del dignatario venezolano. El Jefe de Estado fue sometido a una nueva intervención quirúrgica en Cuba el pasado 11 de diciembre, ante la aparición de células cancerígenas en la misma zona de operaciones anteriores.

Antes de partir hacia La Habana, el mandatario habló al pueblo desde el Palacio de Miraflores para explicarle la situación y pedir unidad a fin de enfrentar y superar con éxito las batallas futuras. En este contexto se realizaron los comicios regionales del 16 de diciembre, cuyos resultados demostraron que el pueblo venezolano es receptivo al llamado de su líder, cierra filas junto a él y apuesta por la continuidad del proceso de transformaciones impulsado por Chávez desde 1998.

En el contexto internacional, el país sudamericano sobresalió por sus éxitos y reconocimientos, fruto de 14 años de batalla en el ámbito de los derechos humanos, la solidaridad, la hermandad y cooperación entre los pueblos, y por la unidad de Latinoamérica y el Caribe. El 11 de junio el venezolano Alí Rodríguez Araque asumió la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), de manos de la colombiana María Emma Mejía.

Planteó como ejes de su gestión la materialización de los principios de identidad y ciudadanía, e identificó a la pobreza como el principal problema de Suramérica. Asimismo, instó a trazar una estrategia para definir el óptimo aprovechamiento de los recursos naturales. A manera de ejemplo, recordó la experiencia en Venezuela, donde a través de la riqueza petrolera y de otros recursos se han invertido más de 500 mil millones de dólares para atender las necesidades de la población, sobre todo atacar el principal problema, el de la vivienda.

El 1 de julio, en Brasil, Venezuela se incorporó oficialmente al Mercado Común del Sur (Mercosur) y se convirtió así en el primer país admitido en el bloque regional tras su creación en 1991 por los entonces mandatarios de Argentina, Brasil, Paraguay (suspendido ahora) y Uruguay. Este hecho fortalece la integración en esta parte del mundo e impulsa al bloque geopolítico “como una onda expansiva” que ahora va desde La Patagonia hasta el Caribe, subrayó Chávez.

La entrada al bloque, reiteró, “nos ubica en nuestra exacta dimensión geográfica, en nuestra exacta perspectiva histórica”, pues antes, dijo, “éramos patio trasero de Estados Unidos, ahora somos cabeza del Mercosur”. El mandatario enfatizó que los resultados de la adhesión se verán a mediano y largo plazos, y esto se complementa con uno de los objetivos de la estrategia nacional de desarrollo: convertir al país en potencia.

A juicio del presidente venezolano, al Mercosur también le hacía falta la incorporación de Venezuela. Esta nación, aseveró, aporta fortalezas políticas, sociales, energéticas, la mayor reserva de petróleo del mundo y una de las más grandes de gas, hierro y bauxita, además del desarrollo de la industria petroquímica y de extensas hectáreas de tierra para producir alimentos.

En reconocimiento a la labor de Venezuela dentro del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), el 31 de agosto esta nación fue escogida sede de la XVII Cumbre de jefes de Estado y de gobierno para el 2015. La decisión incorpora a Venezuela “a la conducción del MNOAL durante los próximos nueve años: ahora como organizadores de la próxima cumbre, del 2015 en adelante como presidente de este movimiento y luego como parte de la troika hasta el año 2021”, explicó el vicepresidente Ejecutivo Nicolás Maduro.

La cumbre de 2015 seguro “ya encontrará un mundo en unas nuevas condiciones”, con los 120 países miembros del movimiento más cohesionados y avanzando en la construcción de “este mundo pluripolar, multicéntrico, sin hegemonía de ningún imperio”, aseveró el también canciller de la República.

Venezuela fue escogida este año para formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante el período 2013-2016. En la reunión de la Asamblea General de la ONU celebrada en noviembre, la nación suramericana obtuvo 154 votos de los 194 posibles, correspondientes a los países que integran el organismo internacional.

El representante permanente de Venezuela ante la ONU, embajador Jorge Valero, destacó que esta elección constituye un reconocimiento a los logros en materia de derechos humanos, específicamente en la política social, y a la importancia que da el gobierno al tema, tanto en el plano nacional como internacional. Esto demuestra, subrayó, “que hay un gran reconocimiento a los éxitos que Venezuela ha tenido en el ejercicio y disfrute de los derechos humanos (…) y a la política de integración social que ha permitido cumplir con las Metas del Milenio”, destacó Valero.

Notas:

1. Los programas sociales implementados por el gobierno venezolano para erradicar la pobreza han beneficiado hasta el momento a cerca de un millón de personas. La Gran Misión en Amor Mayor, creada para atender a los adultos mayores que no recibían pensiones y se encontraban en abandono, favoreció durante este año a 516.126 personas, informó la vicepresidenta para el Área Social Yadira Córdova. En el caso de misión Hijos de Venezuela, otro de los programas establecidos para luchar contra la pobreza pero en este caso para proteger a los niños, adolescentes, adultas embarazadas y personas con diversidad funcional, fueron registrados 613.407 ciudadanos.

2. La economía venezolana, en un entorno de sólida expansión, tiene como elemento característico el crecimiento sostenido acompañado de políticas dirigidas a la inclusión social, con beneficios para amplios sectores de la población. El asesor del Banco Central de Venezuela (BCV) Julio Viloria destacó un avance del 5,2% en el Producto Interno Bruto (PIB) durante el tercer trimestre de 2012, a pesar de un escenario internacional adverso. Recordó que la construcción de al menos 200 mil viviendas sirve de detonante a la expansión de otras ramas industriales, entre ellas la fabricación de materiales como cabillas, cemento, pinturas y áridos, unido al componente energético de la actividad. También reconoció la evolución positiva de los servicios generales del gobierno, donde se incluyen temas claves como la educación, salud y seguridad social. Ese sector tiene ya 39 trimestres consecutivos de crecimiento, incluso en periodos de severas dificultades el gobierno mantuvo la atención sobre el mismo, dijo. También ha crecido el ámbito de la economía financiera, donde los bancos por lo general aportan capital cuando tienen la opción de recuperarlo. La economía venezolana, indicó, tiene un impacto público que oscila entre 34 y 35%, y el resto corresponde a la actividad privada.

Respecto a la inflación, Viloria consideró que se impone la necesidad de acoplar las velocidades de incremento de la oferta y la demanda, para así responder de manera eficiente a las necesidades de la población. No obstante, hay resultados pues al cierre de octubre quedamos en 17,9%, unos 10 puntos menos que el balance de similar lapso de 2011.

* Corresponsales de Prensa Latina en Venezuela.