Ex funcionarios del Ministerio de Educación arman un sindicato docente paralelo en El Alto

Vetados dirigentes trotskistas en el Segundo Encuentro Educativo

Redacción Bolpress

diciembre 18, 2012Publicado el: 5 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El Presidente Evo Morales inauguró ayer el Segundo Encuentro Educativo del Estado Plurinacional con la finalidad de definir tareas para la aplicación de la nueva malla curricular educativa a partir de 2013. Evo y el ministro de Educación Roberto Aguilar resaltaron que Estado ya no impone nada en materia educativa y escucha las opiniones de todos, incluso de los sectores sociales que se oponen a la Ley 070. Resulta que los únicos opositores, los dirigentes trotskistas, tienen prohibido el ingreso al evento gobiernista.

En el Segundo Encuentro Pedagógico Plurinacional que sesiona en La Paz, más de 900 delegados de todo el país ultiman detalles para la aplicación del nuevo currículo en primero de primaria y primero de secundaria, inicialmente. Maestros, estudiantes, padres de familia, organizaciones indígenas, Fuerzas Armadas, Policía, universidades públicas y privadas, alcaldías, gobernaciones, medios de comunicación y todos los sectores de la sociedad contribuyen con propuestas para “tener todo listo para el uno de enero”, dijo el ministro Aguilar.

En la inauguración del evento, Morales reconoció que desconoce problemas educativos, pero consideró que la educación debe cumplir la finalidad de descolonizar el país, y que se está recorriendo ese proceso en la medida en que se rescatan los saberes y conocimientos ancestrales que han sido ignorados durante la colonia y la república.

El Presidente comentó que otro de los aspectos importantes de la descolonización es la formación técnica, porque así Bolivia dejará de depender “de los técnicos extranjeros”. Lamentó que las universidades públicas no cumplan con esa tarea, razón por la cual, dice, “muchos padres de familia prefieren enviar a sus hijos a la universidad privada”.

Tanto Evo Morales como el Ministro de Educación destacaron que la novedad es que el Estado ya no impone nada en materia educativa, y todo lo que hace es alimentarse de las múltiples opiniones de los sectores sociales; por eso su evento se denomina “apthapi o tapeque porque recupera los ricos aportes de la gente”.

Días antes el Ministro de Educación criticó la posición de los dirigentes del magisterio que rechazan la reforma educativa del MAS, entre ellos el secretario de Relaciones de la Federación del Magisterio Urbano de La Paz José Luis Álvarez y otros líderes trotskistas que consideran que la Ley “Siñani-Pérez” “está condenada a fracasar y a profundizar la crisis de la educación debido a su concepción subjetivista, anticientífica y retrograda”.

Aguilar reconoció que tienen derecho a oponerse a la reforma educativa, “pero están obligados a plantear una alternativa”; por eso “si no asisten, los que se dañan son ellos…”. Sin embargo, los operadores del gobierno que controlan la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) se niega a acreditar y prohiben el ingreso a los representantes trotskistas.

“En la práctica, maniobraron para impedir a los sectores críticos participar en el debate, y cerraron el paso a los únicos que durante años hemos planteado una crítica a los fundamentos de la malla curricular y a la misma estructura de ese documento”, denunció el secretario ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba Miguel Lora, privado de ingresar al encuentro.

Lora aseguró que “el operador más obsecuente del gobierno, el estalinista Federico Pinaya”, ha apelado a un justificativo burdo para impedir el ingreso a la mayoría de los dirigentes trotskistas de Cochabamba y La Paz.

Pinaya vetó a Lora porque “no rindió cuentas hace 10 años cuando dirigió la Federación de Cochabamba” y porque tiene “sentencia ejecutoriada” en un proceso sindical. El dirigente vetado demostró con documentos que si presentó informe con respaldo de auditoría externa, y que el tribunal sindical del magisterio urbano repuso todos sus derechos sindicales.

Años atrás, Lora difundió documentación que evidencia que Pinaya “es un tipo de dudosa personalidad porque usa varios apellidos”; y por ello fue acusado de “calumnia” y sancionado con la privación de sus derechos sindicales por cuatro años. Lora ya cumplió su pena hace tres años y el tribunal que lo sancionó le repuso sus derechos. Ahora el líder trotskista prepara un proceso sindical contra Pinaya ante el tribunal de disciplina con sede en Sucre, con la finalidad “desenmascarar a ese tribunal servil al oficialismo”.

Por otro lado, Lora aseguro que el gobierno está desesperado de mantener el control de la Confederación del sector y no duda en dividir al sector más combativo de los maestros bolivianos, que es la Federación de La Paz. Se supo que ex funcionarios del Ministerio de Educación estarían en afanes de hacer aparecer una Federación de maestros de El Alto paralela, para luego presentarse en el Congreso ordinario del sector programado para el 28 de enero en alguna provincia del oriente, dando la impresión de que el magisterio paceño estuviera dividido.

El dirigente cochabambino asegura que esa maniobra será rechazada por las bases porque el oficialismo no tiene ninguín predicamento en el seno del magisterio boliviano y paceño.

Atrás